h1

Vibran mis oídos (y mis ojos)

noviembre 1, 2014

Conforme voy navegando la red me voy encontrando cosas curiosas y, por falta de tiempo, las voy acumulando hasta que un día me siento y me empapo de una especie de, llamémosle “golosinas virtuales”. Desde hace días tengo abierto un link sobre las sorpresivas matemáticas detrás de la famosa obra “Noche estrellada” de Van Gogh y me llamó la atención pues tengo un especial cariño por este gigante de la historia del arte.

Mi admiración por el ‘viejo V’ inició en la uni, cuando mi profesora (y ahora jefa) María Antonieta Urquiza me lo asignó como tema de explicación en clases. Allí me di cuenta no sólo de lo magnifica que es su obra, sino de que compartíamos día de cumpleaños y así creé un vínculo que no me surgió con ningún otro artista. Van Gogh era mi hombre.

Cuando en el 2007, ya concluidos mis estudios, viajé a NYC hice la obligatoria parada en el MOMA y confieso haber llorado (con todo y hipíos) al encontrarme frente a los trazos de la noche estrellada. Me sentía estúpida, estaba allí llorando cántaros, frente a un objeto inanimado, pero fue tal mi emoción que mandé a la porra mi pudor y me dejé sentir, total ¿para qué están hechos los museos sino para conservar las obras y facilitarnos el acceso directo ese tipo de emociones?

Hoy, al ver este video, vibraron mis oídos como en aquella calurosa tarde de verano vibró la totalidad de mi ser. ¡Si es que la genialidad de Vincent es evidente! Pero encontrar pistas de cuan extraordinario era su pensamiento, de la agudeza de su percepción y de lo que puede que tal vez estuviera sucediendo dentro de las turbulencias de su cabeza sin dudas me alegró el día.

Siempre he sido amante de la educación menos convencional y fiel creyente de que cuando se mezclan ciencia y animación el aprendizaje aumenta exponencialmente. Este video es una muestra de ello, porque en pocos minutos descubrí que había un concepto poco comprendido que gira entorno al flujo de la turbulencia y a la dinámica de los fluidos. Y claro, me sentí un chininín más cerca del fascinante mundo de Vincent Van Gogh.

Que dichosos somos de vivir en una generación en el que el conocimiento es tan fácil y tan accesible…

h1

El día en que volé (literalmente)

octubre 12, 2014

Hoy volé por primera vez sin una carcaza metálica que me impidiera realmente sentir’ lo que estaba haciendo.

La oportunidad se me puso en bandeja de plata cuando fui invitada a conocer una nueva propuesta turística para la cuidad de Constanza y, dentro de las actividades presentadas estaba incluido el parapente. Los interesados en realizar este deporte superaban los cupos disponibles y hubo que recurrir al viejo recurso de la rifa. Para mi dicha, la suerte me sonrió y fui una de las ganadoras.

IMG-20141012-WA0004

Mi guía para la ocasión fue Aronis Sánchez, mejor conocido como “el pelotero“, quien no sólo tiene más de 14 años de experiencia en esta disciplina, sino que ha sido ganador en primer lugar al menos tres veces y ha competido tanto a nivel local como internacional.

Tras un ascenso primero en camioneta y luego en four wheels llegamos al punto de despegue y luego de tomar las respectivas medidas de seguridad llegó el momento esperado: la hora de volar.

20141012_115703

“Cuando te avise tu corres, luego sentirás que ya no tienes suelo donde pisar y te dejas caer sobre el asiento” fue la instrucción que me dio ‘el pelotero’, advirtiéndome que antes tendríamos que esperar a que llegara ‘el viento perfecto’.

“¡AHORA!” Gritó mientras elevaba lo que en segundos se convertiría en nuestras ‘alas’ y mientras yo intentaba correr sentía que había algo extraño. Aronis luego me confesó que tuvimos mucha suerte porque el viento ‘sopló’ tan fuerte que nos elevó ‘antes de tiempo’ y que como soy tan pequeña acabé luchando contra la insuperable fuerza natural que, prácticamente me obligo a despegar (sin absulutamente nada de glamour ni elegancia).

20141012_120625Todo pasó tan rápido que no tuve ni tiempo de tener miedo, en menos de 10 segundos estaba planeando en el aire y el hermoso valle de Constanza era como un rompecabezas gigante que se iba descubriendo mientras yo, literalmente, volaba. ¡YO ESTABA VOLANDO!

Debo confesar que el parapente es una de las más intensas emociones que he experimentado en mi vida y no, prometo que no exagero al hacer esta afirmación.

Aquel iluso sueño de la infancia se hacía realidad en una forma quasi indescriptible ¡Que extraordinaria sensación! ¡Cuantas emociones entrecruzadas! Adrenalina, fascinación, pánico, curiosidad…

¡Que pequeños e insignificantes somos y que hermoso es el mundo que tenemos a nuestros pies!

IMG_4930fxweb

Estoy inmensamente agradecida con el Clúster Turístico de Constanza, quien a través de mi estimada Teresa Reynoso Carbuccia y de Patricia Reinoso no sólo me extendieron la invitación, sino que me dieron el trato 1A al que ya me tienen acostumbrada.

Ya escribiré un artículo más detallado para Quemashago.com con la información de la experiencia, pero no podía quedarme con todo esto dentro porque fue tan emocionante la vivencia que tenía que ir ‘fresca del horno’ de mi cabeza a tus ojos.

20141012_104527_1

h1

Un 2014 viajao’ y bien vivío’

octubre 1, 2014

Dicen por ahí que aquellos que salen a caminar con una maleta justo al iniciar el nuevo año, tendrán viajes en su futuro.

Featured image En la madrugada del primero de enero opté por llevar a cabo esta tradición dominicana que me parecía tonta pero divertida, lo hice por bromear y bueno, realmente tras tres años de trabajo intenso y valía la pena ponerme como meta del año despertar mi espíritu aventurero, así que bajé con mis sobrinos, una maleta pequeña y caminé por la calle. Recuerdo que unos vecinos hasta nos señalaron y se rieron, fue algo gracioso, caminamos un poco y subimos nuevamente.

Ya tenía un viaje agendado en enero y al menos otros dos en febrero, pero a sólo de un mes de hacer hecho este ritual sin-sentido llegó a mi vida una oportunidad un tanto surreal: una colega periodista me pedía que le hiciera el favor de irme todo pago a cubrir una certificación turística a un destino local. Este primer viaje fue el trampolín que me abrió las puertas de un mundo que desconocía y que sólo veía en la tv: el de las ventajas de la comunicación turística.

Gracias a distintos factores (mis artículos y fotos en Quemashago.com, la integración con el grupo, la alineación de astros y la bendición de los dioses antiguos y modernos) las invitaciones continuaron y hoy que inicia el último trimestre del año puedo afirmar que NUNCA en mi vida he viajado tanto como en el 2014.

viajes-2014

Es fácil creer que exagero al hacer esta afirmación pero sin lugar a dudas estoy despidiendo la década de los veinte de la mejor forma y para los incrédulos creo que basta sólo con mirar la lista de los viajes que hice en cada mes:

Enero: Palmar de Ocoa, Azua *** Febrero: Palmar de Ocoa, Azua · La Vega · Jarabacoa · Contanza · Espaillat · Puerto Plata *** Marzo: Samaná · Bávaro · Bayahibe · Barahona *** Abril: Hato Mayor *** Mayo: Cabarete, Puerto Plata *** Junio: Salinas, Baní · Barahona · Pedernales · Anses-a-Pitres, Haití · Palmar de Ocoa, Azua *** Julio: Barahona *** Agosto: Monte Plata *** Septiembre: Santiago · Elías Piña · Dajabón · Montecristi · Puerto Plata · Barahona

Me pregunto que tendrán para mi los próximos tres meses… El panorama es más que alentador y sin dudas aquello salir con la maleta se convertirá en una tradición inquebrantable. Algunos le llamarán conducta supersticiosa, otros visualización de metas, para mi es sólo una forma divertida de iniciar el nuevo año con objetivos claros y prioridades sobre lo que deseo.

En el 2014 he sido feliz descubriendo, comunicando, creando vínculos con personas, organizaciones y lugares. Cada viaje ha traído aprendizajes, cambios y experiencias que sin dudas van aportando a mi vida tanto personal como profesional. Amo viajar, amo conocer y amo poder ver hacia atrás con una sonrisa y decir, ¡que dicha la mía!

Y tu, ¿cómo recibes el último cuarto del 2014?¿Ya estás ready para ponerle punto final a este año? ¡Aún tienes tiempo de hacerlo digno para el recuerdo!

h1

Utopías nómadas

mayo 18, 2014

Así como es difícil perderse cuando la identidad la asumes por dentro, es fácil pendular cuando las raíces no te atan.

Entonces descubres que flotas, como quien es etéreo, aceptas tu alma nómada y más que buscar el norte buscas la aventura. No puedes sentarte a esperar a que te pase la vida sin antes jugar a soñarte cambiando. Caminas cual crío travieso sobre rutas ‘sin sentido’ que terminan llevandote justo a donde hubieras querido llegar si te lo hubieras propuesto.

Sonríes y sigues andando pues aunque no tienes de idea del destino, cuentas con la utópica ilusión de que siempre todo saldrá bien, ¡por que así será!

h1

Detestable recordatorio anual

mayo 5, 2014

Puedes extrañar a alguien con toda tu alma, puedes querer cambiar el pasado, puedes seguir con un inmenso dolor en tu interior, pero lo peor son esos horribles encontronazos con las fechas.

Para mi el 5 de mayo es un detestable recordatorio anual de que, independientemente de lo mucho que la pérdida de mi padre marcó mi existencia, la vida continuó tras su partida.

Hoy se cumple un año más en que mis adentros de visten de luto y mis sentimientos son mar bravo que, por momentos, se manifiesta en lágrimas que probablemente lloraré para siempre.

Hoy se cumple un año más sin el hombre de mi vida, aquel que me rompió el corazón al irse cuando yo recién cumplía la mayoría de edad. Soy lo que soy porque crecí ese día pero -insisto- daría prácticamente lo que fuera por tener su alegría de nuevo entre nosotros.

Siempre le extrañamos, siempre le pensamos, pero hoy la herida sangra como si fuera aquella traumática madrugada del 2003.

h1

Confesión HATER a propósito del cierre de Barra Payán

abril 23, 2014

UPDATE:
Me informan desde su equipo de relaciones públicas que el cierre no es por evasión de impuestos, sino por una multa y que el problema estará resuelto en un plazo máximo de 72h.

_____________________

Ha causado sensación la noticia (y foto) de que han cerrado la mítica Barra Payán por un tema con Impuestos Internos. Ante la algarabía causada en las redes sociales, yo quiero saber si todo aquel que está ofendido por que cerraron este clásico establecimiento capitaleño se da el viaje ‘a la candelá’ cada vez que se antoja de un ‘sandui y un jugo con Ca’…

¡CALMAOS! Ya pagarán o negociarán y estarán abiertos probablemente antes de que usted vuelva a pasar por allá para satisfacer el antojo de una embarazada, de una resaca o de la borrachera en proceso.

Además, sea quien sea, es bueno que se enseñe que hay que pagar los impuestos y que por más mítico, importante o reconocido que usted sea dentro de la memoria popular ¡la ley también le aplica!

Confieso que es una mala noticia que esté cerrado, porque realmente son sabrosos sus productos, pero sinceramente me parece genial la iniciativa de una instancia gubernamental de -por fin- ponerse a hacer su trabajo y yo si fuera ellos hubiera también iniciado por establecimientos/individuos de gran popularidad porque es la forma más económica de transmitir el mensaje.

Hoy todos aprendimos que los de Impuestos Internos se están buscando el moro y que no les importa ponerse a gran parte de la opinión pública en contra. Seguro que en menos de una semana se ‘esclarecen’ algunas cuentas de pícaros que llevan años haciéndose los chivos locos y que se han puesto en jaque.

Aplaudo este tipo de acciones porque creo que es el primer paso a ver si logramos tener un par de sangujielas menos chupándonos la vida. Ya está bueno de que los simples mortales del pueblo llano nos partamos la cabeza y hagamos malabares para bien-vivir/vivir/sobre-vivir/re-vivir.

Y si, pueden decir que hoy estoy hater, pero es que me da mucha rabia que porque el establecimiento en cuestión sea famoso se afee una conducta que de por si debería ser lo natural, lógico y establecido.

La justicia debería ser para todos y me horroriza lo mal que estamos como sociedad, lo cual queda en evidencia en el como nos hacemos eco por las razones equivocadas de situaciones como esta.

h1

Mi crisis de ignorancia

abril 17, 2014

Hay momentos en la vida en que uno se percata de su propia ignorancia y no puede más que sentirse pequeño/a e impotente…

A mi (y entiendo que a todo el mundo igual) me sucede generalmente mientras exploro o descubro nuevos temas ante los cuales no puedo más que ‘mirar al vacío’ y pensar ¡hay tanto que leer, conocer y estudiar que no me dará esta vida para poder con todo!

Me inundan sentimientos de culpa: “si hubiera hecho más caso en el colegio”, sentimientos de responsabilidad: “si hubiera continuado tales estudios”o “si no hubiera dejado de leer en aquella etapa…”, sentimientos de impotencia: “nunca podré saber lo suficiente”, sentimientos de inferioridad: “debería tener más cultura general”  y al final acabo sumergida en una quasi crisis y un pequeño ataque de pánico que enciende sobre mi el inmenso y luminoso rótulo de “IGNORANTE”.

Con el corazón a millón y el ego por el inframundo hago un esfuerzo por detener el proceso mental y emocional que me va paralizando. Es entonces cuando me surge una idea: oye pero, ¡al menos tengo conciencia de mi ignorancia, habrá quien ni se percate de que hay vida más allá de su campo de visión!

Llegan a mi la frase de “sólo sé que no sé nada” y la infinidad de voces que me han tildado de loca de remate cuando digo que no sólo quiero hacer un doctorado, sino terminar de aprender al menos dos o tres idiomas más y luego poder estudiar con calma y detenimiento cosas que me apasionen. ¿Te piensas pasar la vida estudiando? Me han sabido decir por ahí como pretendiendo hacerme sentir culpable al afirmarlo.

No han pasado ni 10 minutos de este torbellino nocturno para que acabe sonriendo, porque, además de mi ignoracia me pude percatar de otra cosa: si algo sembraron en mi mis padres y maestros fue la semilla de la duda y la sed del conocimiento.

¡Pasó la tormenta! Me siento agradecida, mi corazón vuelve a la calma, se queda la paz en mi rostro, me siento más tranquila y entonces, continúo descubriendo.

SI, lo sé, a estas alturas debes estar pensando que soy una dramática y que pienso de más pero ¿sabes qué? ¡Así es que suceden las cosas en mi cabeza!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 939 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: