h1

Desconectada

enero 1, 2010

Desconectada

Custodiada por cipreses y durmiendo entre las piedras la vida se ve diferente, lo necesario ya no es imprescindible, las penas ya no existen y quedo sólo yo pues soy la constante en la ecuación.

Entre árboles y pájaros, entre familias ajenas, alejada de lo cotidiano, de mi mundo, desconectada casi del todo, a solas con mi cámara, vieja amiga que había casi caído en el olvido. Ella y yo lo vemos todo y lo plasmamos en honor al presente que pronto será pasado, tiradas en una hamaca, bajo el cantar de las aves, bajo el silencio de la distancia, bajo las nubes grises, bajo el recuerdo de lo que fue, bajo mi propio ser.

Y nos entregamos al invierno, ese que apenas he vivido, ese extraño que estoy conociendo y aprendiendo a disfrutar, ese que hace que mi calor interno se multiplique para que el frío exterior se ponga en equilibrio.

A fin de cuentas estoy desconectada casi del todo y la tecnología –pan sagrado de cada día- ya no es necesaria porque me tengo a mí misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: