Flirteo cibernético

Aunque nuestra relación se basa en lo que nunca sucedió
aquí me encuentro en una especie de flirteo cibernético
haciendo promesas que no cumpliré a quien no espera que las cumpla.

Nos peleamos, nos deseamos,
hacemos planes para un futuro que ambos sabemos nunca existirá
y así somos, así nos queremos
llevamos años haciendo esto, disfrutándonos como fantasías,
como aquel fruto prohibido que sabes nunca probarás,
como aquel pecado carnal que siempre soñaste cometer
pero nunca tuviste la fuerza de realizar.

Recordamos una y otra vez ese encuentro,
único e inconcluso,
que desató toda esta relación,
que nos dejó atados y nos convirtió en cómplices.

Desde entonces somos lo que somos,
y desde aquel momento te sueño
y desde aquel momento me sueñas
mutuamente nos soñamos,
a sabiendas de que sólo existimos en lo onírico.

Pero si nos vemos en físico y abandonamos nuestra realidad virtual,
no somos los mismos,
porque lo nuestro existe sólo en código binario,
porque lo más divertido de esta relación afísica
es que nunca podrá ser materializada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .