h1

Amor perjudicial

febrero 5, 2010

En diferentes ocasiones he sentido que a quien realmente he amado no es más que a quien está en mi cabeza, a ese sujeto perfecto digno de admiración que he creado, ideal para mi, pero sólo vivo en mi imaginación.

Siento que he raptado el cuerpo de quien sea que esté de turno y escondido los defectos que harían imposible la convivencia, dejando solamente aquellas maravillas que me deslumbran y gustan más cada día. Que al final no estoy enamorada de otra cosa que un fantasma, de un producto de mi alocada creatividad y de mi alma romántica.

Y entonces me pienso “loca”, por lo que cada vez me vuelvo más creyente de algo que dijo una antigua compañera de trabajo: “Amar es perjudicial para la salud”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: