h1

Pendientes

febrero 8, 2010

Te escucho en mi mente…

Tus palabras se repiten cual disco rallado en mi cabeza
¿por qué lo dices? ¿por qué ahora?

No dejo de leer una y otra vez tus recientes confesiones
y al mismo tiempo lanzo preguntas al vacío
¿hasta qué punto nos olvidamos?
o mejor dicho, nos seguimos evocando.
¿Será que continuamos como ese ítem en el checklist?
como ese “pendiente” quizá irrealizable.

Años después dices sentirme viva en tu recuerdo
he de confesar que por momentos aún te pienso
no puedo prometerte nada
pero si la vida nos pone bajo el mismo contexto
quizá seamos capaces de darnos esa oportunidad que ansías
y brindaremos, con whisky en mano
por el pasado que es presente y que con algo de suerte será futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: