h1

Desfile de Carnaval

febrero 14, 2010

El domingo más cercano al 27 de frebrero, desde que tuve uso de memoria hasta que la niñez se alejó de mi, María Santana se calzaba con sus alpargatas marrones, un vestido que hoy sería considerado vintage y me agarraba la mano, para llevarme Gómez bajando al Malecón de Santo Domingo, donde se celebraba el desfile de carnaval.

Ella fue en algún momento la nana de mi madre y trascendió hasta ser una abuelita más para mi y mis hermanos. Recuerdo como, disfrazada o no, me llenaba de ilusión ir al desfile y que con el pasar de los años le discutía, porque ya no quería tener que sostener su mano para cruzar la calle, decía que podía hacerlo sola, sin su ayuda, cosa que a ella le molestaba muchísimo.

Ayer fue el desfile inagural del carnaval de Madrid, fui con un grupo de amigos y me sentí niña de nuevo.
No dejaba de exclamar ¡GUaaaaU! cada vez que pasaba alguna hermosa carroza o algún disfraz interesante.
Me encantó la experiencia y durante toda la velada no dejé de pensar en cuánto hubiera disfrutado mi viejita estando a mi lado y en lo que hubiera dado yo por sostener su mano y contemplar la emoción expresada en su rostro. María Santana tiene casi 10 años físicamente fuera de mi vida, pero ayer su presencia en la Gran Vía era tan palpable como la mía.

¡Qué irónico es que la mayoría de los momentos que más disfrutamos son al mismo tiempo los que más nos llenan de nostalgia por la ausencia de los seres amados!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: