h1

Un pésame en tu cumpleaños

febrero 27, 2010

Hoy es el cumpleaños de mi país, día en que deberíamos estar orgullosos todos los dominicanos de “ser libres”, de ser “independientes”.

Y en vez de sentirme feliz por conmemorar la fecha, me pregunto: ¿hasta qué punto hemos dañado lo que tanto costó contruir?

Hasta parece que la bandera tricolor carece de significado, ¡nos lo hemos cargado! El rojo bermellón, el blanco y el azul ultramar parecen haber sido seleccionados bajo ningún criterio. Pues nos hemos burlado infinitamente de la sangre derramada, no tenemos ni un cc de los valores que en un inicio había, poco nos ha faltado para arrendar lo que nos queda y la paz… esa breve pero utópica palabra, no creo que quepa dentro de la definición de nuestra nación.

¿Cuándo obtendremos criterio para seleccionar a los “líderes”?
¿cuándo aprenderemos a no obviar el pasado?
¿cuándo buscaremos el bien de la patria?
¿será que algún día nos veremos como nación y no como broma?

A veces siento vergüenza, no lo escondo, y no es provocada por las carencias que poseemos, porque carencias tenemos todos –individuos y naciones-, sino por la forma que nos hacemos de la vista gorda ante éstas. Mientras hay gente en pobreza extrema, pensamos en la “modernización del estado”, mientras la tasa de analfabetismo se mantiene prácticamente estancada y miles no tienen el mínimo que implica una vida “digna”, nos preocupamos de tener “estructuras de última generación”.
Nos proponemos soluciones a los problemas de menor escala, mientras nadie tiene los timbales de asumir los verdaderos problemas que desde hace infinidad de años tenemos, que ya parecen ser incluso parte de nuestra identidad nacional.

Los políticos se burlan abiertamente del pueblo que depositó su confianza en ellos, nos cambian los recursos naturales por espejitos, como hiciera Guacanagarix hace cientos de años, mientras pretenden que sigamos mudos, estáticos, indiferentes, sobre todo porque ¡coño, saben que así lo haremos!

La voz del pueblo parece haberse quedado afónica desde quién sabe cuándo, y el coraje y la valentía que caracterizó a las generaciones pasadas parecen haberse perdido en tiempo y espacio. La juventud de mi país (y me incluyo) prefiere pasar por alto la realidad, no pensar, y lo peor es que al parecer cuando lo hacemos no es por conciencia social, sino por moda.

Ay República Dominicana me llena de tristeza, de vergüenza, de lágrimas amargas el sentir que más que desearte un feliz cumpleaños, debo darte mi más sentido pésame.

Anuncios

One comment

  1. […] año pasado escribí “Un pésame en tu cumpleaños” una entrada cargada de sentimiento, de lágrimas y de dolor por la nación a la que amo. Y […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: