h1

de Llaves y llaveros

abril 8, 2010

¡Qué estrés causa el perder el llavero! el pensar ¿dónde lo habré dejado? ¿quién podría tenerlo? y por sobre todas las cosas ¿cómo haré para recuperar todas las llaves que en el se encontraban? En mi caso hay juegos de cuatro lugares distintos, llaves de seguridad de esas que te dan en caso de emergencias, la de mi casa y la del trabajo.

Ya me tenía en histeria el tener que reunir los originales para sacar las nuevas copias. Pensaba también en mi pen drive nuevo, que me regaló la esposa del jefe, en las fotos de los clientes que aún no había descargado, cómo les explicaría que por tonta las he perdido y que por mi bestialidad tendrían que hacer el trabajo de nuevo.

Por suerte lo encontré.
No entiendo aún como llegó a mi mochila, pero allí estaba, lejos de toda sospecha mía, que estaba a punto de ir a recorrer nuevamente cada paso, incluído el bar en que acabamos la noche.
¡Qué rico es sentirse boba al encontrar algo que estuvo siempre conmigo! aunque no tenía idea de como dió a parar allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: