h1

True love

abril 10, 2010

A estas alturas del juego he de decir que no he vivido más que amores verdaderos en los matrimonios más cercanos a mí.

Mis abuelos pasaron más de 50 años como pareja.
Tuve la dicha –pues ya en esta época puede considerarse así- de que mis padres estuvieran más de 25 años juntos y se mantuvieran literalmente hasta que la muerte los separó.
Y ayer mi hermanita cumplió 11 años de casada.

En una era en la que priman los divorcios y en la que el matrimonio está más que cuestionado -por mí misma, he de reconocer- estas tres parejas me hacen sentir, al pensarlas, que los cuentos de hadas sí que existen, sí que pueden llegar a ser realidad. Que la media naranja o el príncipe azul están, para algunos, a la simple espera de ser encontrados.
Me lleno de ese espíritu cursi que muchos odian, ese bañado de una ilusión infantiloide e ingenua. Y soy feliz, porque al menos he tenido la suerte de saber que el amor eterno y real en pareja es posible, pues lo he vivido a través de ellos.

One comment

  1. Sigue siendo cursi🙂



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: