h1

Ineptitud sin fronteras

mayo 1, 2010

Cuando los bancos quieren joderte lo hacen y lo hacen de buenas formas, entre ellas sin informarte de los cambios que te perjudican, porque claro, como lo que realmente importa es quedarse con tu dinero da igual lo que suceda en el proceso.

Mucho bla bla bla con las medidas de seguridad, han pasado infinitos años de robos cibernéticos, teléfonicos y algunos hasta supuestamente presenciales a las tarjetas de crédito. Ahora “para mejorar el servicio” cambian la política de locación, ¡joder! no se molestan en informarte de que la han cambiado y de las correctas formas de proceder, no se preocupan por llamar para confirmar si uno está donde la tarjeta dice estar y aparentemente ahora tendremos que estar reportandonos con los bancos más de lo que se hace con una pareja.

Esta queja la tengo en mente desde hace un mes, cuando me bloquearon ambas tarjetas por lo que decidieron llamar “movimientos sospechosos” y dejarme a la buena de Dios en un país distinto al usual y sin dinero en plástico, que -seamos sinceros- es como se viaja.

Ayer en la tarde fui a sacar dinero en un cajero y ¡oh sorpresa! justo después de informarme que el costo de la transacción era de 3€ (casi RD$150 y USD$4) me informaron de que el movimiento no puede realizarse y que me comunique con mi institución.
Intenté en un cajero distinto y lo mismo.

Fui a casa a tratar de resolver.
Sí, llamando a un banco en República Dominicana estando en Madrid, y el famoso número que te ponen inmenso en todos los sobres y documentación institucional no conecta, aún no entiendo el motivo, pero fueron al menos 5 llamadas consecutivas y nada.
Obviamente tuve que recurrir a una persona cuyo número fuera local para que realizara la llamada e investigara el problema, a todo esto gastando minutos de llamadas internacionales.
Luego de todas las confirmaciones de seguridad le informaron que todo está bien, que debía intentar con un monto menor.

Hace exactamente un año yo sacaba ¼ más del monto que quería sacar ayer sin problema alguno, pero no sé a la ventaja de quien parece que han decidido, sin informarlo correctamente claro está, que el monto ahora debe ser menor.

Al llegar de nuevo a un cajero (distinto just in case) efectivamente con un monto menor funciona.
Conclusiones:
– they always win.
– son los mejores ladrones, como los llaman acá “de cuello blanco”, pues a cuenta de pendejadas en no sé qué institución de no sé que paraíso fiscal ahora hay al menos 15€ mios que por desinformación nunca volverán a mis manos.

¡Caramba! A veces siento que todo sería más fácil si andaramos como ciertas señoras con el dinero entre el sostén y con los ahorros bajo el colchón, a menos no habría que pasar tanto trabajo para que nos devuelvan lo que para colmo de males NOS PERTENECE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: