h1

Excusas…

mayo 24, 2010

Dicen que desde que se inventaron las excusas nadie queda mal, pero ¿de qué nos sirven? Muchas cubren errores, fallos, problemas, desganas e irresponsabilidades. En el fondo creo que las hemos inventado para quedar satisfechos con nuestro mal hacer y que las peores son las excusas que nos damos a nosotros mismos, para que nuestras conciencias queden limpiecitas, casi como si hubieramos actuado de forma adecuada.

Y me pregunto ¿no es más fácil hacer las cosas bien y decirnos la verdad? Si al final con matar un poco la pereza y “ponernos pa’ la cosa” logramos resultados impresionantes y nos libramos de esas semi-mentiras a las que estamos acostumbrados.

Honestidad ante todo.
No hay nada mejor para dar el ejemplo que ser sinceros con nosotros mismos, analizar el porqué hacemos/dejamos de hacer y claro, ser coherentes y actuar fieles a nuestros principios.

One comment

  1. Pues, sinceramente, al menos en mi caso, las excusas las pongo por comodidad. Normalmente la gente no lleva bien la honestidad, a pesar de que van por ahí proclamando que hay que decir siempre la verdad y ser siempre honesto. Pero lo cierto es que la mayoría de la gente no soporta la verdad.
    Si yo le digo a alguien que no voy a quedar con él porque no me apetece, normalmente le sentaría fatal (y seguro que es de esas personas que se autoproclaman fan de la verdad absoluta). Para pedir la verdad, primero debemos saber si estamos preparados para escucharla.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: