h1

Del escote a la cabeza

junio 9, 2010

Me parto de la risa porque el tener unos cascos o audífonos tan llamativos ha cambiado el rumbo natural de mi universo.
Ya en el metro en vez de intentar husmear dentro de mi escote como primera opción, observan detenidamente los colorines sobre mi cabeza y sólo después bajan la mirada a ver hasta que punto logran sumergirse los ojos.

A veces me detengo a mirarlos, cuando sé que seguirán esta rutina y el ver que han sido encontrados codiciando el bien ajeno, a veces no les importa, otras los intimida y unas pocas los sonroja.

¡Qué cómica y predecible llega a ser la gente! ¿no?

Anuncios

3 comentarios

  1. Los humanos somos increibles!!!


  2. Somos animales y como tales tenemos instintos… esto nos hace predecibles.


  3. […] me río porque como expresé en el post “Del escote a la cabeza“, las miradas siempre solían ir de mi escote a mis cascos. Ahora sin embargo se complica la […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: