h1

Me confundieron con una prostituta

junio 24, 2010

Pues hoy he tenido que hacer una visita a un cliente y como su tienda era de difícil acceso en transporte público quedamos en que me pasaría a buscar en su coche a la puerta de la estación de metro.
Yo, despistada al fin, olvidé preguntarle el vehículo que tenía o alguna información para identificarlo.
Cuando estoy allí, pasa un carro con un señor que se queda mirandome fijamente. Yo le miro también y al percibir su insistencia visual entiendo que es el cliente con el que he quedado.
El detiene el vehículo, yo atravieso la calle, me acerco a su ventana y me dice con voz y mirada pasadas de picaras, ¿quieres algo? Y yo habiendo inmediatamente leído sus intenciones y le dije: “¡no, nada, y menos con usted!”.
Me alejé rápidamente y me coloque donde había mucha gente.
Como pueden imaginarse el susto fue todo menos pequeño y le di gracias a la vida que aunque me ha puesto despistada, me ha dado una excelente intuición.

La verdad es que cada día se viven cosas nuevas, y ¡caramba!, cómo son de extrañas e incómodas ciertas situaciones en que nos vemos inmersos.

Anuncios

4 comentarios

  1. Amiga cuanto lo siento! pero me ha dado mucha risa…por que te imagino tu reaccion! jajaj 😀


  2. OUCH!!


  3. Moraleja: La próxima vez no olvides detalles tan importantes en tus citas de trabajo.


  4. Ay Maricha!!!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: