h1

Como sardina en lata

julio 2, 2010

– Permiso- Digo en un casi grito sin perder la cortesía.
– ¡Empuja!- Me responde un señor regordete que estaba ente todo en mundo.
– ¡No quiero empujar!- le respondo.
A lo que el chico que estaba detrás de mi exclama:
-¡Pues te empujo yo o no salimos!-. AND SO HE DID!

Al menos ya tenemos metro, y he de reconocer que está situación ha unido mucho a los madrileños (los que vivimos acá) porque para ser sincera entre nosotros y a hora pico no cabía ni la respiración.

Paz y paciencia, que como dice el refrán: “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: