h1

Etapas del cabeceo

agosto 2, 2010

Me encanta ver a la gente cabeceando en el metro, sobre todo a primeras horas de la mañana o de la tarde.

Todo inicia con un inmenso esfuerzo por no dormirnos, uno que normalmente implica una pelea contra los párpados que pesados como yunques optan por cerrarse independientemente de nuestros deseos.

Lo mejor sin duda alguna es la cabeza que cobra autonomía y opta por pasar de una posición 100% vertical y en línea con la columna, a una más próxima al pecho y que recuerda a quién está en penitencia, sintiéndose pecador arrepentido.

Me encanta verlos y pensar en como parecen marionetas malmanejadas. Con lo que me parto de la risa es con el hecho de que sé que con más frecuencia de la deseada yo también soy una de ellas, objeto de risas y miradas constantes.

Un post similar a este es el de Sueño en el metro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: