Back to reality

Con dolor de mi alma he tenido hoy el primer previo de la vuelta a la rutina. Ya queda sólo el dulce sabor de las buenas fiestas, de las amanecidas conversando entre amigos, del levantarse directamente para almorzar.

Volvemos a lo verdaderamente cotidiano y dejamos en el recuerdo lo rico que es un agosto con libertades, algunas totalitarias, otras condicionales, pero siempre menos esclavizantes que el día a día de oficina.

¡A por ello! que en cuatro meses volvemos a disfrutar de la buena vida con las vacaciones navideñas. Mientras, aguantemos que no hay de otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .