h1

Carmen robó mi corazón

septiembre 2, 2010

Este miércoles fui a ver Carmen, la versión que preparó el Ballet Aída Gómez y que estará en escena del 1 al 11 de septiembre de 2010 en el Teatro de Canal.

Confieso que no hay sensación más hermosa mientras se observa un espectáculo que la de sentirte una de las miradas de apoyo a las que recurre quien se presenta, ser esa a la que le guiñan el ojo, a la que le sonríen, con la que buscan la respuesta positiva del público…, y hoy Aída Gómez me hizo sentir eso.

Sinceramente creo que dejé (o me robaron) parte de mi corazón en ese escenario. Sí, así de recomendable es que si están en Madrid vayan directo y en vivo a ver esta representación del clásico de Bizet.

Si intentara describir todo lo que esos bailarines me hicieron sentir creo que ustedes dejarían de leerme por lo largo e incoherente que terminaría siendo el texto. Y es que lo que vi fue simplemente breathtaking, en una hora y tanto me contuve lágrimas, me engranojaron, sacaron infinidad de carcajadas y el prota -que Dios mio que pedazo de bailarín… ¡y de hombre!- me hizo sentir como una niña sino en Disney al menos en su dulcería favorita.

Una sola palabra para el elenco: IMPRESIONANTE.

La puesta en escena fue buenísima, e igualmente la iluminación/la música/los vestuarios… pero todo eso se queda corto al tratar de contarles la forma en que esos sujetos lograron transmitirme los sentimientos. La sensualidad de las chicas, sin llegar a ser vulgares, la masculinidad de algunos de los chicos pese a estar aleteando y taconeando (vamos, que no todos los hombres logran verse masculinos bailando con ropa ajustada y pasos de ballet), la ternura, la rabia, la pasión… Los dos protagonistas (Gómez y Lozano) merecieron -y de hecho las recibieron- mis ovaciones de pie y me dejaron con el mejor de los sabores en la boca.

Hoy fui gratis gracias a una promoción por facebook de www.entradas.com pero de tener un presupuesto holgado, les aseguro que volvería y si tuviera que calificar este espectáculo les pondría un 9,9 y no digo un 10 porque siempre -todo- se puede mejorar un poco (ya saben, soy de espíritu perfeccionista).

¿Saben qué?
Siento que la vida quiere que yo baile flamenco y creo que como siga insistiendo lo conseguirá. Ahora, si lo hago pedazo de repertorio que acabaré teniendo: salsa, bachata, merengue, requetón, vals, tango, ballet clásico, hasta un poquitito de samba y danza afro (brasileña) si desean contarlos y quien sabe… ¿flamenco?

2 comentarios

  1. Pues el ballet tiene esa magia de trasladarnos a situaciones y sensaciones, personalmente creo que Carmen es una obra que emana sensualidad y pasión por todos lados, me alegro que hayas tenido la oportunidad de disfrutarla y si estás reuniendo votos para lo del flamenco conmigo ya tienes uno! Cuánto quisiera yo tomarme unas leccioncitas de este lado del charco.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: