h1

Una extraña e inexplicable molestia

octubre 4, 2010

Ayer sentía una extraña molestia en la mano derecha, era un un lugar muy raro y no pude de buenas a primeras identificar su procedencia.

Luego de mucho pensar recordé que el día anterior (el sábado) había hecho algo a lo que mis manos no están nada acostumbradas: me había secado yo misma el cabello.

Wow, ¡Que sorpresa! Pensaran bañados de ironía quienes no me conocen, y lamento informarles que sí es una sorpresa pues suelo andar el 99% de las veces con rizos.

¿Por qué entonces decidí cambiar? Pues por dos razones:
1. La voz de mi madre como pepe grillo diciéndome que el secador descongestiona y que dejarme la cabeza mojada me resfriaría más aún.
2. Que quería un cambio y hacer el corte realmente corto que ahora mismo me apetece hacerme es una estupidez calculando que estamos en otoño y en diciembre iré a un clima húmedo y poco amigable con los rizos cortos.

Pues eso, que mi dolor quedó justificado y por sí no lo vieron en twitter o facebook acá les pongo la foto oficial de este cambio de look.

Ah, para que se rían: la mejor reacción ante el cambio fue la de mi jefe quién luego de unos cinco minutos mirándome raro mientras revisabamos pendientes me dijo “oye, ¿Y qué te pasó en la cabeza?

2 comentarios

  1. hahahaha, que gracioso con tu jefe…
    btw, te keda bien :p


  2. Sí, mana, tu jefe y el mio son una cura.
    Te ves cuteeeeeeeee



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: