h1

Simplemente les extrañas…

octubre 12, 2010

Miras a un lado,
miras a otro
y ves que todo lo que antiguamente te rodeaba ha cambiado,
que tu entorno no parece tuyo.

Tu gente, la de siempre,
ya tiene prioridades que nada se asemejan con las de cuando tu compartías con ellos.
Ya hay comprometidos,
matrimonios,
nuevas familias,
bebés,
incluso a veces más de uno y de dos.

Y te preguntas
¿cómo puede todo estar tan distinto?
¿cómo pueden ellos pensar tan diferente?
y no entiendes nada,
pero nada de nada.

De buenas a primeras piensas que alguien tiene que estar mal
y te planteas ¿ellos o yo?
y crees que serán ellos porque tu estás dónde y cómo quieres,
pero luego te detienes y ves que realmente cada cual está bien en el contexto en el que se encuentra,
y así como para ti sus decisiones aparentan ser más que precipitadas
para ellos debió haberse sentido como lo correcto.

Entonces te preguntas
¿en qué momento cambió tanto nuestro camino?
y recuerdas cuando miraban hacia el mismo lugar,
tenían cosas en común, compartían aficiones, metas y cotidianidades.

¡Ya es imposible!
te dices a ti misma,
ya ellos no son capaces de entenderme
ni mucho menos soy yo capaz de entenderles.

Y te percatas de que esa distancia que parecía ser sólo respectiva a la longitud que separa a los cuerpos,
se ha extendido ahora a un terreno mucho mayor, y separa a las mentes,
ya sí que están en continentes distintos y ninguno quiere ir hacia el lado en que se encuentra el otro.

Te sientes triste,
aunque sabes que es lo natural,
pero te apena
sin aún estar segura de si son ellos o eres tu quien está “dejando de vivir”
te apena
sobre todo porque la amistad nunca más será lo mismo
porque ya hay más puntos en que difieren,
porque ya hay intereses incompatibles
y en el fondo te sientes culpable porque fuiste tu
quien en un principio optó por “desertar”.

Y eres feliz con tu vida, con lo que alcanzaste, con el ritmo que llevas y lo que consideras cotidiano,
lo ves correcto, es lo que deseas.
Pero extrañas aquello que ya, y de una vez por todas se fue.
Extrañas entender el idioma de tu entorno y ser entendida.
Extrañas el convivir.

Simplemente les extrañas…

Anuncios

2 comentarios

  1. Ay bonita!!

    Suenas tan melancolica que entran ganas de llorar.
    De eso se trata y no creo que seas igual, seguro que has mutado algo al igual que los que te rodean.
    Todooo pasa, cambia, se transforma.

    Te mando besotes.

    Ahh he reenviado esto a mis contactos, bien lo merecen.


  2. estuve tratando de explicarle todo esto a alguien hoy, a alguien aqui que preguntaba por los de alla.

    es otra piel, maricha… pero hay cosas dentro que no cambian. Lo que que fue, no cambia aqui, ni cambia alla, ni alla. los que querramos permanecer, aun diferentes, supongo que eramos lo que teniamos que estar.

    un abrazo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: