El la llamó

El le llamó,
ese que atrajo su atención desde que le vio por primera vez, incluso sin poder “legalmente” fijarse en nadie, le había llamado.
Y el desgraciado no pudo buscar otro momento
NO,
hubiera sido demasiado bueno
y ese tipo de casualidades no suelen ser ciertas.
Al menos no para ella.

Le tuvo que llamar justo cuando no escucharía el móvil,
y claro, como si no fuera bastante ella se percató lo suficientemente tarde como para que su llamada no sirviera para los fines de lugar.

No le vería,
no esa noche.

Pero le llamó.
Ese que sin lugar a dudas es su perfil.
Ese que vive dentro de su universo paralelo, cuya infinita creatividad y perfección técnica le despierta una chispa de admiración y cuya mente -tan retorcida vista desde afuera- le encanta.

El le llamó
y seguramente no sea la última vez que le llame.
Lo que el desconoce es lo que su esencia como individuo desata en ella.
Ya no hay ataduras, si es que alguna vez realmente las hubo y por tanto es muy probable que sí queden y puedan, de una vez por todas liberar esa tensión sexual que entre ambos cuerpos se crea al estar mucho tiempo juntos.

Y será una liberación,
casi una venganza
una prueba más de que esa chica la mayoría de las veces consigue lo que quiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .