h1

La noche termina en la mañana // Crónica de una despedida madrileña.

noviembre 26, 2010

La noche termina en la mañana.

La noche termina en la mañana. Desde pequeñitos nos enseñaron eso y confieso que ayer nos lo tomamos un poco en serio.

Como ya han leído (justo debajo) ayer era mi última noche de jueves madrileño de este año, y quién sabe si de esta “temporada” de vida. Y previendo que en estos días estaré repleta de cosas y preparativos del viaje, opté por hacer una convocatoria para una cena a modo de despedida.

9.30pm en Las Mañanitas de la calle Fuencarral.
Cuando llegué ya había gente sentada en la mesa, fue súper divertido porque ellos mismos no se conocían y estaban en plan ¿andaa con Maricha? Para luego proceder a autopresentarse (¡que conste que llegué a las 9.35!).

La cena fue genial: divertidas conversaciones, mezclas culturales, margarita, cerveza, tequila, nachos, jalapeños… todo con un grupo de gente que extrañamente encajó a la perfección. Nos regalaron una ronda de tequila “como se bebe en México”, sin sal, sin limón y en copa de licor (una de las cuales quedó con “heridas de guerra”).

Personalmente la cena cumplió TODAS mis expectativas, ¡vamos, que hubiera dado la noche por hecha y hubiera vuelto con una inmensa sonrisa de satisfacción!… ¡Pero entonces el título de este post no tendría sentido!

Al salir de allí vino la gran pregunta: ¿y ahora qué?
Uno de los presentes había quedado con un grupo de amigos y “los valientes” optamos por unirnos a ellos.

Fuimos a un bar, luego nos piramos, caminamos y de repente acabamos en un garito llamado “Monalisa” en el cual la música fue un GRAN enigma, sí, eso ¡un enigma! Desde “Mueve tu culo” a “Ella e loca con su tiguere”, desde Alaska y Hombres G a La Bamba pasando por Stromae y The Rembrandts. Y yo bailé… ¡como si no hubiera mañana! Esta en plan “a menear el esqueleto que pa’ algo lo hicieron! y me lo tomé tan en serio que hoy tengo agujetas.

Cuando nos encendieron las luces volvió a presentarse la gran pregunta ¿y ahora qué?
A lo que un nuevo valiente hizo una propuesta: iríamos a un bar, estaba allí en la zona, pleno centro de Lavapiés uno medio clandestino al que hay que llamar para entrar, especificar el número de personas y esperar a que les abran. De este nuevo lugar puedo confesar que me encantó el lugar, la música y el ambiente que crearon con la decoración de las salas. Era una casa y cada habitación era un espacio distinto, con gente y actitudes diferenciadas.

La atmósfera se tornó densa por la cantidad de humo, un amigo (que no se estaba sintiendo nada bien) y yo salimos a conversar y ese fue mi momento de oxigenación cerebral, ¡sin lugar a dudas cuando el cuerpo lo pide hay que salir a tomar aire! Y si de paso tienes con quien echar “un buen conversao” ¡po má mejor!

Lo que más risa me dio del lugar es que por el cansancio terminé subiendo los pies sobre la mesa y uno de los que trabajaban allí me pidió que por favor los bajase. Si, le molestaba que los tuviese allí, pero no le molestaba en lo más mínimo que los de al lado estuvieran dándose una ralla de coca, ¡claro! desconsiderada yo que me pongo a subir los pies en donde otros (dentro de poco) estarían snifiando.

Allí nos quedamos hasta las 7am, cuando el cuerpo no aguantó más nos piramos, nos tomamos algo antes de llegar a casita (yo un poleo menta, aunque un último valiente continuó en cañas) y la noche terminó, tal y como nos enseñaron cuando peques: cuando la oscuridad le dio paso al día. Mi velada había terminado y sólo entonces me entregué a los brazos de Morfeo.

Gracias mil a todos los involucrados por hacer que mi último jueves en la noche madrileño fuera digno del recuerdo, dejara secuelas en mi estómago, agujetas en mi cuerpo y una inmensísima sonrisa en mi rostro.

Muchos se echaron de menos, pero para mí fue una noche perfecta : D. Y… Para que puedan cotillear un poco les dejo unas cuantas fotinas más.

5 comentarios

  1. tan solo una pequeña corrección, si bien es cierto que la noche termina en mañana, las grandes noches (como fue el caso) no terminan simplemente aplazan su continuación que estoy seguro que llegara.


    • Pues si, espero que podamos “continuar” la noche por ahi por el 20 de enero y celebrar mi retorno🙂.


  2. Sipis… Faltaron personas.. Pero te esperan aquí.
    Muah!


  3. Que buena noche!!! espero hayas llegado bien. Tengo una foto tuya que me encanta que te enviaré en cuanto la baje, besos.


  4. y te quejas?????? que chulo se ven.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: