h1

Llegué / Crónica de un retorno a casa

diciembre 4, 2010

Llegué al aereopuerto con las tres horas de antelación, ¡ya me han dejado dos aviones antes y esta vez no podía darme el lujo de quedarme!

Una vez allí me di cuenta de que el vuelo tenía una hora de retraso en la estipulada para el abordaje, ¡menuda mierda! (pensé) pues eso significaba una hora más tarde para llegar a mi casita, y una más en el aereopuerto. No me quería dormir pues con el cansancio que tenía arriba fijo me dejaría el avión por estar en el 10avo. sueño y en la sala de espera.

Tras las mil vueltas en las tiendas y un aburrimiento extremo abordamos, todo era genial, ¡un avión repleto de gente y el asiento al lado del mio estaba vacío! Díganme qué mejor suerte que esa, ¡felicidad absoluta! el vuelo no acababa de salir y yo no entendía nada, pero el ver que mi asiento seguía vacío me tenía la sonrisa de oreja a oreja y no me podía creer mi buena suerte hasta que llegó una de las azafatas y me dijo que había un problema.

¡Siempre hay un bendito problema!
Una madre andaba con la sillita del bebé y no quedaban casi asientos vacíos en los laterales, la chica me preguntó que si podía cambiar de asiento y me dijo de forma muy polite que hasta que no estuviera resuelto ese problema el avión no podía despegar. Mi universo y la felicidad que lo rodeaba se vinieron abajo, en pocas palabras de mi “cortesía” dependía el poder llegar a casa. Sin muchas ganas pero sobre todo sin muchas opciones acepté el cambio, que implicó el entrar en lo que he preferido denominar “una guardería voladora” ¡Dios mío cuantos carajitos juntos! era como si “La Unión de Madres de Niños en Edad de Llorar Descontroladamente” se encontrara en mi vuelo y peor aún ¡en mi fila! Muy antipática al ver el panorama opté por dos cosas: 1. Saludar: por que tampoco puede una ir de antisocial por la vida y 2. Aislarme: ponerme los súper audifonos Roxy (esos que tuve que arreglar por mi cuenta porque la garantía nunca apareció) que además de dejar en evidencia mis ganas de escuchar algo más son muy buenos eliminando los sonidos de fuera.

El vuelo fue accidentado, con mucha turbulencia, niños corriendo y gente de pie, parecía más una reunión social que un avión, ¡como somos de alborotados los latinos!. La peli fue “Eat, pray, love” que tenía tan mala pinta que ni se me ocurrió verla, además de que la calidad de la imagen de esa pantalla de Iberia era una verdadera verguenza (y eso que la tenía justo en frente). Lo que si fue una delicia fue la comida, desde que descubrí que puedo especificar que mi dieta sea vegetariana mi vida aerea cambió. Me dieron un salteado de garbanzos con verduras y un cuscus que estaban impresionantes y luego unas verduritas (champiñones, espárragos, alcachofas, cebolla y pimientos) con ensalada, y de verdad estaba buenísimo también. El catering vegetariano de Iberia pasó mi prueba y para mi grata sorpresa estaba mucho más sabroso que muchos platos que he pagado en restaurantes.

Como estaba “fría” con la azafata, cuando en el almuerzo le pedí un “whisky limón” lo que me dijo fue “acá no tengo, pero lo traigo ahora” y cuando fui a buscar una manzanilla me puso al lado un paquetito de galletas, o sea que al menos fui muy bien tratada.

La maleta como siempre demoró un montón pero todo valió la pena cuando al salir me recibieron mis dos sobrinos corriendo encima mío, un poco más lejos me esperaban mi madre y mi madrina. Fuimos a casa de mi hermanita donde conocí a mi nuevo sobri y comi de toda la comida que me encanta, un banquete de mis cosas favoritas: aguacate cremoso, pastelón de yuca, otro de plátano maduro, rollitos de primavera (eggrolls) vegetarianos, ensaladita, tarta de chocolate casera y dulces típicos dominicanos. Y llegó el momento más esperado, ese en que por fin cargué a mi nuevo bebo ¡que rico se siente tener a una persona en potencia arriba con su pequeñez y ternura! vamos, el vínculo que me dolía no haber creado con él antes no tomó más de 3 segundos en materializarse (y eso dándole mucho tiempo para sonar más realista).

Llegué.
Y ese primer día, ese volver a mi familia fue una experiencia increíble.

Anuncios

One comment

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: