h1

Del lunes amarillo y mis verdaderas exigencias

diciembre 6, 2010

Con ambos padres educadores y habiendo ejercido ya como profesora en distintas áreas he de reconocer que por feo que me quede el amarillo (dada la pigmentación de mi piel) hoy saldré de casa vestida con este color.

Creo que no hay necesidad de explicar el por qué, basta sólo con observar la cantidad de bestias que transitan las vías, la corrupción de los gobiernos, la basura en las calles, la delicuencia en las ciudades y por sobre todas las cosas la ignorancia de nuestro pueblo para darse cuenta de que hay que hacer algo con la formación académica. Me da igual si es una moda más, si no tiene un fundamento o si carece de una base que la haga realizable, pero todo lo que implique mejorar la educación dominicana contará siempre con mi apoyo.

Ojo, que sigo sin estar de acuerdo con el protestar por protestar, sigo creyendo que no hacemos las cosas de la forma más correcta y que con rabietas y colorines no lograremos cambiar el país. Pero al mismo tiempo me encanta y hasta me engrifa el corazón el ver como poco a poquito mi gente despierta, como aunque no sea de la manera “más adecuada” nos damos cuenta de que al unirnos logramos que se escuche nuestra opinión, aunque no nos hagan caso, aunque salga “nuestro presidente” (en comillas porque va dicho con toda la ironía que puedo poner en mi voz) haciendo declaraciones de que “por más que el pueblo grite y patalee no conseguirá lo que quiere” el simple hecho de que tenga que hacer declaraciones al respecto es de por si un gran logro: ya está conciente de que hay un problema y que deseamos que salga de su burbuja y haga algo por alguien más que su círculo cercano de corrupción y nuevos ricos.

República Dominicana, hoy me visto de amarillo porque no me importa verme hepatiticamente horrible para contribuir con que en algún día nuestros niños más carentes -que probablemente seguirán con sus principales carencias- disfruten de uno de sus derechos como personas y tengan por fin una infraestructura que les permita desarrollarse como seres humanos con una vida digna, una que no fomente el clasismo y la exclusión, una que les de herramientas de crecimiento y que cuando digan “yo estudié en una escuela pública” tengan las mismas oportunidades que quienes lo hemos hecho en una privada.

Yo no exijo el 4%, ni el 10. Exijo hasta el 50 si es necesario, exijo una educación que sirva, que mis niños no tengan que estudiar bajo un árbol de mango, ni cargar con su sillita para no tener que sentarse en el suelo, ni usar una letrina por falta de un baño disponible. Yo exijo que nos tomemos en serio el futuro de nuestra nación y creo ciegamente que la única forma de hacerlo es comenzando por lo más básico: educación y salud.

Anuncios

One comment

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Alain Coste, Alberto López, Maricha MartinezSosa, Ariel Calderon, Ariel Calderon and others. Ariel Calderon said: @bolivarvalera Lee esto y dale RT pls –> http://bit.ly/f4UOVs (blod de @MarichaMS ) #LunesAmarillo […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: