h1

La sexualidad de los órganos sexuales y los rollos idiomáticos

marzo 27, 2011

Algo que me ha causado mucha impresión desde que llegué a España es que acá los órganos sexuales tienen un sexo distinto al que le designamos en mi parte del mundo, o al menos en República Dominicana.

Es una observación curiosa del uso del idioma, que aunque es el mismo varía increíblemnete. Ojo que cuando hablo de sexo hablo del género que se le asigna a las partes del cuerpo. Acá el órgano sexual femenino es “el” y el masculino “la”, en mi país es a la inversa “la” de ella, “el” de él. Es una chorrada, lo sé, pero hace que una ponga unas caras muy raras cuando se utilizan de forma extraña estas cosas comunes.

Otro ejemplo de las jugarretas que me ha hecho el idioma, y un poco dentro de esta misma línea temática me pasó un día que estaba en el tren con una amiga conversando. No sé con qué frecuencia les sucede que ves a un desconocido increíblemente interesado en la conversación que estás entablando, a mi a veces me pasa más de o que me gustaría… Pues este día había un don que más entrometido (e indiscreto) no podía ser. Mientras hablabamos vimos a un grupo de chavales disfrazados de granjeros y me fijé que había dos con disfraz de pollo, yo al verlos le dije a mi acompañante: ¡mira es un tipo disfrazado de pollo… y a su lado hay una polla gigante!

Si, lo sé, a veces soy más ingenua de la cuenta, pero en ese momento se los juro que pensé en la hembra del pollo, que por sus características físicas evidentemente no era una gallina y bueno, eso fue lo que me salió… ¡Ya pueden imaginarse la cara del viejuno que estaba a mi lado! Confieso que tardé unos segundos en darme cuenta de mi “metida de pata”, mi amiga (que vivió muchos años en Santo Domingo) tampoco lo notó, pero la cara de asombro del caballero era tal que me hizo entender lo que sucedía y caer en un tremendo ataque de risa. El señor se paró y se fue a otra parte del vagón y cuando le hice ver a mi acompañante lo sucedio ambas nos partimos a carcajadas.

Creo que es imposible no pasar por vergüencitas y despistes como estos, pues ni utilizando el más puro de los castellanos al que tengamos acceso podremos atinar en el uso correcto de ciertas expresiones. En fin, que yo me la paso sin entender mucho y diciendo cosas raras, lo cual lo hace a veces tedioso y otras (como en este caso) MUY divertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: