h1

Con la tinta en la boca

abril 19, 2011

Caso 1: Estás uber estresado en medio de un examen, en medio de “EL” examen, tienes una ansiedad que te supera y necesitas calmarla. Buscas en la mochila, ¡mierda, olvidaste la goma de mascar! no puedes fumar allí dentro, estás al borde de un ataque de histeria y antes de darte cuenta terminas con la boca llena de tinta azul por comerte el boli.

Caso 2: Estás en medio de una reunión, te prestaun boli la persona que te llama la atención porque te dejste el tuyo, te sumerges en tu dimensión desconocida y al volver notas en su rostro una cara de asco que flipas, te preguntas ¿qué ha pasado? y no es hasta que te lo sacas de la boca que descubres que no sólo llenaste de saliva aquello que no era tuyo, sino que le mordiste gran parte de su superficie y de nuevo estás de tinta hasta la campanilla.

¿A quién no le ha pasado algo parecido? ese horrible sabor del plástico y peor aún de la tinta ha estado a nuestro lado en estos momentos de estrés escrito desde ¿toda la vida?. Por fortuna Dave Hakkens, un holandés estudiante de diseño ha tenido la visión de solucionar el problema. Su planteamiento: si de todas formas tiras el 90% de tu boli, ¿por qué no comertelo?

Lamentablemente es sólo un prototipo, acá su propuesta y web para que puedan estudiar en detalle la propuesta. Ahora, si viven en zonas húmedas como Santo Domingo ¡cuidado con las cucarachas y hormigas! que puede ser una mezcla poco divertida.

Fuente:
Nopuedocreer.com

One comment

  1. genialisimo!! kiero 400!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: