h1

Cibercitas emocionantes

julio 14, 2011

En mi última etapa madrileña hubo un grupo de personas clave: mis twitteros piratas, aquellos que conocí en el Twittmad y que se terminaron siendo de mis más queridos amigos. Ya antes hablé de ellos en los post “Por culpa de las redes sociales” y “La más linda despedida“.

Cualquiera pensaría que por la distancia este grupo de frikis que tanto quiero desaparecería de mi vida (al menos hasta que la liaran y vinieran a visitarme). Hoy han demostrado que ni distancia ni 8/4 cuando en una de las reuniones en el Irish Rover (la primera “formal” tras mi retorno a casa) llevaron una portatil y montaron una videoconferencia para que “estuvieramos los de siempre”.

Como me hubieran pillado hormonal fijo que me hubieran visto bañada en lágrimas y es que es un lujazo tener amigos así, que siempre sepan buscar las mil y una formas de agradarte y que pasan olímpicamente de los obstaculos que se interponen al poder disfrutar un buen ratito en grupo.

Acá una foto del momento, con pésima calidad pero inmenso valor emocional (si se fijan estoy en el cuadrito de abajo) y una de los presentes en esta primera cibercita grupal.

Confieso sinceramente que no puedo quejarme, porque tanto aquí como allá tengo gente maravillosa que me hace preguntarme: con amigos así ¿quién necesita más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: