h1

El hombre dominicano, ¡toda una perla!

agosto 9, 2011

Todo aquel que las ha transitado puede afirmar que las calles de mi país como menos son pintorescas, y no me refiero a los colorines de las casas que salen en las postales (que no son la capital) sino a las “creativas” formas en que se expresan algunos especímenes masculinos.

Hay que saber que a las chicas de esta media isla nos tienen malacostumbradas a esperar cualquier cosa pues el hombre dominicano no se corta en la manera de llamar la atención. Puede ir desde un lindo piropo a una estrafalaria petición de matrimonio, pasando por intentos de atropello… ¡Se puede decir que son capaces de casi todo!

El otro día escribí que precisamente esos sujetos eran de los principales motivos para que dejara de usar falda pues sus formas me eran en sobremanera desagradables, ese día podría decirse que estaba vestida para llamar la atención (lo cual es mentira porque andaba con falda ancha por la rodilla con vuelos y top sin escote) pero hoy no había excusa: ando de jeans, camiseta, cabello recogido y unas ojeras que dan gusto, sin una gota de maquillaje y con el paso de un zombie recién revivido (o rematado). Pero al hombre caribeño de la igual que estés en la definición de un bad hair day o hasta un ugly day si quieres, siempre lanza piropos en este estilo:

Hola linda,
preciosa,
muñeca bella,
tu si ta buena,
¡ay yo con una cosita tan chula como tu!…
yo te quiero desbaratar a ti,
¿tu no va’cer caso?
fea,
estúpida,
ojalá y te caigas.

Si, ¡a que son toda una perla! te suben, te suben, te suben y POOOOF ¡te explotan! simplemente porque no te apetecía lidiar con sus pendejadas.

Confieso que cuando llegué a Madrid la pasé muy mal al ver que los chicos no me decían nada, pero ahora sufro el efecto inverso y es que a fin de cuentas el humano es un ser de costumbres.

2 comentarios

  1. jajajajjaa…toda una realidad!!!


  2. Palo si boga, palo si no boga. No te quejes tanto, mujer, que los piropos, como los insultos, sólo son tales cuando los aceptas. Mientras no les hagas caso no son más que palabras al viento.

    Entiendo lo que dices, y la verdad es que si aquí hubiera leyes fuertes de acoso sexual, me imagino que el 80% de los varones estaría tras las rejas (y el 20% restante, prófugo de la justicia!).

    Pero por molesto que esto sea, en el fondo deberías verlo como una señal de que estás viva. Recuerda que lo único peor a que hablen mal de ti, es que no hablen nada.😀

    En fin, “mami”, ¡paz y ciencia!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: