h1

El problema del abstencionismo electoral

noviembre 21, 2011

ADVERTENCIA: No suelo hablar de política, pero este post es un desahogo que hago lleno de amargura, tienen la libertar de no leerlo y claro, de no compartir las opiniones emitidas.

¿A dónde quedó el 15M y el movimiento de los indignados que no lo vi en las urnas? insinuaba en un tweet una amiga tras ver el resultado de las elecciones de ayer 20 de noviembre en España, en donde por desgracia (a mi entender) ha ganado mayoritariamente el Partido Popular y con el la ultraderecha española.

A lo que respondí: “es el problema del abstencionismo electoral mi querida: ¡En las urnas sólo se escucha la voz del que ejerce su voto!”

Si bien el dejar el voto en blanco, nulo o simplemente no asistir a las convocatorias electorales es una opción válida… Nos queda claro de que no es una que aporte soluciones a los problemas políticos, pues el darle la espalda a los mismos no hace más que regalarle el micrófono a fanáticos.

SI, es cierto que ninguno ofece una buena propuesta, que no se puede nombrar un gabinete que esté libre de “pecadores” (ladrones, corruptos y ratas que buscan vender la patria al mejor postor), que ni uno solito nos representa y que no existe el partido “menos malo”… Pero también es cierto que muchos han muerto porque podamos ir y decir con orgullo: “NO creemos en ustedes” con nuestros votos.

España nos demostró ayer que el abtenerse no lleva a un gobierno representativo, si bien su ley electoral deja mucho que desear (y da cabida a una extensa discusión), queda claro que la “democracia”, si se toma a la ligera, puede ser un arma de doble filo. Miren como un mismo partido ha alcanzado la mayoria absoluta y por tanto la presidencia del gobierno, el poder en casi todas las comunidades, los principales ayuntamientos y una gran parte de las diputaciones ¡legal y democráticamente!.
¡El pueblo habló! pensarán algunos, pero desde mi punto de vista se percibe distinto, desde mi humilde ángulo lo que ha sucedido es sumple: nuevamente el pueblo calló y hablaron los que siempre lo hacen.

Les confieso mis estimadxs que de solo pensar en lo que pasará en República Dominicana el 16 de agosto de 2012 (día de la toma de posesión del gobierno electo) se me engranoja la piel y engrifa el alma de miedo.

Ojalá la juventud de mi trocito de isla, esa que se hace llamar país, pudiera aprender la lección, ojalá en los pocos meses que nos quedan antes de las elecciones -de asquerosa propaganda política, sobornos a la población, entaponamiento en las calles por bandereos sin sentido, ruidosas y entorpecedoras caravanas antiecológicas, promesas falsas y burlones discursos reciclados- pudieramos encontrar una pequeña luz dentro del oscuro panorama político que nos espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: