Hacer nada.

Pocas cosas son tan ricas como que “te de lo tarde” haciendo nada, procrastinando, disfrutando de las pequeñas cosas que te da la vida: la familia, la pareja, los libros, la música, el internet…

Sinceramente creo que la satisfacción de no hacer nada tras intensos períodos de estrés, sólo se compara con la de alcanzar una meta y no conlleva esfuerzo alguno.

Así que oficialmente confieso que ¡quiero hacer nada por dos semanas! o mejor aún ¡por todo un mes!

1 comentario en “Hacer nada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .