Archive for the ‘Uncategorized’ Category

h1

Etiopía · Sur · Lake Chamo

mayo 7, 2018

Saludos saludables,

Por acá quiero ponerte un chin al día y contarte lo que pasó en estas últimas semanas.

Tengo que confesar que cuando a mi me dicen me voy a ir a un lugar nuevo una de las primeras cosas que hago es googlearlo para ver ‘klk’ ¡y Etiopía no fue la excepción! En mi búsqueda salieron, entre otras cosas, las tribus del Valle del Omo (sí, se llaman así mismo como el detergente) y desde que vi las fotos quedé fascinada pues es el tipo de cosas que salen en National Geographic o Discovery Channel. Me prometí a mí misma que iría y justo ahora, algunos meses después de mi llegada y tomando como excusa mi cumpleaños, pude cumplir mi auto compromiso y mi semana aniversaria se la dediqué a conocer las tribus del sur de Etiopía y posteriormente, en una continuación de la travesía, nos dimos un salto a conocer los más históricos destinos del norte.

Y fue así como, cuando cumplí 33 (el 30 del mes 03), el nuevo año de vida me agarró de la forma que yo quería: en medio de la aventura. ¿Lo mejor? Me acompañaron dos de mis personas favoritas del mundo mundial:
· Mi medio aguacate, dígase mi esposo Roland
· Mi ami-hermana (desde hace más de 25 años) Paula Sofía Espinal, quien pasó más trabajo que un catre viejo para venir desde RD y complacerme al ser mi primer regalo de cumple y la primera persona que viene a visitarme a África.

Marichams-ETH-SUR-00-us-IMG-20180331-WA0016

¿El segundo? Claramente el viaje que arrancamos casi de inmediato. La pobre Pau no acababa bien de llegar cuando se dio cuenta de que su maleta no había llegado, Murphy haciendo de las suyas para agregarle chispa al asunto. Y para colmo el plan era iniciar, prácticamente de inmediato, un trayecto de unas 8 horas en vehículo hacia la ciudad de ‘Arba Minch’ (que hasta aereopuerto tiene, pero el presupuesto no daba para avión).

Volviendo al punto…
Sí, entendiste bien: acabamos de llegar de conocer algunas de las más famosas tribus que aún existen en África y de ir a ver unas estructuras que parecen hechas por los alienígenas… y no, ¡no te estoy ‘tripiando’! Pero paso a paso y poco a poco, que hay demasiada info que procesar y compartir al punto de que casi me agobia todo lo que quiero contar (¿tiene sentido que me pase eso?).

Partamos por el SUR
Algo que debes entender es que en Etiopía existen más de 150 tribus y grupos étnicos con idiomas y estilos de vida extremadamente diferentes y es el sur del país donde se encuentran los grupos que han sido menos ‘afectados’ por la modernización y cuya realidad los deja, en buen dominicano, ‘má atrá quel’ último’, pero al mismo tiempo sin haber perdido aún del todo su autenticidad. Además de la diversidad a nivel humano, esta zona tiene regiones de magnífica diversidad tanto en la flora como en la fauna y claro, una de estas fue nuestra primera parada.

Para que te lo imagines en el calendario, Pau llegó el 30 y el 31 de marzo fue el día que oficialmente arrancamos la aventura. En la mañana nos fuimos al ‘Lago Chamo’ donde pudimos ver tanto hipopótamos como cocodrilos en su entorno natural. Toma en cuenta que cuando uso el plural no exagero: te juro que en un momento hasta me dio ‘teriquito’ el darme cuenta de que estábamos en un bote literalmente rodeados de al menos 15 cocodrilos GIGANTES y para muestra… una foto donde puedes ver un buen par.

Marichams-ETH-SUR-00-IMG_5041fx

Lo más cool es que justo en este viaje estaba estrenando una nueva óptica para la cámara, ideal para capturar vida salvaje, lo cual me permitió disfrutar de la experiencia como si estuviera a milímetros de distancia y apreciar detalles que resultan de otra forma casi imposibles de percibir… ¡Como la cantidad de caries y sarro que tienen los cocodrilos! O sea, mira 😛

Marichams-ETH-SUR-00-croc-IMG_5039fx

Sí, ya sé que tienes que estar pensando que somos un trío de locos por estar tan cerca, pero al menos nosotros andábamos en un bote seguro, lo que me dejó anonadada fue ver a los pescadores que hacen kayak con árboles a pocos metros de ambos depredadores (hipos y cocods), como que no se los pueden literalmente comer de un bocado…

Marichams-ETH_SUR_00-DSC_0086fx

Y como la vida sabe hacer de las suyas, en medio de nuestra entretenida vuelta por el inmenso lago recibimos una llamada: ya estaba acá la maleta de Pau, el único detalle es que no volveríamos a la capital hasta dentro de 6 días más… ¡Pero al menos ya había maletas!

Marichams-ETH-SUR-00-IMG-20180331-WA0001Como puedes entender, el día ya se había dado por pago y a penas estábamos a mitad planeada para la jornada.

Para colmo, cuando fuimos a comer nos encontramos nada más y nada menos que con la leyenda etíope del maratón olímpico Haile Gebrselassie y bueno, para que quedara evidencia hicimos un pequeño acto ‘groupie’ y le pedimos una foto porque ¿¡por qué no!?

Y bueno, ya paro de escribir que no quiero que te me agobies o aburras. Nos leemos pronto para seguir, ¡que hay mucho que contar!

Un abrazote desde África.
M.

Anuncios
h1

Hoy, yo voté

mayo 15, 2016

Yo voté, ejercí mi derecho, cumplí con mi deber. Expresé mi inconformidad hacia la mediocridad que nos ahoga y hacia la corrupción que nos aniquila.

Voté, no por el menos malo, ni por el que me puede convenir a nivel personal, voté por lo que creo puede hacer un cambio en la patria que me vio nacer, por lo que mi razón dicta es lo mejor para honrar el legado de tantos hombres y mujeres que murieron para que un día como hoy yo pueda decidir mi futuro y el de mi nación.

Lo único que se compró hoy con mi voto fue mi paz de conciencia, fue la tranquilidad de que aposté por una mejor República Dominicana, porque utopías y aparte, aún mantengo la leve esperanza de que en mi tiempo de vida mi país recibirá el gobierno que le deseo, el gobierno que me merezco, el gobierno que me hará sentir orgullosa de ser dominicana.

Yo voté, como he hecho antes y como volveré hacer en los próximos 4 años, porque si algo tengo la dicha es de haber nacido en una época en donde puedo darme el lujo de siendo mujer y mulata poder levantarme, dirigirme a las urnas y con la frente en alto hacer sentir mi voz.

Y tu, ¿ya votaste?¿podrás dormir en paz esta noche?¿tendrás una conciencia tranquila hasta los próximos comicios?

h1

Gracias 2015

diciembre 30, 2015

viajes 2015

Quiero darle las gracias a este año por haberme permitido conquistar nuevas fronteras, por darme la dicha de descubrir nuevos horizontes, de afianzar amistades, de crear vínculos, de establecer conexiones, de crecer, de expandir mi mente, de abrir mi corazón…

Quiero darle las gracias a quienes hicieron posible que en los últimos 13 meses tuviera la dicha de visitar 10 países y más de 30 ciudades, a quienes me acompañaron en las distintas aventuras y a quienes las disfrutaron conmigo en físico y en binario.

Agradecimientos especiales a Roland, Celibés, a mi madre Lucy y al resto de mi familia quienes no sólo permitieron, promovieron y alentaron mi sed de viajar, sino que supieron entender mis presencias y ausencias.

Además de cerrar este ciclo feliz, enormemente agradecida y satisfecha, lo cierro con la unas ganas eternas de continuar viajando, pues no sólo me queda todo un mundo por descubrir, sino que me quedan infinitas historias y aventuras por ser vividas, escritas y fotografiadas.

Desde el fondo de mi corazón, ¡GRACIAS 2015 POR TANTO! (2016, ¡te la pusieron difícil!)

h1

Metáfora cósmica de un eclipse lunar

septiembre 27, 2015

Pese a la luna estar más grande y más brillante de lo normal, la oscuridad la arropa, la cubre, la colma. Y ella, como quien no se inmuta, sigue dando lo mejor de si. La oscuridad eventualmente se va, la luna vuelve a brillar, ella sigue siendo la misma luna. Pero tal vez nosotros, los simples mortales que disfrutamos de esta cósmica metáfora, ya no seamos los mismos…

h1

Un apagón en lo’ paíse

julio 2, 2015

Desde hace una semana estoy en Alemania y hasta ahora la vida funcionaba de lo más normal, excepto por el hecho de que ¡TODO funcionaba! Sin embargo ayer sucedió algo que me demostró que ser tercermundista tiene GRANDES ventajas entre ellas que nos prepara -mejor que a muchos- para las adversidades.

Cada cual estaba en el universo paralelo de nuestros respectivos ordenadores cuando, de repente, noto que no hay internet. Le pregunto, ¿se fue la conexión? el se pone de pie y va al router: está apagado. Con cara de confusión revisa la impresora, también está apagada. Examina al menos 10 dispositivos para llegar a una rotunda conclusión: hay un problema eléctrico o, en buen dominicano: ¡se fue la luz!

Yo, que a estas alturas estaba casi mordiéndome la lengua para no explotar de la risa no puedo contenerme más y entre carcajadas le digo: ¿y no que aquí no se va la luz? El, estupefacto me confiesa que en más de dos años NUNCA había sucedido. Se asoma a la ventana y nota que los vecinos hacen lo mismo, algunos sacan la cabeza por la ventana, otros se colocan en las puertas y entre sí conversan sobre el bizarro contexto.

El apagón no duró más de 20 minutos. Pero los pobres alemanes no sabían ni qué hacer con sus vidas ante tal extraño imprevisto. Yo sin embargo… ¡me sentí como en casa! 😛

h1

70 años después

mayo 14, 2015

Hace exactamente 70 años nació aquel que me regaló la oportunidad de vivir.

Desde hace un rato no está a mi lado, pero existo gracias a el y por ello, mientras yo esté en este mundo el seguirá obrando a través de mi y será, en cierto modo, responsable de mis logros.

Por ello he decidido que la forma de agradecerle dicho regalo, el más importante de todos, es tratar de llevar una vida de la cual se hubiera sentido orgulloso. Y eso intento…

Me tomo la libertad de compartir por esta vía un mensaje que quiero que le llegue, donde quiera que esté y que quizá al yo pensarlo, sentirlo y expresarlo, pueda alcanzarle mejor:

“Feliz cumple papi, gracias por hacer de mi quien soy. Te extraño, te amo y te prometo seguir luchando por poner en alto los valores que con tanto empeño tu y mami me enseñaron. ¡Hoy brindo por ti!”

h1

Y así entré a los TÁ

marzo 30, 2015

Acá estoy, tres décadas después de mi nacimiento, en un punto lleno de preguntas, de miedos, de inseguridades. Por que al dejar los veinte creí que sabría a dónde iba en mi vida, sin embargo lo que he aprendido es a donde NO quiero ir.

Quería tener una licenciatura y la hice, tomé una de las más divertidas carreras, una que me deja más puertas abiertas y campos laborales de las que jamás pude haber soñado, sin si quiera salirme de mi área de estudios.

Quería vivir fuera de mi país y me dejé adoptar por Madrid. ¡Ay Madrid de mis amores! Allí viví fiestas hasta quien-sabe-que-hora, descubrí mi espíritu mochilero y aventurero, reí, lloré, crecí y gracias a la loca idea de un antiguo jefe descubrí que mi carrera profesional podía ir más allá de lo que yo misma podía limitarla.

Quería hacer una maestría y la hice, seguida de un curso en un área que odiaba y que me enseño que aquel refrán de “no escupas para arriba o te caerá en la cara” era cierto. Dos años después era diseñadora, publicista y especializada en web, siendo las dos últimas exactamente las dos cosas que inicialmente me jactaba de no ser.

Me llegó la hora de volver, con deudas, con tristezas, con decepciones, creyendo casi que había fracasado sin darme cuenta de que era lo que me convenía. Y volví a casa, sin dinero y sin idea de qué haría con mi vida.

Seguí caminando, salí de la crisis económica que me traje de España, conocí aún más gente, trabajé en un lugar y en otro… ¡Hasta fundé una empresa! (dos, si nos vamos a temas legales). Hice realidad mi sueño de escribir sobre lo que me apasionaba y lo saqué de lo personal llevándolo a un proyecto que me abriría aún más puertas de las que creía posible acceder.

Quise hacer un postgrado en educación para aprender a ejecutar la pasión que mis padres sembraron en mis venas y lo hice. Logré comprar el carro con el que tenía un buen rato soñando, aquel que me llevaría hacia las aventuras por venir. Sólo me faltaba, conocer mi país, seguir viajando trocitos del mundo y mi meta última de los veinte: el doctorado. ¡Ahí fue donde los 29 se dieron grandes!

En este último año y medio de mi vida anduve mis 2/3 de isla al punto que puedo decir que prácticamente he visitado cada una de sus provincias. taché de mi lista ciudades y países a los que había soñado viajar por años y, finalmente, puedo decir llena de orgullo que yo, Maricha Martínez Sosa, soy la loca que está haciendo un doctorado en cultura.

No sé qué será de mi vida en el camino para llegar a los cuarenta, no sé que traerá está década que hoy inicio, no sé ni dónde estaré en los próximos cinco años… No lo sé, ni me interesa porque si hay algo que aprendí es que no soy un árbol y las raíces que me atan no son físicas, sino hechas de algo superior y más duradero.

Lo único que sé, a ciencia cierta, es que estaré bien.
Que iré a donde mis sueños me lleven y a donde mis circunstancias me lo permitan, que seguiré tratando de ser la mejor yo que puedo se en cada contexto y de ayudar a todo el que pueda, desde mis modesta realidad.

No quiero ser rica en lo económico… Nunca ha sido ni será mi prioridad, con ser estable me vale y con poder darme el lujo de, por momentos, ser libre también.

Quiero continuar siendo una mujer que lucha por lo que ama.
Quiero continuar sintiéndome plena, viendo hacia atrás con lágrimas de alegría y satisfacción, quiero seguir conociendo gente, lugares, culturas, idiomas, países, sabores…
Quiero seguir viviendo aventuras, hilando experiencias e historias al rededor del mundo. Pero sobre todo, quiero poder seguir contándolas de todas las formas posibles: a través de las palabras de mis escritos y artículos, de mis narraciones verbales, de los componentes de mis diseños, de mis fotos, de mis dibujos… A través de mis ojos, de mi sonrisa, de la pasión con la que vivo y con la que trato de hacerlo prácticamente todo.

En los treinta quiero continuar mi perfeccionamiento como individuo y hacer que mis aportes sean cada vez a mayor escala.

Eso quiero, será mi meta de una década: que lo bueno que hay en mi se multiplique y logre con su eco beneficiar a otros, a que sean también ellos mejores individuos, a que sepan lo que son, lo que valen, que aprecien lo que tienen, que conozcan sus raíces…

Aún no tengo el plan, pero sé que tengo gente dispuesta a ayudarme, a caminar a mi lado y a apoyar mis -a veces muy locas- ideas.

Hoy 30 cumplo los 30 y le tengo un mensaje muy claro a la vida: ¡que me siga dando mucho de lo bueno, que estoy lista para recibirlo!

Bienvenidos sean los TÁ, sé que serán mejor que los veinte ¡y ya eso es mucho decir!

A %d blogueros les gusta esto: