Deuda Callejera

¡Eh tu, me debes algo! Guapa. Tu, ¡escucha! ¡En serio, me debes algo! Repetía insistente una voz distante pero poderosa. Lo miro, pues siento que me habla a mi y que no podría pasar de el, que no me dejaría ignorarle. Al voltear el rostro y verlo me dice con expresión amable: Linda, es que… Seguir leyendo Deuda Callejera