Posts Tagged ‘cariño’

h1

Tras una linda despedida vino una bienvenida sorpresa

julio 2, 2011

Había mencionado mi despedida de Madrid, pero por falta de fotos no les había contado que me hicieron una bienvenida sorpresa a Santo Domingo el lunes 20 (llegué el 19 en la tarde/noche). Para mi esa fue la semana de “sorprendamos a Maricha”, lo cual está MUY bien y fue MUY divertido. Mis amigos más cercanos (on y offline) de mi etapa Madrileña aprovecharon su actual residencia en el país, se reunieron y me recibieron con muuucha comida (adaptación vegetariana de una receta típica que me encanta), una tarta inmensa, vinito y súuuuuper buen rollo.

La verdad es que hay gente que andará sola por la vida, pero esta personita que escribe no puede quejarse de sus amigos (tanto locales como extranjeros), de los detalles que tienen y de la forma en que saben expresarme su cariño.

Sólo me queda una cosa por reiterarles: ¡Gracias a todos, ustedes son lo más :*!

Dejo tres de las fotinas, cortesía de Alexei Tellerías, para que no se quejen.

Anuncios
h1

La más linda despedida

junio 20, 2011

Llegué al aereopuerto cansada, agobiada, estresada, como se llega cuando se despide una de aquello de lo que realmente no quiere despedirse. Mis acompañantes me dejaron en lo que aparcaban para que me fuera integrando a lo que posteriormente descubrí era una inmensísima y horrible fila.

Recibí la llamada de un amigo, una de esas que te alegra aunque era de esperarse y unos diez minutos después vi a alguien que parecía ser él. No tenía sentido así que busqué enfocar mis ojos y al hacerlo detecté otro rostro conocido, y otro, y otro, y otro, y otro… Eran parte de mis twitteros, mis piratas habían planeado una despedida sorpresa en el aereopuerto porque al parecer se negaban a que me fuera sin darme un último abrazo.

Yo no soy muy de llorar en público, incluso lo evito a toda costa sobre todo si estoy entre conocidos, pero la sorpresa me pudo y brotaron de mis ojos inmensas lágrimas. No lo creía, pero de esa manada de locos todo era de esperarse, me habían pillado “fuera de base” y la mezcla entre moqueos lacrimógenos y una sonrisa de idiota lo ponía en evidencia. Me habían llevado su cariño, su compañía, su alegría y una rosa roja. Me acompañaron en la larga fila, me ayudaron con el equipaje y posteriormente me contaron parte de la historia.

El viernes habíamos hablado de ir a por unas cañas, pero mi agotamiento me dejó sumergida en una siesta de la que no salí hasta pasada la media noche y evidentemente no pudimos quedar. Ellos lo hablaron entre sí y contactaron a mi hermano, que también está fuera del continente y los refirió a mi cuñada. Si, la misma que me llevaba al aereopuerto era cómplice (¡que bien guardó el secreto esa malvada!) y entre todos (algunxs que no pudieron ir incluso) fueron sacandome información.

Aquellos que alguna vez fueron desconocidos ahora son mis amigos, y unos tan especiales que en un día con sentimientos agridulces me dejaron llena de cariño y agradecimiento por el linditísimo gesto. Confieso que ellos se han convertido en una de mis mayores “pérdidas” con el cambio de continente.

Si antes por motivos laborales era defensora de las redes sociales tras haber encontrado a ese maravilloso grupo no hay quien me quite la idea de que en ellas si se pueden crear relaciones tan reales como las emociones que experimenté en la que considero ha sido mi más linda despedida.

h1

Ellos & yo #2: no me lo entregues, sólo deja de cerrarlo.

abril 30, 2011

Me ha pasado varias veces que dada mi intensidad y la -tal vez excesiva- atención que le presto a quienes están a mi lado, se malinterpretan mis intenciones. Yo por ir de buenorra confiando en la gente y queriendo ayudarles a ser un poquitín más felices, a veces acabo siendo percibida como una enamoradiza, loca o todas las anteriores.

Y lo entiendo, si no estás acostumbrado a que una persona sea cariñosa, detallista y que realmente se interese por ti, pensarás que está mal de la cabeza y te alejarás ya sea de manera física o emocional. Ahora sinceramente, todos en algún momento de nuestra existencia llegamos a querer a alguien, pero a veces hay que darse la oportunidad de ser querido y dejar de cerrar las puertas de nuestro ser.

Aprendamos mis apeciados a que no todo el que viene con una sonrisa pide que le entreguemos el corazón como si de la peli que habla sobre su lado oscuro se tratara (con sangrerío y todo), a veces lo único que quieren es poder sentarse al lado de otra persona y saber que allí también late un corazón (uy, ¡como me pongo de cursi!). Esta segunda edición de “Ellos & Yo” va de ese problema, (no, no va de mi cursilería) y con esto los invito a que por favor en vez de ponerse el sombrero, acaben de quitarselo de una vez por todas y se dejen querer, que pocas cosas hay tan ricas en la vida como el saberse querido.

¿Detalles? él sonríe aunque sabe que su corazón está fisurado, ella sin embargo está como quien recibe un regalo que no le gusta, pues -triste- se da cuenta que nuevamente han malinterpretado sus buenas intenciones.

h1

It’s just a kiss!

marzo 4, 2011

Hace unos días que conversando con alguien -a quien le estoy tomando bastante aprecio- salió el tema de como las personas dependiendo de sus marcos de referencia, vivencias y formas de ser, expresan el cariño de distintas maneras. De cómo hacerlo con manifestaciones físicas podría para algunos resultar lo más natural y al mismo tiempo puede crear en otros un ambiente extraño.

En ese momento no pude sino imaginar a alguien tan expresivo y cariñoso como yo, intentando dar un besito en la mejilla a quien producto de su incomodidad se alienaba y transformaba en un raro ser.

Y bueno, este es el resultado de la imagen que se creó en mi cabeza. Espero que les guste y recuerden que no hay que complicarse la vida, sobre todo cuando lo que está sobre la mesa es algo tan sencillo como demostrar afecto y al final… It’s just a kiss!

Como sé que son fans de los making of les dejo el proceso que ha implicado, desde el plasmar la primera idea mientras conversaba, hasta el resultado final.

h1

La relatividad de lo creativo

marzo 3, 2011

En estos días que he tenido una inusual descarga creativa y dentro de ella he estado filosofando un poco sobre la creación, -como acto de crear, no como rollo religioso- llegando a hacerme varias preguntas bajo la misma línea de pensamiento:
¿Se debería desarrolar un concepto, idea o proyecto aún sabiendo que el abordar la temática puede herir los sentimientos de alguien en el entorno personal? ¿debe limitarse la creatividad por el cariño y/o aprecio a una o varias personas? En principio diría que si, que por amor hay que hacerlo todo pero entonces… ¿No es eso entonces autocensura? ¿dónde queda la libertad de expresión?¿no debería quien me quiere entender mis necesidades de comunicación/creación?

Las relaciones humanas son lo que son: hermosas, fantásticas y enriquecedoras. Pero también tienen sus matices negros y en este caso aunque me viene a la mente la frase “el respeto al derecho ajeno es la paz” me queda la duda de cómo aplicar esto al mundo de la materialización de las ideas y de hasta dónde tenemos bandera verde -o roja- para crear…

h1

Respuesta de quien más amo

febrero 17, 2011

Ante mi post de ayer me llegó un email con una respuesta tan linda, tan emotiva y tan llena de sabiduría, que no pude mantenerla para mí misma. Y sin permiso de quien la ha creado (que se enterará mientras la lea) siento que debo compartirla con ustedes.

Con este tipo de palabras he crecido, esto es el amor que he conocido de toda la vida. ¡A que soy una persona sumamente afortunada!

Esta es la respuesta de quien más amo en el mundo (mi madre) a mi post sobre la nostalgia en los días grises.

Me encontré con tu saudade o morriña o nostalgia o ganas de estar en casa…, esa es la vida hija adorada, eso es lo que uno debe intentar atesorar, bellos recuerdos que ya se fueron, tristes memorias que nos hicieron llorar pero que ya tampoco están, momentos de dolor tan intensos que de mantenerse nos volverían locos, grandes tiempos de logros que nos hacen flotar como en las nubes, encuentros y desencuentros, vida que fue y ya no lo es…

Nada negrita linda, creo que te haces cada día mas adulta, mi niña ha crecido, ha embellecido, aunque para mi siempre fue preciosa, ha madurado, como dice el Evangelio: crecía en sabiduría y gracia.

Tus sentimientos, tus congojas, las media sonrisas por las fotos viejas, o los truños o cejas levantadas que indican la incredulidad ante lo hecho hace tiempo, eso es parte de la vida, aprovecha la experiencia y crece más, te bendigo por ayer, por hoy y guarda un poquito para mañana,

Mami

Creo que tras ver esto les es más fácil comprender el porque me desvivo por esta fabulosa mujer.

h1

Hoy me enfrenté a la muerte y duele…

diciembre 11, 2010

Hoy fue un día difícil.
La muerte cuando se está lejos de casa es rara pues todos están fuera del contexto cotidiano, las ausencias no se distinguen porque todos están ausentes. Y sufrimos y lloramos, pero no nos percatamos de que alguien realmente ha dejado de existir físicamente pues casi nadie de nuestro pasado existe en el aquí y ahora en que vivimos.

Hoy fui a mi primer encuentro con la ausencia de Saydia, mi primer encuentro con su madre, a quien no sé si le hice bien o mal pues al verme rompió a llorar, rompimos a llorar como si fuera el primer día.
Y no pude soltarle la mano y no pude alejarme de ella, algo me decía que me quedara lo más cerca posible, que la apretara fuerte y que la abrazara.

Quizá era mi sentimiento de culpa por no haberme hecho presente antes, aunque es una culpa estúpida porque no había podido hacerlo como una de las consecuencias negativas de vivir fuera del país.
Quizá era esa deuda con Saydia por haber dejado que nuestras vidas se distanciaran tanto en sus últimos años.
Quizá era esa necesidad de demostrarle a su madre cuanto quise a su hijita y cuanto valoré su amistad en su momento.

Hoy me efrenté a la muerte y a la cruel realidad de que uno de los seres más alegres que he conocido no sonreirá jamás más que en nuestros recuerdos.
A la de una madre desconsolada, pero que ha sabido continuar a flote.
A la de un novio bueno que sigue viviendo su luto.
A la de una amiga a la que nunca podré invitarle una cerveza y reírnos de cuanto hemos cambiado desde que eramos pequeñitas, de aquel viaje a la playa por mi cumple o de las vueltas que da la vida.

¡Si que ha dado vueltas la vida!
Tantas que en vez de estar ella en mi lista de personas por abrazar con amor está el abarazar su madre con tristeza.
Tantas que en vez de estar el compartir una sonrisa estuvo el compartir unas lágrimas.
Tantas que duele.
Si… duele.

A %d blogueros les gusta esto: