Posts Tagged ‘cotidianidad’

h1

La mala suerte de romper un espejo

noviembre 13, 2011

Desde que tengo uso de razón he escuchado que romper un espejo da mala suerte, algunos le ponen fecha a la duración de la desgracia, otros la dejan “sin apellido”.

Ayer me desperté sofocada, habían descontinuado la energía eléctrica en mi zona y entre el calor, los mosquitos y el ruido, Morfeo no aguantó más y “me sacó los pies” devolviéndome a la real realidad. Esforzándome por hacer las paces con él procedí -toda adormilada- a abrir las ventanas, y de un momento a otro sentí un CRASSGHSGSGHSH fuertísimo a mis pies (literalmente). Sin querer había dejado caer un espejo de unas 17×22 pulgadas.

Perpleja y congelada frente al caos que mi torpeza acaba de producir pensé: claro, romper un espejo trae mucha mala suerte, no sólo lo pierdes y tienes que gastar dinero en comprar uno nuevo, tienes que limpiar el desastre y para colmo tienes todas las posibilidades de acabar cortándote en el proceso o después, porque si hay algo que siempre aparece tras una ruptura de objetos de vidrio son pedacitos traviesos y maliciosos.

Y ahí me di cuenta de que muchas “maldiciones” puede que simplemente sean la forma de reflejar los problemas que traen, como consecuencia, ciertas cosas que nos suceden en la cotidianidad.

Anuncios
h1

La otra cara de la moneda

septiembre 1, 2011

Caminas, ves a alguien que está sentado, te mira a los ojos, le sonries, continúas tu ritmo por unos segundos, reduces la velocidad, te detienes, haces un giro y buscas contacto visual con él.

Estás sentada, ves a alguien venir, le miras a los ojos, te sonrie, continúa su ritmo por unos segundos, reduce su velocidad, se detiene, hace un giro y busca contacto visual contigo.

A veces la vida nos da la oportunidad de vivir situaciones tan parecidas que parecen reflejadas, pero tienen la peculiaridad de que las experimentamos desde roles distintos: en vez de ser quien habla, somos quien escucha, en vez de ser quien propone somos quien decide…

Es en estas vueltas de la moneda que entendemos cosas del pasado, que todo llega a nuestras cabezas tan claro que los sucesos cobran sentido. La pregunta es, ¿tendremos la capacidad, una vez comprendido, de no repetir los mismos finales tristes?¿acaso es posible que cambiemos el destino?… ¿Tiene sentido hacerlo?

h1

Cotidianidades II

octubre 30, 2010

A principio de mes les presenté una nueva colección de fotos que estaba haciendo, pensé -por su naturaleza- en llamarla “Cotidianidandes”.

Pues acá les muestro la segunda pieza, vino ayer tras una tarde de viernes que se caracterizó por ser solitaria y lluviosa, elementos que desataron la creatividad y bueno, este es uno de los productos.

Estas son mis confesiones visuales, espero que les gusten :).


Ver Cotidianidandes I.
Ver Cotidianidandes III.

h1

Cotidianidades -foto-

octubre 9, 2010

Hace unas cuantas noches mi compi de piso cometió el error de lanzar al aire un tema que acabó inspirandome a sacar mi cámara y mostrarsela, y claro, una vez afuera era inevitable no utilizarla.

Pues se me ocurrió experimentar un poco con la luz, el desenfoque y los detalles de los objetos del día a día y esta es una de las fotos que más me ha gustado, digamos que puede ser el inicio de una serie llamada “Cotidianidades”

Esperemos que vengan más.

Ver Cotidianidandes II.
Ver Cotidianidandes III.

h1

Back to reality

agosto 30, 2010

Con dolor de mi alma he tenido hoy el primer previo de la vuelta a la rutina. Ya queda sólo el dulce sabor de las buenas fiestas, de las amanecidas conversando entre amigos, del levantarse directamente para almorzar.

Volvemos a lo verdaderamente cotidiano y dejamos en el recuerdo lo rico que es un agosto con libertades, algunas totalitarias, otras condicionales, pero siempre menos esclavizantes que el día a día de oficina.

¡A por ello! que en cuatro meses volvemos a disfrutar de la buena vida con las vacaciones navideñas. Mientras, aguantemos que no hay de otra.

h1

La Magia de una Sonrisa

julio 20, 2010

Que bonito es compartir una sonrisa con aquel con el que -por tímida- llevas evitando cruzar una mirada todo el trayecto.

Hay veces, lamentablemente las menos, en que en el metro se vive la verdadera magia, la que nutre sueños, ilusiones y fantasías, la que nos hace sentir como niños en día de reyes, siendo adultos en la cotidianidad.

Y en esos breves momentos es que nos damos cuenta de que la felicidad no está tan lejos, que probablemente esté a la vuelta de la esquina o que ya estamos en su antesala.

Si, esa es la magia de una sonrisa, la misma que -independientemente de que viniera de un guapo desconocido- nos pone en contacto con nuestro lado optimista, y hace que esa hermosa expresión se congele en nuestro rostro por al menos unos minutillos.

h1

La vida en el PIT (Lane, Stop & Crew)

junio 13, 2010

Alguna gente y momentos tienen como función única en nuestras vidas servir para recargarnos energía y es que –permitiéndome la comparación- son una especie de Pit Stop.

Este símil lo hago porque si nos fijamos bien uno, al igual que los corredores de F1, debe hacer ciertas paradas técnicas de gran importancia en el curso de la carrera (nuestra vida).
A diferencia de las distintas escuderías, ellos suelen diseñar estrategias técnicas específicas para cada circuito, nosotros -como desconocemos el circuito que nos corresponde vivir- simplemente utilizamos estos espacios de tiempo y de experiencias para recuperarnos.

Lamentablemente, al igual que en los Pit Stop, esta gente/momentos tienen duración limitada en nuestra vida y en caso de hacer alguna mala jugada, el resultado puede ser catastrófico.
¿Quién no recuerda haber visto el video de Felipe Massa cuando arrancó su Ferrari con la manguera de combustible aún colocada?
¿Acaso no nos suceden cosas similares en la cotidianidad?
Esos errores, causados quizá por traumas, cansancio, falta de atención, enfoque o metas claras, pueden dañarnos una jugada futura y hacer que esa parada que en un principio debía devolvernos la fuerza inicial, nos acabe derrumbando.

Aún no he encontrado la manera de detectar en las nuevas personas qué tipo de PIT serán pues no es lo mismo ser un Pit Stop, que es donde me paro y reposteo, a ser del Pit Crew, dígase quienes ayudan a recuperarme en los momentos cruciales, como es el caso de los amigos de antaño y los familiares cercanos. Y claro, el mayor lío está en saber salir del stop en el momento preciso, con las herramientas adecuadas, sin herir a ninguno de los involucrados y ganar tiempo mientras se recorre el Pit Lane.

En fin, que aunque muchos consideran que la F1 es aburrida, (yo inclusive si no hay algún choquecito divertido, terreno mojado o rebases interesantes) en ella podemos ver una metáfora de lo cotidiano y aprender que el truco está en la meticulosidad con que manejemos las situaciones, en la forma en que nos preparamos para los distintos momentos y en la calidad del equipo humano y técnico que llevamos detrás.
Aprendamos pues a ver los errores de cada “carrera” y a mejorar nuestro “vehículo” adaptádolo a las nuevas circunstancias y manteniendo siempre un contancto sincero y enriquecedor con nuestro Pit Crew pues esa mis queridos BlogReaders, creo que es la única forma de lograr la pole y de ganar el circuito.

A %d blogueros les gusta esto: