Posts Tagged ‘cotidiano’

h1

El trauma de estar de vuelta a mi Alma Mater

febrero 7, 2012

Hoy fui a mi Alma Mater porque estoy gestionando nuevamente los documentos de la finalización de mis estudios de grado.

Siempre que uno va a un lugar en el que vivió fuertes emociones y largos períodos de tiempo se encuentra con esa extraña e indefinible sensación.
En mi caso se multiplica en su escuela de idiomas fue que hice mi educación lingüística y porque mi padre siempre trabajó en la universidad de la que soy egresada. Dígase que no sólo pasé allí mis inicios profesionales sino también gran parte de mi infancia y adolescencia (¡Oh aquellas mañanas sábados estudiando inglés y los lunes/miércoles de italiano!).

Encontrarse con los cambios en la infraestructura es lo clásico, pero cuando se llega a los cambios de procesos es que se lía el asunto. Ingenua al fin hice mi fila, delante mío habían unas cuatro personas que duraron una eternidad en sus respectivos turnos. Conforme “comía boca” y me entrometía en las gestiones ajenas me sentía más y más vieja. La primera persona era de nuevo ingreso, dígase sería matrícula 2012, la siguiente era 2010, había una 2009 y una 2008 que parecía que había tenido una vida difícil (estaba un tanto “deteriorada”).

Al llegar mi turno y preguntarme mi matrícula fue que me di cuenta de que ya no era aquella chavalita universitaria, ¡estamos en el 2012 y mi matrícula es 2003! Hace casi 10 años que entré a aquella institución…
Fue estando trastocada por el redescubrimiento de mi “juventud acumulada” que me enteré de que hay que hacer la gestión vía internet y ¡sorpresa! dada la “antiguedad” de mi matrícula tenía antes que pedir una nueva asignación de contraseña porque ya ni siquiera estaba en el sistema la mía. Una vez con ella hacer la solicitud online, pasar por caja y luego volver a hacer la fila donde todo inició.

A estas alturas ya me sentía un dinosaurio, cual viejita de cabello blanco y andador en un banco a la que le dicen que debe retirar su dinero por el cajero automático en vez de vía un representante.

A fin de cuentas hasta llegué tarde a una reunión, porque el proceso será muy moderno, muy moderno, pero de práctico nanai y perdí al menos media hora más de lo previsto.

De mi reencuentro con mi alma mater salí pensando en como el tiempo pasa -sin lugar en dudas no en vano- tan puntual como es de esperarse, démonos o no cuenta y como los años pasan gústenos o no.

h1

Creatividad aplicada a lo cotidiano

octubre 2, 2011

Partamos de la premisa de que: La creatividad puede aplicarse a todo.
Hay quienes pecan de creer que esta es sólo un campo de la publicidad o el diseño gráfico y no se dan cuenta de que en la misma resolución de los problemas que nos presenta el día a día podemos utilizar salidas interesantes y poco ordinarias.

Hoy quiero mstrarles unos cuantos ejemplos de cómo se aplica la inteligencia creativa en mobiliarios que no necesariamente prometen ser prácticos, ergonómicos, ni mucho menos baratos, pero si intrigantes y en muchos casos estéticamente impresionantes.

Disfruten y si quieren ver más visiten los links de referencia (al final del post) donde tienen una colección de 200 mobiliarios con estas características.

Fuentes:
100 Creative Furniture
100 Creative Furniture: Reloaded

h1

Aquí y ahora, narración experimental

marzo 24, 2011

Hace mucho que no lanzo una de estas narraciones experimentales (así las llamo yo, a saber cuál es su nombre real). Así que hoy jueves toca darse un bañito de dadaísmo y disfrutar (o sufrir) con este “aquí y ahora”.

Guitarra,
surrealidades televisadas,
música,
silencio.

MUERTE DE Liz Taylor
cirugía,
cabello tintado,
labios rojos,
arrugas (o no).

Leer la mente.
Mensaje atrevido,
respuesta anhelada,
objeto del deseo,
intensidad,
pasión,
sueña despierta
no despiertes del sueño,
cierra los ojos y sonríe.

VETE
Siente el sonido,
penetra la imagen,
cuidado con la….
CAÍDA

Hay gente mala,
o mala gente.
Lo mismo en el sentido contrario
y viceversa,
¡pero tampoco!

Fuego,
nubes,
lluvia,
humedad,
tacto frío,
tu sabes…
It’s time to hibernate!

h1

La toalla voladora

febrero 13, 2011

En el cuento decía que Aladino viajaba en una alfombra mágica que le permitía volar hasta su destino… Hoy he tenido esa impresión sólo que no precisamente con una alfombra, sino más bien con una toalla, la mía, y que en vez de “volar” sufrió lo que podríamos considerar un “aterrizaje forzoso”.

Caribeña al fin tengo la manía de secar mi ropa al sol, siempre y cuando por motivos climatológicos sea posible me permito eso que en Madrid es más bien un lujo y no una cotidianidad. Actualmente (como parte del Nómada Tour) estoy viviendo un piso 10, lo cual permite unas hermosas vistas y unos cambios de temperatura “interesantes”. Hoy, cuando terminé de lavarme la cabeza y vi que mi toalla estaba empapada y el día era bueno, decidí colgarla por fuera de la ventana (en unos nano cordeles que tiene el edificio) para secarla mejor.

Despistada al fin me sumergí en internet, el proyecto, las conversaciones, los mails y me olvidé completamente de que la había dejado allí. Cuando me picó el hambré y vine en busca de un tentempié me sorprendió el ver un objeto volador no identificado que se asomaba por la ventana, obviamente me acerqué y fue ahí que me di cuenta que la desgraciada toalla había esperado el momento justo de mi entrada a la cocina para salir volando.

El viento le dio sus instantes de gloria y a modo de danza fue haciendo giros hasta precipitarse y… quedar enganchada en el aire acondicionado de la vecina del piso 2.
Si, yo que apenas tengo una semana acá y que probablemente no dure más de un mes tuve que ir a donde la vecina que desconozco, poner cara de “yo no fui” y pedirle que por favor me pasara la toalla que colgaba de las rejas de su aire.

Ya sé que es normal que las cosas se vuelen, sobre todo cuando hay viento. Lo que no deja de intrigarme es porque la malvada esperó a que yo llegara para yo la viera caer, y no un segundo más para que pudiera pillarla.

Grandes preguntas de la vida, “casualidades” que para mi se responden con un nombre propio: MURPHY.

h1

Engaño Temporal

noviembre 7, 2010

A veces el tiempo engaña y nos da la sensación de que pasa más rápido de lo real.

Esta semana por ejemplo, no creo que esté a sólo 7 días de la anterior, tengo la sensación de que han pasado TANTAS cosas, he conocido a tanta gente, tantas pequeñeces han experimentado un cambio que no puedo comprender como todo se ha podido suceder en tan breve espacio temporal.

Esperemos que así continúe hasta el 2 de diciembre, que el tiempo vuele y me devuelva allí a donde realmente quiero estar en este momento. Y que siga la intensidad de lo cotidiano, que claro, tras ser magnificado deja de serlo. Porque con este ritmo de vida, siento que vivo más y hasta mejor.

Mientras por acá seguimos disfrutando, imaginando, creando y viviendo, mientras suena en mi cabeza Alex Ferreira que dice: Y todo pasó tan rápido, bienvenida a la velocidad

h1

The baby came back to mommy!

octubre 26, 2010

No es que soy una pija o una brand lover, aunque lo segundo si aplica en este caso. Es que con mi ordenador soy una persona MUY organizada y tengo allí no sólo los correos, sino también los teléfonos y las webs que diariamente consulto. O sea que mi vida es algo así como “miserable” cuando me alejan de mi beba porque un proceso que naturalmente me tomaría quizá unas dos horas, sin mi portatil me puede tomar hasta cuatro o cinco. Ojo, que esto sucedería aunque me dieran otro mac. Sumen entonces a esto mi odio por el windows y el hecho de que dejé de urlizarlo hace dos sistemas operativos, vamos, que no me entero de mucho teniéndolo en frente y sin lugar a dudas es una complicación a mi existencia.

Lo bueno es que my baby came back to me y con ella recupero parte del equilibrio que desde hace una semana había perdido. Ya tengo mi manzanita -esa que me hace un pelín más feliz- a mi lado, lo que quiere decir que ya tengo todos mis bookmarks, mis claves y la información del curro cotidiano.

Poco a poco vuelvo a ser yo y eso… ¡mola!

h1

Simplemente les extrañas…

octubre 12, 2010

Miras a un lado,
miras a otro
y ves que todo lo que antiguamente te rodeaba ha cambiado,
que tu entorno no parece tuyo.

Tu gente, la de siempre,
ya tiene prioridades que nada se asemejan con las de cuando tu compartías con ellos.
Ya hay comprometidos,
matrimonios,
nuevas familias,
bebés,
incluso a veces más de uno y de dos.

Y te preguntas
¿cómo puede todo estar tan distinto?
¿cómo pueden ellos pensar tan diferente?
y no entiendes nada,
pero nada de nada.
Read the rest of this entry ?

A %d blogueros les gusta esto: