Posts Tagged ‘cumpleaños’

h1

Qué tan malo puede ser un cumpleaños

marzo 31, 2011

Ayer era mi cumple, en teoría ese es tu día, vas a tener una fiesta con la gente que quieres, vas a pasarla genial, la vida te tratará bonito y serás un ser radiante que celebra un recordatorio de su cada vez más amplia experiencia de vida. Cuando digo en teoría tómese en cuenta que no todo se lleva a la práctica…

En el caso de ayer creo que lo único que quedó de esa utopía cumpleañeril fue la parte de “la gente que quieres”, pues sin miedo a equivocarme puedo decir que en 26 años, fue el peor 30 de marzo que recuerdo haber vivido. Pensarán ¡que exagerada! pero la de cosas que me pasaron parecían de película mala de terror.

Lo primero es que al despertarme me alisté para ir a cambiar mi empadronamiento, proceso en que le declaras al gobierno en dónde vives para fines de notificaciones y registros oficiales. Al ir necesitas tener la autorización de los dueños o alquiladores de la vivienda, yo tenía la firma de mi hermano y una vez allí, sentada y entregando la documentación respectiva me informaron que la que necesitaba era la de mi cuñada. Así de fabuloso fue que tuve que ir a Vallecas (un barrio que queda a tomá por culo de mi ruta) a buscar la firma, retrasando todo el plan del día (que tenía la agenda a tope).

Cuando resolví el asunto, vine a casa a dejar el pasaporte (soy paranoica de andar con mi permiso de residencia y pasaporte a la vez, siento que lo arriesgo todo) y a buscar mi portatil para ir a dar mi clase. Mientras lo hacía me di un golpe en la rodilla, justo en el puntito en el que el dolor manda corriente tanto para arriba como para abajo, de esos que te paralizan y tumban al suelo, a mi me dejó arrodillada como por cinco minutos casi llorando del dolor. Entre la firma y el golpe me retrasé y llegué tarde a la estación, por lo que me dejó el tren y llegué como unos 20 minutos después del tiempo pautado para la clase. Ésta fue frustrante porque es de internet y tecnología, pero nos está dando problemas la configuración con la tarjeta de wifi del ordenador de la alumna, y las dos horas me la pasé al lado de un técnico mientras el pobre buscaba las mil y un formas de resolverlo (sin éxito).

De ahi el plan era salir corriendo, pillar algo de comida y llegar a la oficicna. Cuando voy a comer, estando en la fila del fast food (vegetariano) con la orden ya hecha y con la cajera esperando a que pagara ¡me di cuenta de que no tenía la billetera! con lo cual no sólo carecía de fondos para costear mi almuerzo sino que se generó un estrés absoluto porque hoy en la mañana tenía la cita de renovación de mi permiso de residencia y es practicamente imposible hacerlo sin el carnet viejo (que evidentemente estaba en la billetera fantasma). Por suerte tenia una barrita de granola en la mochila y con eso me aguanté las casi tres horas que había acordado trabajar, y para disipar la duda de si era descuido o robo tuve que esperar a que llegara alguien a la casa a ver si había dejado allí la maldita vaina, ¡por fortuna así fue! todo el tiempo estuvo muerta de la risa en la cartera con la que fui al empadronamiento.

Salí de la ofi, llegué a la casa, comí lo primero que encontré pues estaba ya con mareillos y bajón de ánimo, pero no podía tampoco llenarme mucho porque en una hora estaría en clases de capoeira. Camino a la clase casi tenemos un accidente nada más y nada menos que con un vehículo de la policia, lo cual costó dinero (multa) y puntos del carnet de conducir. Y al llegar duramos más de 10 minutos buscando donde aparcar, practicamente sin éxito.

Como ven no era yo siendo drama queen, es que de verdad fue un día de asco.
¿Qué me mantuvo a flote? la infinidad de mensajes llenos de buena vibra, cariño y hermosas palabras que me llegaron por las distintas vías de comunicación.
¿EL highlight del día? Que al finalizar la clase, en el enfriamiento el profe nos puso unos minutos con los ojos cerrados en plan relax, y al abrirlos había una linda tarta de chocolate para mi. Hermoso detalle que tuvieron mi cuñada y hermano.

Pero bueno, yo soy positiva y tengo una teoría: los 25 arrancaron genial, firma de contrato jugoso para mi antigua oficina, tequila gratis en mi restaurante mexicano favorito, fiesta con los colegas, amanecida y viaje a Lisboa. Pero el año fue complicado, lleno de problemas, de indecisiones, de situaciones complicadas y conflictos entre lo racional y lo emocional. Entonces, para mi ya que los 26 arrancaron TAN mal es que serán inversamente proporcionales. Buen arranque fue mal año, mal arranque será un año espectacular.

Y nada, aprendí tress lecciones:
1. Siempre anda con algo de comida encima, que esa barrita energética que tiene tres semanas dando vueltas en el bulto de la portatil algún día será tu salvación. TRUST ME!
2. Trata de -dentro de la medida de tus posibilidades- no poner en la agenda cosas importantes de forma consecutiva si implican a otras personas.
3. Cuando le desees feliz cumpleaños a una persona, no le desees que pase un lindo día, sino que tenga un lindo año.

h1

Otro pésame en tu cumpleaños

febrero 27, 2011

Yo soy dominicana todos los días del año, pero confieso que los 27 de febrero suelo derramar al menos una lágrima. Y es que año tras año, para esta fecha el sentimiento se mantiene y las preguntas siguen siendo las mismas:
¿A dónde te llevamos patria adorada?¿Qué estamos haciendo con tus bienes?¿Cómo somos capaces de deshonrar la memoria de todos aquellos que murieron para que estuvieramos hoy 27 de febrero recordando nuestros andares por la libertad?¿Será que algún día sacaremos de nuestro ser la fuerza de luchar por lo justo o seguiremos siendo aplastados por niñatos creídos y desgraciados abusadores?

Creo fielmente que cada pueblo merece sus gobernantes, sus líderes… Y por eso soy más feliz no estando el mío, porque aunque amo en sobremanera mi país y ante todo defiendo mi bandera, pero me deprimen más sus realidades de lo que me alegaran sus ventajas y por tanto amo -y sufro- a distancia.

El año pasado escribí “Un pésame en tu cumpleaños” una entrada cargada de sentimiento, de lágrimas y de dolor por la nación a la que amo. Y este año, que se vislumbra sin perspectivas de mejorar, vuelvo a darle a mi amado país mi más sentido pésame en vez de una sincera felicitación. A ver que nos queda de Dios, Patria y Libertad… A ver que nos queda del rojo, azul y blanco… Quedará Dios para quienes lo creen eterno y quedará el rojo de la sangre, porque lo demás -lamentablemente- es historia.

h1

Mi primer blog-cumpleaños

diciembre 31, 2010

Un día como hoy opté por seguir una corazonada y me aventuré en lo que pensaba sería un fracaso sin saber que allí encontraría el remedio a muchos de mis males.

Hoy cumplo mi primer añito como bloguera.

Gracias mil por ser parte de este año, por interesarse (aunque aún no entiendo por qué) por las locuras que son mis cotidianidades, por la hermosa retroalimentación recibida, por las palabras de ánimo, por en algunos casos abrir ustedes sus corazones y dejarme un espacito en ellos, por compartir sus historias, por identificarse con las mías.

Como dije una vez: ¡les presto mis ojos! pero también mis ideas, mis sueños, mis pasiones, mis visiones, les presto mi esencia que en cierto modo ya les pertenece por ser parte de esto, que es parte de mi.

A por un nuevo año como bloguera, a por un nuevo capítulo que irá directamente “De mi cabeza a tus ojos” :).

h1

A mi único y verdadero amor

octubre 1, 2010

Hoy 1 de octubre es un día especial.
Es un día MUY especial.
Un día en que normalmente estoy feliz,
MUY feliz.

Sin embargo no es precisamente felicidad lo que invade mi cuerpo.
Es esa morriña de la que hablan los gallegos,
que es la misma saudade de los brasileños,
esa nostalgia,
el clásico y archi conocido pendular de corazón y cabeza.

En días como hoy me dan ganas de dejarlo todo
y volver a aquellos brazos.
Esos que desde siempre me han servido de cobijo.
Esos del ser que más amo,
he amado
y probablemente amaré en toda mi vida.

Hoy esa persona especial está de cumpleaños
y por primera vez en lo que tengo de existencia no podré acompañarla,
no estaré allí para darle el clásico beso de buenos días,
ni el cálido abrazo de felicitación,
ni el regalo esperado -porque normalmente no es sorpresa-
ni podré facilitarle la jornada,
invitarla a comer,
prepararle algo rico
o sacarla a pasear.

Hoy,
lamentablemente será un día más dentro de mi rutina,
uno más de trabajo,
llamadas,
mails
e infinitos pendientes.

Uno más en que, de tener los recursos económicos, pillaría un pasaje hasta mi isla,
hasta mi casa,
hasta mi madre.
Hoy quisiera ser su sorpresa,
su regalo,
agradarla con mi presencia
y colmarla de amor.

Sí, hoy soy cursi y romántica,
y sí,
este post fue escrito con lágrimas en los ojos,
moco en la nariz
y mucho pero mucho dolor en el corazón.

Feliz cumpleaños mamita.
¡No sabes tu lo que daría ahora mismo por poder estar a tu lado!…
Te amo.

h1

Cumple… ¡©r@$h!

agosto 1, 2010

Era el día de cumpleaños de mi hermano, nos ibamos a pasarlo fuera de la ciudad y en lo que terminamos de empacar me preguntó:
¿Nos llevamos una vodka?
Yo asentí con la cabeza y el sacó una “especial” del congelador.
Unos minutos después como sí mis manos hubieran estado bañadas en mantequilla la botella se cayó.

Esto no necesariamente es un problema mayúsculo, exceptuando cuando la bebida fue traída de Polonia especialmente para el por el tío de su chica.
La sensación fue horrible y ante esta lo único que pude decir fue: “¡hum! eso no estuvo bien”, a lo que el respondió: “no, no estuvo NADA bien”.

¿Qué se hace en una situación como esta más que poner cara de perrito arrepentido y sentirte fatal?

h1

Finde Feriado

junio 7, 2010

Tres días laborares, cuatro de libertad.
Creo que es la fórmula de la semana perfecta. Equilibrio idóneo entre el trabajar, fiestar y descansar lo justo.
Este feriado fue espectacular, creo que ninguna otra palabra se aproxima lo suficiente como para describirla.

El miércoles salí con una amiga a mostrarle un poco de la vidilla nocturna del centro madrileño a su primo que venía de fuera. El encuentro -cuya longitud pudo haber sido escasa- terminó a las seis de la mañana, dígase que fue una fiesta casi como Dios manda.

Jueves, viernes y sábado eran de cumpleaños.
Primero el de una española que se celebró con un picnic en el Retiro, luego de una italiana celebrado en un bar muy chulo llamado “El Naranja” y el último el de una brasileña que fue en una reunión casera. Ahí se abarcaron las tres modalidades de fiesta que me gustan y claro, los distintos círculos que rodeaban a cada una de las cumpleañeras hicieron de cada uno un momento genial y ultra divertido.

Como sigo en onda operación bikini antes o después siempre pasó el ejercicio y para coronar la semana vino el domingo, día en que me fui a lo que llaman “la playa de Madrid”.

Lo primero es que a quien le bautizó así hay que revisarle el concepto playa, pues –pudiendo ser yo la que esté errada- dista del todo del mío.
El pantano en el que nos encontrábamos (de San Juan si mal no recuerdo) tenía una vista hermosa, y la zona lateral preparada para el reto al que acudíamos: hacer escalada.

La acojonantemente cool experiencia de escalar -mi primera vez- tuvo tres momentos clave: primero muriéndome del miedo, luego pillándole un poco el truco y luego con alguito de confianza, sentimiento que desapareció al momento de bajar y percatarme de la altura a la que estaba.

La escalada es una actividad 100% recomendada pues salí sintiéndome una súper heroína capaz de vencer sus propias barreras y paranoias, y de estar en paz y armonía con el entorno natural.

h1

No se muere cuando se muere

mayo 14, 2010

Como se han podido dar cuenta mayo es el mes más emocional en mi vida, sobre todo su primera quincena. Espero que esto les sirva para comprender que si he tenido algunos cambios en el humor de los posts y los notan un tanto más intensos de la cuenta es por que suelo estar muy sensible y me afecta más todo, lo bueno y lo malo. En estos días se da el caso de que lo positivo es MUY positivo, pero que lo negativo es MUY negativo también.
Pero bueno, mejor sentir mucho que no sentir nada ¿no? Si al final en cierto modo estamos compuestos de todas las sensaciones y emociones que nos van moldeando y que se crean como respuestas ante las distintas amenazas u oportunidades que nos presenta la cotidianidad.

Hoy hubiera cumplido años mi padre, por lo que dónde sea que esté no sólo le deseo un feliz aniversario, sino que le doy gracias a la vida por haberlo puesto en el mundo y por haber permitido que dentro de sus “obras maestras” estuvieramos mis hermanitos y yo.
Siento que hay que celebrar -con tristeza- el nacimiento de quien ya no está a nuestro lado fisicamente, pero siempre lo estará en espíritu, recuerdo y amor. He aprendido que una persona sólo muere cuando no se piensa y cuando sus acciones dejan de repercutir en aquellos que le rodearon, osea que papi sigue vivo y lo estará por muuuuuchos años más.
Así que aunque no sé si llegue a encontrar una tarta, al menos con una copa brindaré a su nombre y pese a las lágrimas que traviesas se me escapan de los ojos, intentaré mantener la alegría que le caracterizaba.
A quienes tuvieron el placer de coincidir en la vida con él, los invito a que hagan lo mismo, pues no hay mejor manera que recordarlo que con una sonrisa entre los labios y las ganas de disfrutar cada momento.

A %d blogueros les gusta esto: