Unos cuentan ovejas, yo cuento futbolistas

Hay una infinidad de técnicas para dormir: que si controlar la respiración, una tacita de alguna infusión calmante o de leche caliente, una ducha con aromas relajantes y la más famosa ¡contar ovejas! Confieso que cuando tengo la cabeza a mil (dígase la mayor parte del tiempo) es difícil parar los pensamientos y la idea… Seguir leyendo Unos cuentan ovejas, yo cuento futbolistas

A mi reloj biológico

Estimado reloj biológico, Primera que nada quiero felicitarte por tu desenvolvimiento en estos 26 años. Si bien me hiciste quedar mal una que otra vez han sido casos puntuales y agradezco el hecho de que de manera general has sabido mantener un buen trato para/conmigo. La razón de esta comunicación es la situación actual. Entiendo… Seguir leyendo A mi reloj biológico

De la vagancia y la pereza extrema al trabajo

Ser vagos lo primero, si quereis ser felices. Yo creo que era así como iba la cosa porque jooooder, como mola la vagancia, sobre todo en días feriados. Eso de quedarse en la cama acurrucadito no tiene precio, y se multiplica cuando sabes que da igual si sales o no porque como todo estará cerrado… Seguir leyendo De la vagancia y la pereza extrema al trabajo

El baño matutino

Su función es clara: la de despertarme. Sí, confieso que odio salir sucia de la casa, que todo el día arranca mal si no me puedo dar una ducha antes y que la vida es mejor cuando se "huele a limpio". Pero pese al obvio objetivo de la higiene, me parece que la verdadera razón… Seguir leyendo El baño matutino

Brinco en el metro

Para que se rían, hoy al salir de la ofi no sólo me dormí en el metro sino que mi cansancio era tal que lo hice de una forma tan profunda que lo que me levantó fue el brinco que di "al caerme de la escalera", si la escalera que estaba sólo en mis sueños… Seguir leyendo Brinco en el metro

Me quedo en la… Zzzz… (-.-)

Supongo que les ha pasado a todos pero quizá no con este grado de despiste. El otro día venía con una amiga de una fiesta, era el primer o segundo metro, ese de las 6.30am en que todo el mundo anda con la ropa de la noche anterior, el delineador todo caótico y el cabello… Seguir leyendo Me quedo en la… Zzzz… (-.-)

Despertada a mandarriazos

Suena el despertador la primera, la segunda, la tercera vez (si, lo tengo tres veces porque sino no hay forma de despertarme) entre sueños lo reprogramo para durar esos 15 minutos más que me darán el recargado necesario. Pasa uno y de repente se escucha un estruendo, uno que hace que mis ojos se abran… Seguir leyendo Despertada a mandarriazos