Posts Tagged ‘equilibrio’

h1

Ni tan workaholic… la vida más allá de lo laboral

octubre 15, 2011

En época de crisis mundial no puede una quejarse ni pública ni individualmente del exceso de trabajo, sería casi como reirse de aquellos que se acuestan todas las noches sin saber qué pasará con su realidad económica de las siguientes 24 horas.

Pero por otro lado llega ese momento en que lo único que quieres es dormir, notas como cambia tu ánimo, tus defensas, tu rendimiento, tu energía y te das cuenta de que debes hacer cambios, buscar el equilibrio, eliminar las fuentes innecesarias de estrés y la mala vibra, pues tu cuerpo exhausto te lo pide con insistencia.

La vida de agencia no es fácil, pero se empreora si es sumada con la del freelance y con los intentos de una vida personal, ajena al trabajo. Antes me consideraba workaholic, pero tras salir de la oficina a recibir llamadas, pautar reuniones, responder mails, resolver situaciones, investigar, redactar y coordinar… llego a casa con ganas de deconectarme del universo ¿y saben lo peor? el 99% de las veces no puedo hacerlo pues la mayor desventaja de mi trabajo es que nos encargamos de salir hasta en la sopa y por tanto evocar con marcas, productos, personalidades o servicios los agobios de la cotidianidad.

Estoy casi segura de que ustedes al igual que yo olvidan el que si bien en nuestra existencia hay momentos en los que el foco es trabajar, ya sea por acumular contactos, adquirir conocimientos o pagar deudas, no quiere decir esto que debemos perder el objetivo primario de la vida: VIVIR.

Confieso que yo siento que debo trabajar en ello y creo que muchos de ustedes estarán pensando lo mismo ahora. No les digo que renuncien a sus trabajos y se muden a un templo budista, sino que cuando puedan se den el lujito de buscar la paz, lo que les aporta y lo que les llena. Disfruten su existencia y recuerden que hay vida más allá de lo laboral.

Anuncios
h1

Finde Feriado

junio 7, 2010

Tres días laborares, cuatro de libertad.
Creo que es la fórmula de la semana perfecta. Equilibrio idóneo entre el trabajar, fiestar y descansar lo justo.
Este feriado fue espectacular, creo que ninguna otra palabra se aproxima lo suficiente como para describirla.

El miércoles salí con una amiga a mostrarle un poco de la vidilla nocturna del centro madrileño a su primo que venía de fuera. El encuentro -cuya longitud pudo haber sido escasa- terminó a las seis de la mañana, dígase que fue una fiesta casi como Dios manda.

Jueves, viernes y sábado eran de cumpleaños.
Primero el de una española que se celebró con un picnic en el Retiro, luego de una italiana celebrado en un bar muy chulo llamado “El Naranja” y el último el de una brasileña que fue en una reunión casera. Ahí se abarcaron las tres modalidades de fiesta que me gustan y claro, los distintos círculos que rodeaban a cada una de las cumpleañeras hicieron de cada uno un momento genial y ultra divertido.

Como sigo en onda operación bikini antes o después siempre pasó el ejercicio y para coronar la semana vino el domingo, día en que me fui a lo que llaman “la playa de Madrid”.

Lo primero es que a quien le bautizó así hay que revisarle el concepto playa, pues –pudiendo ser yo la que esté errada- dista del todo del mío.
El pantano en el que nos encontrábamos (de San Juan si mal no recuerdo) tenía una vista hermosa, y la zona lateral preparada para el reto al que acudíamos: hacer escalada.

La acojonantemente cool experiencia de escalar -mi primera vez- tuvo tres momentos clave: primero muriéndome del miedo, luego pillándole un poco el truco y luego con alguito de confianza, sentimiento que desapareció al momento de bajar y percatarme de la altura a la que estaba.

La escalada es una actividad 100% recomendada pues salí sintiéndome una súper heroína capaz de vencer sus propias barreras y paranoias, y de estar en paz y armonía con el entorno natural.

A %d blogueros les gusta esto: