Posts Tagged ‘espiritu’

h1

Tengo un cansancio…

noviembre 29, 2010

Tengo un cansancio grande…
uno de esos que trasciende lo físico y perjudica al espíritu,
uno de esos que suele ser causado por factores externos a una misma o por vampiros cotidianos que nos roban energía,

Tengo un cansancio que me pesa en el alma,
uno de los que no permiten ver la realidad de forma objetiva, ni mucho menos disfrutarla a plenitud,
uno que no se apartará de mí hasta que pueda cargar en mis brazos a mi nuevo sobrino, jugar con los que me han hecho feliz desde hace algunos añitos y pueda acurrucarme bajo el calor del amor materno.

Tengo un cansancio tal,
que lo único que deseo es darle “skip” a estos tres días
y despertarme en mi único y verdadero hogar.

Anuncios
h1

¿Cómo no amar la navidad?

noviembre 9, 2010

Yo no soy el espíritu navideño andante, incluso odio que pongan los arbolitos antes del 1 de diciembre, al igual que quienes lo dejan pasado el 7 u 8 de enero porque me parece ridículo el prolongar tanto el asunto. Pero si hay algo que siempre he esperado es esa fecha, pues me encantan:

– Las reuniones familiares con lo pintorescas que siempre terminan siendo, porque que nadie me diga que no tienen algún personaje “interesante” o algún ser “especial” en su familia.
– Las grandes comilonas, que se cocina para todo un ejército y siempre con lo mejor de la casa. Y ni hablar de los restos, que siempre logran estar más sabrosos que el día en que se hicieron.
– ¡Los regalos! que yo con 25 años sigo recibiendo cariñitos del niño Jesús, de los Reyes Magos y hasta de la Vieja Belén y los espero con ansia aunque ya sepa de donde provienen.
– Los feriados, la delicia de parar la cotidianidad por algunos días.
– Las luces, todo brilla y destella colorines hermosos que pintan sonrisas en nuestros rostros, la gente es más polite y “la vida es bella”… Es como vivir un mes ENTERO en base a alucinógenos, ¡pero sabiendo que es real!

Y lo mejor de todo es cuando se tienen niños al rededor (en mi caso mis sobrinos), pues todo se pinta de fantasía, de esa ingenuidad que nos caracterizaba a su edad y es casi como si reviviéramos todo a su lado, pero sabiendo que somos nosotros mismos la causa de su felicidad.

Confieso que no entiendo como hay gente a la que no le gusta la navidad… Si en esa época se resume (y concentra) casi todo lo que se puede pedir en la vida…

h1

Deuda Callejera

mayo 26, 2010

¡Eh tu, me debes algo!
Guapa.
Tu, ¡escucha!
¡En serio, me debes algo!

Repetía insistente una voz distante pero poderosa.

Lo miro, pues siento que me habla a mi y que no podría pasar de el, que no me dejaría ignorarle.

Al voltear el rostro y verlo me dice con expresión amable:
Linda, es que me debes una sonrisa.

A lo que no puedo hacer más que iluminarme con una que abarcaba la totalidad de mi rostro y otra que llenaba mi ser.

El chico no sólo reciprocó con una sonrisa de igual o mayor magnitud sino que me dio las gracias.

¡Qué bonito es que te den piropos como este! Esos que no sólo te alimentan el ego, sino también el espíritu.

A %d blogueros les gusta esto: