Posts Tagged ‘estres’

h1

‘Yo amo tacto’ o ‘Efectos secundarios de una espalda defectuosa’

agosto 27, 2011

Desde el jueves la estoy pasando fatal, se me desató una crisis en la espalda como hace por lo menos dos años (y cuidado si tres) no me daba, de esas que en medio de la jornada laboral vas al baño y te deshaces en lágrimas del dolor, que pareces un animalito en celo (pero a la inversa) frotandote la espalda con esquinas de paredes, columnas, puertas y lo que en el momento pueda hacer las de masajeador; de las que te hacen quedar como contorsionista al realizar todas las posiciones de yoga que implican estirar los músculos de la zona afectacd.

Tras dos días de sufrimiento y calmantes puse una cita para hoy sábado en el centro de masajes Tacto, ese del que hablé maravillas en diciembre en el post “Un placer solidario

Recién salida del masaje todo puede resumirse en una sola palabra y un emoticon: ¡WOW! 😀

He de confesar que amo Tacto y que me declaro oficialmente fan de Ana Mercedes ¡que paciencia y que manos!… Yo fui creyendo que mi mayor problema era la zona lumbar y terminé descubriendo que estaba creciendo una contractura en mi espalda alta que de nada cobraba vida propia y salía por ahí caminando como si nada.

En serio, desen un paseito por allá, son RD$450 por unos 40 minutos que -prometido- cambiarán el rumbo de tu día y quizá de la semana completa. Ahora mismo estoy tan relajada que el estrés me resbala y la cara de idiota no se me irá de aquí a unas cuantas horas. Dicen que tras una buena experiencia se repite así que ¡adivinen quien tiene cita para la semana que viene! 😉

Anuncios
h1

Con la tinta en la boca

abril 19, 2011

Caso 1: Estás uber estresado en medio de un examen, en medio de “EL” examen, tienes una ansiedad que te supera y necesitas calmarla. Buscas en la mochila, ¡mierda, olvidaste la goma de mascar! no puedes fumar allí dentro, estás al borde de un ataque de histeria y antes de darte cuenta terminas con la boca llena de tinta azul por comerte el boli.

Caso 2: Estás en medio de una reunión, te prestaun boli la persona que te llama la atención porque te dejste el tuyo, te sumerges en tu dimensión desconocida y al volver notas en su rostro una cara de asco que flipas, te preguntas ¿qué ha pasado? y no es hasta que te lo sacas de la boca que descubres que no sólo llenaste de saliva aquello que no era tuyo, sino que le mordiste gran parte de su superficie y de nuevo estás de tinta hasta la campanilla.

¿A quién no le ha pasado algo parecido? ese horrible sabor del plástico y peor aún de la tinta ha estado a nuestro lado en estos momentos de estrés escrito desde ¿toda la vida?. Por fortuna Dave Hakkens, un holandés estudiante de diseño ha tenido la visión de solucionar el problema. Su planteamiento: si de todas formas tiras el 90% de tu boli, ¿por qué no comertelo?

Lamentablemente es sólo un prototipo, acá su propuesta y web para que puedan estudiar en detalle la propuesta. Ahora, si viven en zonas húmedas como Santo Domingo ¡cuidado con las cucarachas y hormigas! que puede ser una mezcla poco divertida.

Fuente:
Nopuedocreer.com

h1

Let’s get naked!

febrero 22, 2011

Confieso que en estos días de lluvia, de frío, extraño ese deseo de desnudez. Sensación que todos hemos sentido, pensado, ordenado y practicado en algún momento de nuestras vidas.

El calor suele ser su principal motivo, y no me refiero solamente al calor producido por la temperatura ambiental, sino también por el de la de la mente o del cuerpo mismo en situaciones distintas, sean de placer, de estrés o ambas.

Esta caricatura es una forma pícaramente tierna de expresarlo con la que me topé en estos días y que tenía que compartir pues me dibujó una gran sonrisa en la cara 🙂

h1

El MoneyLag

enero 20, 2011

Cuando viajamos nos advierten del jetlag, conocido fenómeno causado por el cambio de horario sobre todo en viajes de larga distancia, pero nadie nos habla de lo que he querido llamar el money lag.

Viviendo fuera de mi país natal me he dado cuenta de que si uno se va por más de un año hay que praparse psicológicamente para encontrarse los nuevos precios. La gasolina uber cara, “la canasta familiar” al triple del costo que dejamos y la vida a precios casi invivibles.

En mi caso (y el de todo que viaja a países con el €) al llegar a europa siento que todo es caro, que la vida es un abuso y que con lo que logro hacer una cosa básica puedo hacer 20 simples en mi querida media isla caribeña. Sin embargo cuando vuelvo allí percibo todo baratísimo por la comparación con lo que costaría comprarlo en Europa. Pero cuando analizo a profundidad lo que se gana en un lugar y en otro y la calidad de vida que ambos destinos ofrecen vuelvo al caos mental.

En fin, que hay que intentar mantenerse al tanto cuando “el costo de la vida ¡sube otra vez!” como bien dijo Juan Luis Guerra y tenerlo en cuenta sobre todo en las fechas cercanas al viaje para evitar sonar rdículos (como bien he sonado yo misma) con frases como “¿que eso cuesta cuánto?” y acusar de ladrones a los (quizá pobres) comerciantes que no hacen más que subsistir. Prepárense para el jetlag y su cuerpo lo agradecerá, pero no olviden el moneylag y se ahorrarán problemas y estreses.

h1

I’ll be back :D

septiembre 13, 2010

Desespere.
Correr.
Histeria.
Casi llanto.
Crujir de dientes.
Cambios.
Nuevamente histeria.
Pánico.
Cambios,
más cambios,
y al final una decisión.

Quizá no la más inteligente,
pero si la que me indicó mi instinto.

Pasaje comprado.
Paz espiritual.
Estrés económico.

Sueño hecho realidad:
navidad en familia,
sobrino nuevo en vivo,
amigos, playa, comida…

Sonrisa.
DR… I’ll be back, on xmass :D!

h1

El aereopuerto

septiembre 7, 2010

La verdad es que sí lo pensamos detenidamente el aereopuerto es uno de los lugares más incómodos y estresantes que encontraremos. Sea por que nos vamos o despedimos a un ser querido siempre hay alerta de caos.

Desde la óptica del que parte:

Primero está el pre: el trauma de hacer las maletas, los regalos, cargar las baterías de las cámaras, el pasaje, el pasaporte, el dinero (que no sea mi mucho ni poco).

Una vez allí: las esperas, las filas, el sobrepeso, el abordaje y luego aquella sensación de revoloteo estomacal que nada tiene que ver con las clásicas mariposas.

Y desde el avión llamamos a quién quedó para no aburrirnos y gastar saldo, y confiamos en dormirnos o nos ayudamos con drogas y partimos sabiendo que nuestra vida cambiará y que no volveremos siendo los mismos, por que los viajes, aunque sean de un día cambian a las personas.

h1

Viene Agosto

julio 30, 2010

Por fin se ve agosto (el mes), por fin podremos disfrutar de la deliciosa tradición española de cerrar la vida comercial e irnos de vacaciones.

La verdad es que en estos días he estado como cuando una corre, que ve la meta y siente que físicamente no puede llegar a ella, pero hace un esfuerzo casi sobrehumano para al final llegar y desplomarse sobre ella, pero a sabiendas de que logró su objetivo.

Pues yo, tan cansada como estoy tras todos los estreses, laborales y hogareños, estaba en ese estado de “Dios Mio que pasen rápido estos días” y ya, hoy viernes es el final de una etapa personal, que como toda conclusión implica un nuevo inicio, tengo todo un mes para reestructurar mi existencia, plantearme qué hare de ahora en adelante, pues estoy a punto de finalizar mis estudios y claro, será un mes para dedicarme tiempo a mi misma, a hacer ejercicios, a mentalizarme, trazar nuevas metas, conocer mejor a Madrid mientras disfruto de su amplia oferta cultural y por sobre todas las cosas recargarme de energía, que septiembre promete ser un difícil e importante mes en lo laboral y en lo académico.

A por ello gente, que nos quedan menos de 24 horas para darle pausa a este asunto.

Una cosita:
Este finde proablemente me encuentre sin conexión, a los que se piran: ¡buenas vacaciones!

A %d blogueros les gusta esto: