Posts Tagged ‘familia’

h1

9 años

mayo 5, 2012

¡Nueve años no son nada! se atreverán a decir algunos en otro contexto, yo misma pudiera decirlo si no me refiriera a aquello que cambió mi vida totalmente.

9 años, son
108 meses, son
3,285 días, son
78,840 horas, son
4,730,400 minutos, son
283,824,000 segundos.

9 años y
aún aprendo,
aún sonrío,
aún me enternezco,
aún recuerdo,
aún lloro.

9 años.
Nada más y nada menos que el tiempo que tengo sin el hombre que más he amado a mi lado.

Por desgracia no tengo la ni la esperanza ni el consuelo emocional de la fe. La poca fe que me quedaba murió aquella madrugada del 5 de mayo de 2003 cuando le di a mi padre un último adios.

Pero si creo ciegamente que aquellos que viven en el pensamiento de quienes les amaron no mueren, simplemente dejan de estar físicamente. Y que mientras su legado toque vidas ellos seguirán existiendo, sólo que traducidos a aprendizajes, pensamientos, acciones y emociones.

Con apenas 18 años la vida me obligó a crecer y hoy, 9 años después, sigo luchando por ser la yo que lo hubiera hecho sentirse orgulloso de ser mi padre. Él me enseñó a sonreír, y aunque a veces la enjugue en lágrimas -pues las traviesas son difíciles de contener- hoy sonrío y brindo por la dicha de haberlo tenido en mi vida.

_

¿Te doy un consejo?
Si tienes aún la oportunidad: ama, disfruta y desvívete por tus seres queridos, es la única forma de que una vez en el otro plano tengas espacio para que 9 años después sea su recuerdo el que siga vivo en ti y no tus arrepentimientos.

Anuncios
h1

Cuando chocan el orgullo familiar y la publicación de contenidos

diciembre 2, 2011

Ayer de estrenó el Festival de La Habana y en mi familia estamos súper pendientes pues allí está concursando en dos categorías la última peli de mi hermanito y de su mejor amiga. Como bien habrán leído antes estoy llevando el proyecto quemashago.com y una de las cosas que publicamos son ese tipo de actividades culturales que consideramos de interés, así como noticias relevantes para el actual público objetivo que es la juventud dominicana.

Les confieso que fue un poco raro al escribir en QMH del festival, sobre todo el mencionar a mi hermano, pero luego pensé que si fuera el hermano de alguien más también lo publicaría con orgullo, entonces ¿por qué no dar honor a quien honor merece aunque suene a favoritismo sanguíneo?

A mi siempre me ha dado mucha rabia que en los medios dominicanos no se publican ese tipo de informaciones porque claro, ¡como no es el hijo de un farandulero, político, corrupto o delincuente de turno no vale! odio el hecho de que tenemos la visión de que no es “noticia” aquel que con el esfuerzo y sudor de su frente ha logrado cosas que pueden inspirar a otros jóvenes a seguir luchando por alcanzar sus metas.

En fin, que estoy muy contenta por la nominación de Las Carpetas, que espero que sea uno más de los de muchos proyectos exitosos tanto de Nino (mi hermano y editor de la peli) como de Maite (su mejor amiga y directora) y que mientras mis seres queridos sigan dando de qué hablar, qué carajos… ¡hablaré de ellos!

Si quieren leer el artículo al que me refiero visiten: ¡La Habana está de película!

h1

Hoy es hoy

mayo 5, 2011

Abajo (en el post del reto música) leerán que tuve una jaqueca, es raro pues no suelo tenerlas y no entendía su razón de ser. Fue repentina, intensa y muy dolorosa. Pero no caí en cuenta de su motivo hasta hace un rato. Y es que hoy, es hoy.

Hay días feos, de esos que quisieras borrar del calendario simplemente para no tener que revivir el dolor y el trauma que hace algunos años experimentaste por primera vez en esa fecha. En este caso me refiero a lo que puede considerarse “el peor día de mi vida” o si lo quieren ver desde una óptica más positiva pueden llamarlo “el día en que la vida me obligó a crecer”.

Yo tenía 18 años recién cumplidos, con los planes de entrar a la universidad en pie y del todo estructurados, recién estaba experimentando en la cocina con platos interesantes y saludables. Todo iba a pedir de boca y de repente llamaron del hospital para decir que a mi padre le había dado un infarto, lo tuvieron que revivir varias veces (quemando su pecho en distintas partes) y en la madrugada de hoy, hace ya 8 años su cuerpo no aguantó más y se marchó.

Desde entonces por lindo que sea el día, por alegre que lo inicie, por buenos que puedan ser los planes que me propongan… Los 5 de mayo no pasan sin derramar lágrimas, asumo que son esas mismas que en el momento reprimí, que vuelven a mi.

Odio los días como hoy, odio tener que revivir en mi cabeza una y otra vez su muerte, odio verlo todo con los ojos llenos de dolor, con el corazón roto y con el vacío en mi alma que dejó la partida de un ser tan amado.

Supongo que por el resto de mi vida este será un día gris… Supongo que todos los 5/5 volveré a ser esa jovencita a la que el doctor de dijo que su padre había muerto, esa que no tuvo más que hacer que voltearse y caer en brazos del cuerpo que estaba a su lado, el de esa madre, también llena de sorpresa y dolor, que desde ese momento ya no fue una madre, sino el reflejo de mi misma.

Hoy daría lo que fuera por ir 8 años atrás y cambiarlo todo, cambiaría todo lo bueno que me ha pasado en este tiempo sólo por poder tenerle a mi lado. Por desgracia no puedo, y no me queda más que pensarlo, llorarlo, extrañarlo y elevar todo el amor que había (y hay) en mi para él hacia afuera, con la esperanza de que pueda al menos percibirlo quien sabe como y desde quien sabe dónde.

Hoy puedo jugar muchos roles, pero sin lugar a dudas el que predomina es el de la hija de Fernando Martínez, un maravilloso ser lleno de vida que hace ocho años se encontró con la muerte.

h1

Plug & Play: Mi #Retomusica

mayo 5, 2011

Pretendía hacer mi aporte para el reto música de la familia fotera, pero justo arrancar la lluvia de ideas inició una jaqueca que me impidió ver pantallas. Las cerré todas y esta mañana vi qué podía sacar de lo que hice antes de que explotara mi dolor de cabeza.

Acá lo rescatable, que llega tarde pero seguro. El asunto como verán está minimal pero visualmente ruidoso pues me pareció interesante que el ruido en vez de escucharlo pudieramos verlo. ¿Lo que me viene a la mente al tenerlo en frente? La clásica frase “Plug & Play”.

Como en todos los retos de la familia fotera hay muchas formas de ver un mismo tema ¿quierer conocer la intepretación de los demás? Visita la lista oficial de participantes.

h1

Homesick

marzo 1, 2011

Ayer tras un día cansino y de agenda repleta, me puse -como habitual en este tipo de circunstancias- un tanto homesick. Me dieron ganas de estar echada en la cama con mi madre mimandome (si, soy la personificación de la hijita de mami en ese sentido) o jugando con mis sobrinos a quien sabe qué que jugaran en estos días.

Y tras darle un poco de mente salí con esto, un visual de cómo me sentía. Espero que les guste pues quizá vienen más de este tipo ya que me atrae la idea de hacer una que otra colección… Ya veremos.

h1

De la exhibición de los trapitos sucios

febrero 19, 2011

Nadie es perfecto, mis padres y mi familia inclusive. Pero si hay algo en lo que siempre hicieron un énfasis casi sobrenatural es que las imperfecciones no deben mostrarse al mundo.

Aquello de que los trapitos sucios NO se sacan en la calle era el pan de cada día. Incluso recuerdo estando en “eventos sociales” los pellizcos de las Sosa -herencia directa de mi abuela que mi hermana y yo también hemos adquirido- que sabían ir haciendo daño al infante sin demostrarlo a los que le rodeaban, todo bajo la intimidante amenaza de “si gritas te enterarás”.

Pues en mi casa me enseñaron a nunca salir a la calle con las lágrimas, a cuando niña no gritar en público y a entrar al baño para discutir ¡en susurros! porque ante el mundo se debía mantener la sonrisa y la compostura.

Todo esto viene por un episodio que me tocó escuchar ayer acá en Madrid, que me hizo preguntarme si ese respeto a la privacidad -que con tanto esmero me enseñaron- estaba ya perdido.

La señora del piso de arriba -quien en estas dos semanas ha sido protagonista de infinitas riñas familiares- vociferaba a los cuatro vientos amenazas y maldiciones a su hijo, que al parecer jugaba en la calle. ¿Cuál es el problema? pensarán algunos, y es nada más y nada menos que la vecina vive en un piso 11 (12 si contamos el bajo) ¡ya pueden imaginarse el volumen de su voz!

Entiendo que usted está en su casa y que tiene derecho allí dentro a hacer lo que le salga de su real gana. Pero, si está conciente de que en Madrid “las paredes son de cartón” y todo se escucha entre vecinos ¿no debería -auqnue sea mínimamente- preocuparse por que ellos no se enteren de todos sus problemas matrimoniales y con los hijos?

Confieso que el otro día me la encontré en el ascensor y me dieron ganas de recomendarle que pillara a todos los que bajo su techo habitan y los llevara a una sesión de terapia. Pues aunque no soy quien para juzgar a su familia, si lo soy para lamentarme de las intrusiones a mi privacidad que hacen con su falta de decoro.

Repito:
Mis padres no serían perfectos, pero si hay algo que me enseñaron bien es que “la vainas” deben caer dentro y los problemas conevrsarse en privado.

¿Será que ya pasó de moda y que da igual perder “el glamour” ante el mundo? Yo sinceramente no lo entiendo, ni pienso hacerlo parte de mi vida.

h1

Locura absoluta

enero 12, 2011

Sip, estos días pueden definirse como eso, una locura absoluta. Todo aquel que no me ha visto se pone las pilas para verme, todo el que me vio me quiere ver de nuevo, hay que hacer maletas, y tengo sólo 33kilos disponibles entre ambos equipajes y toda una lista de cosas que llevar. El cómo lo haré es un gran misterio pero no es como que tenga mucha opción.

Ahora vienen los corre corre, los pendientes necesarios, los incomodos hasta luego, la respondedera de preguntas, la manipulación de mis sobrinos para que me quede a su lado y el prepararme psicológicamente para no tener a mi mami a mi lado.

Confieso que desearía saltarme estos días de manicomio y que fuera la tarde del 18 de enero, ya en Madrid, en casa, con mis amigos, con frío y probablemente un clima de asco, pero sabiendo que me quité un inmenso peso encima.

Wish me luck! que me será muy útil en los próximos cuatro días.

A %d blogueros les gusta esto: