De la exhibición de los trapitos sucios

Nadie es perfecto, mis padres y mi familia inclusive. Pero si hay algo en lo que siempre hicieron un énfasis casi sobrenatural es que las imperfecciones no deben mostrarse al mundo. Aquello de que los trapitos sucios NO se sacan en la calle era el pan de cada día. Incluso recuerdo estando en "eventos sociales"… Seguir leyendo De la exhibición de los trapitos sucios