Espejismos ilustrados, fantasías irreales.

A veces me encuentro con sujetos que no son más que un simple espejismo que creo sobre un cuerpo cualquiera, TAN ilustrados por mi cabeza que carecen de personalidad propia. Y sé que esos que despiertan la primavera en mis ojos, que pintan de carmín mis labios y que me iluminan el alma ¡realmente no… Seguir leyendo Espejismos ilustrados, fantasías irreales.

Despertada a mandarriazos

Suena el despertador la primera, la segunda, la tercera vez (si, lo tengo tres veces porque sino no hay forma de despertarme) entre sueños lo reprogramo para durar esos 15 minutos más que me darán el recargado necesario. Pasa uno y de repente se escucha un estruendo, uno que hace que mis ojos se abran… Seguir leyendo Despertada a mandarriazos