Dando y dando

Tíldame de todo y de nada, mientras me mantengas en tu cabeza, dale rienda suelta a las imágenes que no compartimos, a los momentos que quizá nunca viviremos... Pero deja YA de pedirme que vaya hacia ti, sobre todo si tu no estás dispuesto a venir a mi lado.