Posts Tagged ‘libertad’

h1

La muerte de los roles sexistas

julio 6, 2011

No suelo ser muy exigente con el lenguaje inclusivo, normalmente rechazo el feminismo tanto como el machismo, pero de ahí a que me casi me insulten por categorizarme me cabrea, ¡y mucho!

Hace unos días el equipo de Cinismo Ilustrado publicó un post que sinceramente me ha sabido muy mal. Se llamaba Guía de fútbol para mujeres y de verdad me da ganas de llamarles y hacerles una propuesta: que hagamos un debate, tres de ellos contra un equipo compuesto por mi y dos queridas amigas más (Paula Espinal y Laura Carvajal). Estoy casi segura de que les partimos hasta la vida (por no decir otras cosas) soltando apreciaciones, reglas, estadísticas y comentarios sobre este uber famoso (y tan disfrutado por mi y mis amigxs) deporte.

Si, entiendo que hay muchas mujeres que van de colorines en el cabello, exceso de maquillaje en la cara de tontas y zapatos que para mi son mecanismos de tortura, pero también entiendo hay hombres que no se enteran ni un carajo de nada, deportes & política incluídos, y otros que me dan tropocientas vueltas en feminidad, haciéndome quedar corta.
Entonces ¿por qué caemos en generalizar en esta época? ¿que somos tan atrasados que no vemos que hay chistes que ya socialmente no lucen?¿es tan difícil entender que los clichés sexistas ya pasaron de moda (si alguna vez realmente lucieron)?

Soy habitual en la web mencionada, pero les confieso que este tipo de cosas me dan ganas de dejar de leerla (por fortuna no son muy frecuentes).

A mi que no me encasillen en el perfil de chica rosa, rubia tonta y siliconada, que ni una, ni otra, ni mucho menos la tercera. Gente por dios, no es tan difícil entender que así como hay hombres que se desviven por la moda, hay mujeres (como yo) que disfrutamos los deportes… Hagan un favor a la sociedad y entiendan que los roles sexistas murieron cuando nació la libertad.

Anuncios
h1

La peor de las censuras

mayo 13, 2011

Hace algo más de un año publique el post “Síntesis de sentimientos” que terminaba diciendo

“Entonces la libertad de expresión en realidad no es libre pues está limitada por la peor de todas las censuras posibles: la propia.

Muchas veces pasa que queremos comunicar algo pero nuestro yo buena vibra nos detiene. En mi caso de esta noche era hacer una ilustración para la serie Ellos & yo. Era divertida, bañada de sarcasmo, pero tenía una dosis de “veneno” que probablemente me hubiera dado varios puntos porcentuales de mal karma, o me hubiera quitado algunos escalones al cielo (como prefieran verlo). Y es que aunque en teoría hay esa tan mencionada libertad de expresión, realmente el filtro de nuestras cabezas a veces es mucho peor que cualquier editor de prensa o político de turno, pues no sólo nos limita, sino que nos deja sintiéndonos malas personas y con un extraño sabor en la boca.

Por desgracia en esos momentos toca actuar como niña grande: mantener la compostura, ser “políticamente correcta” y no abrir -innecesariamente- la caja de pandora. Todo sea por el buen karma (o lo que sea)…

h1

La relatividad de lo creativo

marzo 3, 2011

En estos días que he tenido una inusual descarga creativa y dentro de ella he estado filosofando un poco sobre la creación, -como acto de crear, no como rollo religioso- llegando a hacerme varias preguntas bajo la misma línea de pensamiento:
¿Se debería desarrolar un concepto, idea o proyecto aún sabiendo que el abordar la temática puede herir los sentimientos de alguien en el entorno personal? ¿debe limitarse la creatividad por el cariño y/o aprecio a una o varias personas? En principio diría que si, que por amor hay que hacerlo todo pero entonces… ¿No es eso entonces autocensura? ¿dónde queda la libertad de expresión?¿no debería quien me quiere entender mis necesidades de comunicación/creación?

Las relaciones humanas son lo que son: hermosas, fantásticas y enriquecedoras. Pero también tienen sus matices negros y en este caso aunque me viene a la mente la frase “el respeto al derecho ajeno es la paz” me queda la duda de cómo aplicar esto al mundo de la materialización de las ideas y de hasta dónde tenemos bandera verde -o roja- para crear…

h1

Otro pésame en tu cumpleaños

febrero 27, 2011

Yo soy dominicana todos los días del año, pero confieso que los 27 de febrero suelo derramar al menos una lágrima. Y es que año tras año, para esta fecha el sentimiento se mantiene y las preguntas siguen siendo las mismas:
¿A dónde te llevamos patria adorada?¿Qué estamos haciendo con tus bienes?¿Cómo somos capaces de deshonrar la memoria de todos aquellos que murieron para que estuvieramos hoy 27 de febrero recordando nuestros andares por la libertad?¿Será que algún día sacaremos de nuestro ser la fuerza de luchar por lo justo o seguiremos siendo aplastados por niñatos creídos y desgraciados abusadores?

Creo fielmente que cada pueblo merece sus gobernantes, sus líderes… Y por eso soy más feliz no estando el mío, porque aunque amo en sobremanera mi país y ante todo defiendo mi bandera, pero me deprimen más sus realidades de lo que me alegaran sus ventajas y por tanto amo -y sufro- a distancia.

El año pasado escribí “Un pésame en tu cumpleaños” una entrada cargada de sentimiento, de lágrimas y de dolor por la nación a la que amo. Y este año, que se vislumbra sin perspectivas de mejorar, vuelvo a darle a mi amado país mi más sentido pésame en vez de una sincera felicitación. A ver que nos queda de Dios, Patria y Libertad… A ver que nos queda del rojo, azul y blanco… Quedará Dios para quienes lo creen eterno y quedará el rojo de la sangre, porque lo demás -lamentablemente- es historia.

h1

Finde Feriado

junio 7, 2010

Tres días laborares, cuatro de libertad.
Creo que es la fórmula de la semana perfecta. Equilibrio idóneo entre el trabajar, fiestar y descansar lo justo.
Este feriado fue espectacular, creo que ninguna otra palabra se aproxima lo suficiente como para describirla.

El miércoles salí con una amiga a mostrarle un poco de la vidilla nocturna del centro madrileño a su primo que venía de fuera. El encuentro -cuya longitud pudo haber sido escasa- terminó a las seis de la mañana, dígase que fue una fiesta casi como Dios manda.

Jueves, viernes y sábado eran de cumpleaños.
Primero el de una española que se celebró con un picnic en el Retiro, luego de una italiana celebrado en un bar muy chulo llamado “El Naranja” y el último el de una brasileña que fue en una reunión casera. Ahí se abarcaron las tres modalidades de fiesta que me gustan y claro, los distintos círculos que rodeaban a cada una de las cumpleañeras hicieron de cada uno un momento genial y ultra divertido.

Como sigo en onda operación bikini antes o después siempre pasó el ejercicio y para coronar la semana vino el domingo, día en que me fui a lo que llaman “la playa de Madrid”.

Lo primero es que a quien le bautizó así hay que revisarle el concepto playa, pues –pudiendo ser yo la que esté errada- dista del todo del mío.
El pantano en el que nos encontrábamos (de San Juan si mal no recuerdo) tenía una vista hermosa, y la zona lateral preparada para el reto al que acudíamos: hacer escalada.

La acojonantemente cool experiencia de escalar -mi primera vez- tuvo tres momentos clave: primero muriéndome del miedo, luego pillándole un poco el truco y luego con alguito de confianza, sentimiento que desapareció al momento de bajar y percatarme de la altura a la que estaba.

La escalada es una actividad 100% recomendada pues salí sintiéndome una súper heroína capaz de vencer sus propias barreras y paranoias, y de estar en paz y armonía con el entorno natural.

h1

Positiva Confesión

mayo 13, 2010

Hace mucho que no lo menciono y para que no se quejen, les regalo un poco del optimismo que me ha poseído hoy, pues sé que no suele venir mal y menos estando a finales de semana, mediados de mes y todo aquel rollo.

Ante una de las semanas más surreales de mi vida, por TODO lo que me ha sucedido (que si lo cuento flipan, se paniquean o como quieran llamarle), he de decir que no sólo he salido airosa, sino que aprendí que soy mucho más de lo que pensaba ser.
Distintas complicaciones personales me han resultado en un sentimiento inclinado hacia el disfrute del presente.
¡Venga de nuevo querido concepto! Y es que no hay otra forma de decirlo que mencionando el CARPE DIEM.
No que seamos irresponsables ni dejados con nuestro futuro, sino que seamos conscientes de que lo único que tenemos seguro es el presente y que si vivimos en un constante preocupar por el después nos perderemos del aquí y ahora que aunque a veces es MUY traumático, hay otras muchas que puede ser divertido y sobre todo siempre, pero SIEMPRE es educativo.

Una idea debe quedarnos clara es la de la libertad.
El sabernos dueños/as de nosotros mismos, de nuestras decisiones y éxitos, de lo que estamos dispuestos a compartir o a reservarnos, el ponderar si le abrimos nuestro ser a una persona o si pasamos de ella.
El aprender de las circunstancias en que nos vemos involucrados, disfrutando cada paso que damos y cada situación en que nos encontremos.

Gente, les confieso que amo estos pequeños momentos en que me siento como una inmensa fuente de energía, de buena vibra, de poder, de felicidad.
Lo que más amo es tener el poder de compartirlo, el poseer las vías y canales para que lo bueno y bonito que ahora se manifiesta en mi vida, tenga la posibilidad de llegar y quizá –con algo de suerte- tocar a una persona.

h1

Un pésame en tu cumpleaños

febrero 27, 2010

Hoy es el cumpleaños de mi país, día en que deberíamos estar orgullosos todos los dominicanos de “ser libres”, de ser “independientes”.

Y en vez de sentirme feliz por conmemorar la fecha, me pregunto: ¿hasta qué punto hemos dañado lo que tanto costó contruir?

Hasta parece que la bandera tricolor carece de significado, ¡nos lo hemos cargado! El rojo bermellón, el blanco y el azul ultramar parecen haber sido seleccionados bajo ningún criterio. Pues nos hemos burlado infinitamente de la sangre derramada, no tenemos ni un cc de los valores que en un inicio había, poco nos ha faltado para arrendar lo que nos queda y la paz… esa breve pero utópica palabra, no creo que quepa dentro de la definición de nuestra nación.

¿Cuándo obtendremos criterio para seleccionar a los “líderes”?
¿cuándo aprenderemos a no obviar el pasado?
¿cuándo buscaremos el bien de la patria?
¿será que algún día nos veremos como nación y no como broma?

A veces siento vergüenza, no lo escondo, y no es provocada por las carencias que poseemos, porque carencias tenemos todos –individuos y naciones-, sino por la forma que nos hacemos de la vista gorda ante éstas. Mientras hay gente en pobreza extrema, pensamos en la “modernización del estado”, mientras la tasa de analfabetismo se mantiene prácticamente estancada y miles no tienen el mínimo que implica una vida “digna”, nos preocupamos de tener “estructuras de última generación”.
Nos proponemos soluciones a los problemas de menor escala, mientras nadie tiene los timbales de asumir los verdaderos problemas que desde hace infinidad de años tenemos, que ya parecen ser incluso parte de nuestra identidad nacional.

Los políticos se burlan abiertamente del pueblo que depositó su confianza en ellos, nos cambian los recursos naturales por espejitos, como hiciera Guacanagarix hace cientos de años, mientras pretenden que sigamos mudos, estáticos, indiferentes, sobre todo porque ¡coño, saben que así lo haremos!

La voz del pueblo parece haberse quedado afónica desde quién sabe cuándo, y el coraje y la valentía que caracterizó a las generaciones pasadas parecen haberse perdido en tiempo y espacio. La juventud de mi país (y me incluyo) prefiere pasar por alto la realidad, no pensar, y lo peor es que al parecer cuando lo hacemos no es por conciencia social, sino por moda.

Ay República Dominicana me llena de tristeza, de vergüenza, de lágrimas amargas el sentir que más que desearte un feliz cumpleaños, debo darte mi más sentido pésame.

A %d blogueros les gusta esto: