Desconocidos que se miran

Sin saber el por qué detuvieron su andar, era como si alguna fuerza sobrenatural les impidiera seguir caminando. Buscaron vagamente enterderlo pero no hicieron más que elevar las miradas, que coincidieron -a distancia- y conectaron. Se quedaron congelados por unos segundos que parecieron años hasta que la marea humana les obligó a continuar su camino.… Seguir leyendo Desconocidos que se miran

Lobo hambriento

Un día salieron a tomarse un café y en medio de la conversación ella colocó su mano sobre el brazo para comentarle algo. En ese breve instante, la química que no había sentido antes en carne propia se encendió cual árbol navideño. Bien sabe ella la utilidad de unos brazos fuertes, la sensualidad de la… Seguir leyendo Lobo hambriento

Diente de oro

Hace unos días me encontré con una señora que no tenía uno, ni dos, síno múltiples dientes completamente de oro o al menos enmarcados en este metal. Entiendo que es una tendencia o moda que en algunas culturas es MUY bien vista y lo respeto, lo que no quiere decir que me gusta. Partamos de… Seguir leyendo Diente de oro

La Magia de una Sonrisa

Que bonito es compartir una sonrisa con aquel con el que -por tímida- llevas evitando cruzar una mirada todo el trayecto. Hay veces, lamentablemente las menos, en que en el metro se vive la verdadera magia, la que nutre sueños, ilusiones y fantasías, la que nos hace sentir como niños en día de reyes, siendo… Seguir leyendo La Magia de una Sonrisa

Trauma Revisteril

Yo no compro revistas de belleza, en realidad ya no las compro de ningún tipo, pero mucho menos esas de contenidos reciclados año tras año, que –sinceramente- me hacen sentir idiota. Mi compi de piso se acaba de ir y dentro de las cosas dejó estaba la última edición de “Elle”, como en el trabajo… Seguir leyendo Trauma Revisteril

La noche juntos

Se despierta a su lado, lo único que se interpuso entre sus labios fue el sonido de la alarma despertadora, cuyo silencio se apresuró por obtener.

La Adrenalina del Flirteo

Hay pocas cosas tan sabrosas en la vida como el chute de adrenalina que te da el flirteo. La espera de esa mirada, esa seña, ese correo, esa llamada... los cinco minutos eternos, las 24 horas reglamentarias o no... La incógnita de si te pasaste de arriesgada o tal vez de santurrona, de si miraste… Seguir leyendo La Adrenalina del Flirteo