Posts Tagged ‘República Dominicana’

h1

De cuando me propuse conocer lo propio

octubre 27, 2013

Mi isla es -sin lugar a dudas- un continente en miniatura, cuenta con playas espectaculares (muchas de las cuales son consideradas de las mejores del mundo), altas montañas y picos (entre ellos el más grande del Caribe y Las Antillas), una impresionante bio-diversidad que incluye desde bosques fríos hasta desiertos, climas donde la temperatura baja de los 0º y otros donde sube hasta los casi 40ºC en la misma temporada, y una envidiable riqueza de flora y fauna con una amplísima variedad de especies endémicas.

Quien ve mi país en el mapa pensará que es fácil conocerlo ya que “todo esta cerca”, pero el tema resulta engañoso pues pese a su corta extensión de apenas 48,310.97 km2, la República Dominicana tiene 1 Distrito Nacional y 31 provincias no siempre bien comunicadas. A esto se suma que, la mayoría de las veces, los destinos rurales -que son menos comerciales que los archifamosos del all inclusive- cuentan con escasa o nula información de turismo interno.

Viviendo en Madrid me di cuenta de lo poco que conocía mi paisito cuando me encontré extranjeros que dominaban mejor las atracciones de mi media isla y llena de vergüenza me propuse visitar al menos un destino de cada una de sus provincias.

Entre escapada y escapada, en compañía de mi novio y de algunas amistades que se han unido sobre la marcha, casi he logrado cumplir la meta a escala de provincias. Este mapa muestra como a cuenta de bromas ¡ya sólo me faltan 5! 😀

provincias-maricha

PEEEEERO, la cosa se complicará después pues estoy clara que haber visitado brevemente un pueblo no es conocerlo y mucho menos sabiendo que en cada uno de ellos se esconden pequeñas maravillas, muchas de las cuales aún se encuentran prácticamente vírgenes.

Así que aún quedan un montón de destinos por visitar, re-conocer los favoritos y hacerlo con lujo de detalles, todo consecuencia de la sed de conocimiento y mis infinitas ganas de aventura.

Mi país es maravilloso y si tienes la dicha de estar en él, ya sea por pocos días o por toda una vida, te invito a conocerlo pues te aseguro que no te vas a arrepentir. Aunque pensándolo bien si te arrepentirás… ¡de no haberlo hecho antes!

[Creo que está de más decir que estoy a la orden si crees puedo ayudarte con información de alguno de los destinos que ya he visitado, pero por si acaso… ¡ya está dicho!]

Anuncios
h1

Amor & Conocimiento: Mi tierra.

abril 9, 2013

Mucho había escuchando aquella reconocida frase del refranero popular “Sólo se puede amar lo que se conoce”. Y si, tiene sentido, pero no fue hasta hace poco que me di cuenta de que perfectamente se puede aplicar a la tierra que te vio nacer.

Desde que volví de Madrid y vi que mi nueva vida en la República Dominicana se tomaría como mínimo unos dos años me tracé una meta: conocería al menos un destino (playa, parque, monumento, montaña, río…) de todas y cada una de las provincias de mi país. Para quien no conoce las divisiones geo-políticas dominicanas puede sonar sencillo, pero tomando en cuenta que la última vez que supe eramos tan “agentaos” que ya teníamos unas 31 provincias ¡la cosa se complica!

Tuve la dicha de conocer, a pocas semana de mi retorno, a mi actual novio: un hombre increíble que -entre otras cosas- se ha dado la tarea de acompañarme en esta aventura. Y es así como Luis y Maricha han recorrido Constanza, Jarabacoa, Miches, Mao, Montecristi, Pedernales, Barahona… ¡Y lo que falta!

Sin dudas mi país es maravilloso y cuanto más lo conozco más dichosa me siento de haber nacido en un pegotico de tierra tan espectacular, en el que se conjugan los más diversos hábitats para ofrecer a quien lo desee una propuesta ecoturística envidiable.

Nunca se ha podido poner en duda en el aprecio que le tengo a mi patria, pero lo que siento cada vez que recorro uno de sus encantos es amor puro y duro, fascinación quasi infantil y si, lo confieso, un tanto de vergüenza por haber vivido tanto tiempo en este suelo sin darme el placer de recorrer sus rinconcitos.

Si la vida lo permite la aventura continúa y en cada brecha donde la relación tiempo-dinero lo permita, crecerá mi amor por la re-descubierta patria y sus maravillas.

Acá algunas fotos de nuestros viajes, para que entiendas un poco mejor de qué hablo y porfavor hazme caso: si tienes la oportunidad de conocer la República Dominicana como destino ecoturístico ¡APROVECHALA! Te puedo asegurar que no te arrepentirás.

h1

Show Aéreo del Caribe 2013

abril 7, 2013

Ayer Sábado 6 de abril me di cita al Show Aéreo del Caribe 2013. Lo hice desde el techo de la casa de una amiga e incluso pensé no llevar mi cámara, pero mi anfitriona me recordó como siempre que la dejo en casa me arrepiento. Por ello que fui armada con mi Canon y una óptica 70-300.

Las fotos no son espectaculares, pero sin dudas demuestran lo mucho que disfrutamos tanto niños como adultos de la exhibición. Acá puedes ver el resultado de que practicamente todos los presentes jugaramos a ser fotógrafos.

Hoy, justo mientras descargaba las imágenes, me enteré de la triste noticia de que una de las naves se había precipitado contra el mar y de la posterior aparición de los dos pilotos que la conducían sin vida. No pude evitar recordar las muchas veces que pensamos e incluso dijimos “parece que va a caer al mar”, “casi chocan entre sí” y “le pasó por al ladito al edifico”…

Es muy triste ver como una excelente idea para brindar ese entretenimiento gratuito y de calidad que tanta falta le hace al pueblo dominicano, pasa a ser una tragedia.

h1

El día exigí que se cumpliera la ley

enero 30, 2013

Si estabas cerca de la Zona Universitaria de Santo Domingo quizá escuchaste de una mujer joven que hizo “un tapón” en la Alma Mater casi esquina Independencia (si no, pues acabas de leerlo).

Esa mujer era yo.

mapa

Todo comenzó cuando noté a unos 10 policias parados en la calle Dorctor Piñeyro viendo como los vehículos burlaban la ley y transitaban en vía contraria. Les cuestioné ¿por qué no hacen nada? y el conductor de un camión, justo el que estaba delante mío quebrantando la ley, me contestó “linda, no hacen nada porque esto es República Dominicana”.

He de confesar que tuve un arranque de ira, de vergüenza y de dolor por mi patria. Fui bañada en impotencia y desde que vi el chance entré en el carril de la izquierda.

Un grupo de chicuelos venían en contra vía en un carro azul, eran al menos tres jóvenes de pinta universitaria y al ver como me les plantaba en frente el conductor gesticuló lo que entendí como “nos echamos acá la tarde” y yo, que ya venía con la sangre corriendo a millón por mi cabeza le respondí “perfecto”. Sus acompañantes rieron y gesticularon también a lo que apagué mi vehículo y emprendí lo que ahora considero fue una pequeña aventura.

Los próximos veintitantos minutos fueron muy activos: vehículos que me invitaban a tomar el carril derecho, conductores de autobus que me insultaban “maldita mujercita del diablo”, “muevete idiota, ¿no ves lo que haces?” y hasta un señor con un niño de unos 7 u 8 años que se tomó la molestia de bajar el cristal y decirme “no te busques ese problema que eres muy joven y no estás para eso” a lo que respondí “amigo, usted debería callarse, procurar dar un mejor ejemplo a ese niño y enseñarle que la ley se respeta”.

El seguridad de la plaza que estaba justo a mi izquierda estaba nervioso, el pobre se encontraba ante un caos y hacía las que podía para mediarlo. Los tres pisos de esa plaza estaban llenos de gente que observaba, mientras una carpa que estaba a mi derecha estaba también repleta de curiosos. Los transeúntes se detenían y en su mayoría me alentaban a no moverme “sigue ahí, no te muevas que les estás dando el ejemplo”, “gente como tu es que hace falta en este país”, “que se muevan esos estúpidos que son los que lo están haciendo mal”…

Tras un buen tiempo y una presión colectiva inimaginable el chavalito optó por moverse él, entrando en el estacionamiento de la plaza. Al pasar por mi lado me dijo con sarcasmo “dame tu nombre, que cuando te postules a presidenta votaré por ti” mientras la chica que andaba a su lado dijo “al día después de Duarte le pondremos tu nombre”… Pobres ignorantes, sus egos están tan inflados que no les permitió reconocer su error y les empujó a ser avergonzados ante todo el allí presente.

Justo detrás de el carro azul estaba una señora en un vehículo bastante nuevo. Esta, para variar, estaba también en contra vía y para colmo conversando por un teléfono celular (lo cual es ilegal en mi país). Optó por tomar la misma actitud de “no me muevo” y las masas, que ya ascendían una treintena, le gritaban todo tipo de cosas. La gente se me acercaba a felicitarme y los mismos vehículos que estaban atrapados en el atasco, que por yo estar de “rajatabla” se había formado, me congratulaban y alentaban.

Pasaron unos 10-15 minutos más hasta que la mujer se diera cuenta de que yo no me movería y puso la marcha atrás. La gente aplaudió efusiva y yo por fin pude ocupar mi carril sin obstaculos.

Estoy segura de que para muchos perdí media hora de mi vida. Yo lo veo distinto. Le regalé media hora a mi país y gracias a ello hay al menos unas 50 personas a las que les consta que a una mujer joven le interesa que las leyes se cumplan.

El problema es que soy solo una…

Y acá te lanzo una daga a la yugular ¿te atreves tu a ejercer tu derecho? ¿tienes las agallas de ver a alguien incumpliendo la ley y hacerle pasar vergüenza?

Si lo haces, te aseguro que al igual que yo saldrás con una cantidad de energía increíble y descubrirás que sentir el apoyo de toda la gente al rededor mientras haces las cosas bien ¡no tiene precio!

h1

La indignación de RD (Protestas gráficas II)

diciembre 17, 2012

Tras la efervescencia viene la calma, pensarán los políticos semi-asustados, mientras afirman para sus adentros que los esfuerzos de dos o tres niñatos revoltosos que quisieron ser un movimiento pronto pasarán de moda.

Para su fortuna por medio de este despertar de la juventud dominicana pasa la navidad, pero no por ello hay -ni habrá- calma.
No, “distinguidos” señores, en vez de calma o brisas de paz y armonía somos víctimas de una ola -aún más grande- de delincuencia. Y la cosa está al punto de que no se puedan ya ni ver noticias, ni mucho menos salir a las calles. Hoy, por ejemplo, me asqueé leyendo un diario local por la cantidad de muertos, intentos de asesinato y robo que a grosso modo pude identificar, antes de cerrarlo indignada.

Entonces NO.
No hay calma en mi cabeza, no hay calma en mi.
Si pudieran ver en mis adentros se encontrarían con que hay rabia y pena. Hay vergüenza y -por cliché que suene- sed de justicia. Hay miedo de transitar mis calles, de disfrutar mi país, de consumir localmente, de salir de noche, ¡hasta de tomar una muestra de perfume en las calles! HAY MIEDO y no a los políticos ni funcionarios, hay miedo a la consecuencia de sus abusos.

Y sepan que no soy la única que recibe estas navidades con un amargo sabor en la boca. Desde la publicación de mi post “¡Cuando RD Protesta!” no ha parado el despliegue creativo de mi juventud. Por ello te presento la segunda compilación de las protestas gráficas con las que me he topado desde entonces.

Para mi resulta evidente que aquí hay algo…

h1

D9, crónicas de un pueblo que despierta

diciembre 10, 2012

Cuando uno va a despertarse tras un largo sueño, suele suceder que tenemos un pequeño delay o retraso entre la orden que da el cerebro y las que acepta el cuerpo. Generalmente primero abrimos los ojos y poco a poco vamos tomando consciencia de lo que sucede y vamos asimilando la realidad hasta que optamos por integrarnos -o no- a ella.

Siento que eso le pasa a parte de mi pueblo. Abre los ojos y se da cuenta de la estafa de la que ha sido víctima, asimila sus heridas pero también sus derechos y poco a poco hace más intentos por ejercerlos.

Esta es mi documentación fotográfica de la protesta de este domingo 9 de diciembre de 2012. Es lindo ser parte del despertar dominicano. Tan sólo espero que no volvamos a caer dormidos, como hacemos muchos cuando nos damos cuenta de que el cansancio nos puede.

h1

Como vacas al matadero… #RetoAnimales

noviembre 14, 2012

Hace unos días coincidí con el anuncio del “Reto Animales” de la Familia Fotera, donde se proponía hacer fotos alegóricas a la fauna.

Pese a tener varias candidatas, la elección de mi imagen (tomada en mi reciente viaje a San Fernando de Montecristi) la hice aprovechando el actual contexto político de mi país (República Dominicana) donde se nos ha impuesto un paquete fiscal que aniquilará a la clase media y baja con el objetivo de sanear la economía maltratada por la corrupción del partido de gobierno.

La metáfora está servida:
Los dominicanos no somos vacas que son llevadas al matadero,
somos seres humanos, somos pueblo, conocemos nuestros derechos
y los estamos reclamando.

¿Te gusta la idea del reto? Revisa lo que han publicado los demás participantes.

A %d blogueros les gusta esto: