Posts Tagged ‘resfriado’

h1

Irse de fiesta y dormir con una cebolla

abril 24, 2011

Ayer estaba en la pre fiesta de cumple de una amiga, el asunto era con dormida y sin lugar a dudas era un finde prometedor tanto por el ambiente (y la gente que lo componía) como por el lugar. Hasta ahí todos son flores ¿el problema? -es increíble como siempre hay uno…- que venía sintiendome medio mal desde el miércoles que un aguacero me pilló desprevenida e hizo de mi una sopa andante.

Pero bueno, llevandome un poco de aquello de “sarna con gusto no pica” opté por irme de parranda con todo y principio de resfriado. La fiesta como de esperarse fue genial, un buen rollo impresionante y una barbacoa riquísima, al terminar la cena uno de los colegas a modo de broma me puso en frente media cebolla y de la nada mi nariz (que estaba jodida durante todo el día) comenzó a funcionar correctamente.

Recordé una historia que me contó mi madre de un docu que vio sobre un pueblo de cebolleros (o como se le llame a los señores que se encargan de que tengamos cebollas) que fue caso de estudio por la ausencia de enfermedades respiratorias entre su gente. Armada de valor hice algo que nunca hubiera pensado hacer y le pregunté a la dueña de la casa si podía dejar cerca de mi espacio de dormir una cebolla, ella -que es un autentico amor- me dijo que no había problema y así fue.

Increíblemente desperté descongestionada, disfrute del lujazo de tener una nariz con ambos orificios despejados en toda la noche y ¡obviamente! apestando a cocina de los pies a la cabeza.

Moraleja: si está mal de las vías respiratorias conviertase en un junkie cebolleril, y si es de los que no cree en aquello de “la confianza da asco” pregunten a la festejada cómo olia su casa durante todo el día gracias a mi creativa y natural cura.

Anuncios
h1

Estar enfermo apesta

marzo 7, 2011

La vida que normalmente ves de colorines se convierte en duotono. La alegría es sustituida por el dolor, por ese sentir como si te hubiera pasado un camión por un miembro y que el malestar reflejo se extiende por el resto del cuerpo, por esa sensación de que no hay un solo centímetro de ti que no esté experimentando incomodidad.

Pasas de lo cotidiano pues perdiste el apetito, las cosas no saben ni huelen a nada y por tanto todo te da un poco igual. Te dan ganas de ir a que te arranquen la nariz, la garganta, los pulmones o todos los anteriores si te prometen seguir viviendo sin ellos. Y sientes una necesidad física de reposo que el resto del mundo no entiende más que como ganas de procrastinar, pues ellos no ven que te pesa hasta la existencia misma.

Estar enfermo apesta cuando eres un adulto que tiene que seguir la rutina a modo zombie, a velocidad cero, sin capacidad de comprender más que las razones que te han hecho salir de casa. Y fantaseas con volver a ser un crío que puede irse a la cama de su madre y recibir sus mimos curativos, sus caricias mágicas que hacen que -aunque sea por un nanosegundo- el dolor se detenga, y ansías volver a consumir sus alimentos milagrosos que pese a no poder percibir sensorialmente más que su textura, te transmiten el amor con que fueron hechos.

Por fortuna no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante y tras unos días de eclipse volvemos a ver el sol, proceso no menos molesto pues cuando se está a oscuras hasta la luz -por buena y necesaria que sea- hace daño a los ojos.

h1

Pesadilla enfermosa y continuidad de planes

diciembre 9, 2010

Wow, hoy cumplo una semanica en esta ciudad y ya mi cuerpo se ha manifestado negativamente. Al parecer una de mis amigas (a la cual ahora mismo quiero un poco menos que antes) me contagio su resfriado y acá estoy, con la agenda llena, el cuerpo en agonía y el cerebro a mil.

Por suerte me despertó un amigo de mi siesta pues hasta había tenido una pesadilla, ¡hace tiempo que no tenía una de esas! Me había dejado la cartera en un bus que desapareció por arte de magia y un señor grandote y gordo me perseguía y me rompía el móvil (celular). Lo mejor es como mi subconciente protege lo más importante pues no le pasó nada a mi cámara.

En fin, acá está una yo cansada, con oídos tapados, garganta inflamada y nariz congestionada. Pero una yo que independientemente de ello fue al zoológico con el sobrino y que se juntará con sus amigos, aunque en vez de una cerveza Presidente acabe brindando con una infusión de Poleo-Menta.

No voy a dejar que el resfriado de dañe los planes, lo que no puedo evitar es que me haga modificarlos.

Acá unas fotinas con mi bebo en el zoo, confieso que me moría de la felicidad al ver su emoción porque su Tita Maricha estaba allí con él.

h1

Bostezo liberador

septiembre 28, 2010

Pues sé que estoy un tanto quejona, pero bueno, es lo que sucede cuando cada vez que vas pillando el sueño te despierta o un arranque de tos, o el sufrir los efectos secundarios de beber tanto líquido o el no poder respirar.

Como buena noticia ya tengo garganta :).

Como mala no hay nariz, a veces y sólo a veces tengo un momentaneo sentir de liberación nasal y sólo ahí puedo respirar, el resto de tiempo o están ambos lados tapados o se intercalan entre uno y otro.

Y una reflexión un tanto positiva (para que no digan que voy sólo por lo malo):
¿Se han puedo a pensar en lo rico y liberador que llega a ser un bostezo? joder cómo me gustan cuando los oidos están bloqueados al 100%, vienen ellos y es como si se hiciera el sonido, como que redescubrieramos lo que nos rodea y salieramos de una burbuja de estática, de chirridos internos, de escucha a medias.

Pues eso, que mi resfriado evoluciona y yo sigo acá echada, a ver si el reposo mezclado con la buena nutrición y los medicamentos hacen algo al respecto.

h1

Mi ReviveMuertos

septiembre 27, 2010

Pues hoy al llegar del curro y comer opté por tomarme una siesta, pensando que esta me aliviaría un poco el malestar que se estaba apoderando de mi cuerpo y ¡error! al despertarme no podía practicamente tragar y tenía un dolor de garganta inmenso, así como si alguien hubiera aprovechado mi sueño para sustituirme las amigdalas por inmensos implantes de silicona (a lo Pamela Anderson pero en la garganta en vez de en el pecho).

Envié mis deberes a una compi de clases y mandé la excusa, sin lugar a dudas no saldría de casa bajo esas condiciones. Tras una tanda de enjuages con agua tibia mezclada con sal y vinagre y luego una dosis diclofenaco, la cosa mejoró y aproveché para salir directo y en vivo a la farmacia: me hacía falta más antiinflamatorio y vitamina C. Ya que estaba en la calle pasé por la frutería y compré los ingredientes que me faltaban, esta noche cenaría mi poción mágica.

Compuesto por apio, aji, cebolla, calabaza, ajo, papa, zanahoria, limón, maíz, pimientos del piquillo, plátano, orégano, pimienta, sal y un chorrito de picante me comí mi “sopita”, esa que de cariño llamo “revivemuertos” y vamos, que no es que estoy bien, pero al menos siento ese calorcito por dentro de que las cosas puede que estén menos mal mañana.

Esperemos que este cuerpecito ñoño agradezca el esfuerzo de comer TAN nutritivo como me es posible, y se recupere pronto, que estar entrando en “fase enfermita” no me gusta nada.

h1

Tras la hiperactividad viene el resfriado

septiembre 27, 2010

Cita el refrán popular que tras la tempestad viene la calma, yo lo adapto a que tras un finde hiperactivo viene el resfriado.

Este fin de semana lo he pasado genial, el viernes celebramos el 10mo. aniversario en Madrid de una querida amiga italiana, el sábado el concierto de Charles LaVaine y el domingo la escalada con Los Viajeros del Paralelo 20.

No pude haber pedido más de estos tres días, pero… Mi cuerpo al parecer NO opina igual, todo apunta a que me excedí un poco con mis niveles de hiperactividad, esto sumado con los cambios de temperatura (que joder, ¡de repente ya estamos en 8º!) y con el resfriado que anda en el aire no es más que la fórmula perfecta para una garganta inflamada y la sensación de que como no pare esto a tiempo el asunto puede complicarse seriamente.

Como medida preventiva hoy ando con tres capas de ropa y mi bufanda al cuello, y en la nutrición estoy aumentando lo más posible el consumo de agua y de “antigripales” naturales.

Esperemos que sirva de algo… Pero como dicen en mi país ¿quién me quita lo vivido?

h1

De Cuarentena

junio 14, 2010

Creo que ya entiendo por qué mi vida es tan poco creativa con los nombres de los chicos, y es que a la pobrecita se le agotan todos los recursos en hacer que cada nuevo finde sea distinto a los anteriores.

En este caso la palabra estrella fue: “cuarentena” pues tras la adqusición absoluta de un resfriado opté por hacer un toque de queda que se extendió desde el jueves hasta el domingo, días en los que sólo salí a una reunión, al trabajo y al súper (porque como pudieron leer en “A mal tiempo resfriado” estaba en 911).

Es extraño estar en cautiverio luego de haber pasado por findes tan activos como los últimos tres o cuatro (finde feriado, agenda del finde y de cañas por San Isidro, entre otros) y el quedarme en pijama vegetando hizo que pensara mucho, muuucho, muchísimo… ¡quizá demasiado!.

Creo que acabo de definir mi próxima meta y esta es…
(suenan bombos y platillos)
¡el doctorado!
(applause sign has been turned on)
Ya luego hablaré más al respecto pero cada vez lo veo más claro y esa idea, que antes no era más que eso, ¡una idea! Ahora es un planteamiento concreto, objeto de investigación profunda y de grandes cuestionamientos personales/profesionales.

Otra de las cosas interesantes que pasaron por mi cabeza fue una idea para la empresa, una que me pareció muy buena pero que a mi jefe no le gustó tanto y dije ¿qué coño? ¡Si yo creo en mis ideas! y me confabulé un un grupo de profesionales/amigos para intentar hacerla realidad y ya de idea pasó a ser propuesta de proyecto y claro, conmigo entre la cama y portatil por más de 42 horas, pasó también de ser un garabato en un papel arrugado a ser una presentación con el desglose total del concepto (que si se da les prometo serán de los primeros en saberlo porque está realmente muy chulo ☺).

Y lo que más raya en lo casi ridículo: me hice una página web.
Hahahahaha, si, así de “especialita” soy, cuando me aburro me hago una web, me rio de pensar en como sonará eso en cabezas ajenas a la mía.
A ver, que tengo desde hace unos meses el dominio http://marichamartinezsosa.com y por falta de tiempo/dedicación no tenía más que una nota de “en construcción”.
Este finde como lo que más he tenido es tiempo opté por ponerlo un poco más “lindito”.
Les advierto que no es el diseño final pues creo que cambio de portafolio cada vez que tengo que presentarlo, pero al menos ya es algo.

¿Qué les parece a ustedes este primer boceto?

A %d blogueros les gusta esto: