Irse de fiesta y dormir con una cebolla

Ayer estaba en la pre fiesta de cumple de una amiga, el asunto era con dormida y sin lugar a dudas era un finde prometedor tanto por el ambiente (y la gente que lo componía) como por el lugar. Hasta ahí todos son flores ¿el problema? -es increíble como siempre hay uno...- que venía sintiendome… Seguir leyendo Irse de fiesta y dormir con una cebolla

Estar enfermo apesta

La vida que normalmente ves de colorines se convierte en duotono. La alegría es sustituida por el dolor, por ese sentir como si te hubiera pasado un camión por un miembro y que el malestar reflejo se extiende por el resto del cuerpo, por esa sensación de que no hay un solo centímetro de ti… Seguir leyendo Estar enfermo apesta

Del lunes amarillo y mis verdaderas exigencias

Con ambos padres educadores y habiendo ejercido ya como profesora en distintas áreas he de reconocer que por feo que me quede el amarillo (dada la pigmentación de mi piel) hoy saldré de casa vestida con este color. Creo que no hay necesidad de explicar el por qué, basta sólo con observar la cantidad de… Seguir leyendo Del lunes amarillo y mis verdaderas exigencias

Esto es un sábado.

Pues hoy si que he ten ido lo que en mi cabeza se define como sábado. Me levanté tranquila y tarde, desayuné un poco, puse una lavadora ¡los jeans!, hice unas diligencias fuera de casa y volví. Tendí la ropa, puse las lentejas en la estufa y el couscous en agua. Barrí la casa y… Seguir leyendo Esto es un sábado.

Let’s get physical

Hace algunos meses publiqué como nota en mi facebook un escrito que se llamaba “Lets get physical!” y era de como siempre he sabido encontrar en lo físico un buen pasatiempo y método de desahogo: cuando pequeña el ballet, adolescente el fútbol, hace unos años el tango y luego la capoeira y para el momento… Seguir leyendo Let’s get physical