Posts Tagged ‘santo domingo’

h1

Yo soy isleña

febrero 9, 2014

IMG_5645fxw

Nací y crecí en la capital de la República Dominicana, más de la mitad de mi vida he tenido que recorrer las calles que bordean la hermosa costa caribeña de la ciudad de Santo Domingo. He celebrado varios de mis cumpleaños, despedidas y bienvenidas en estas playas.

Cuando trabajaba en Gazcue y vivía próximo al Mirador Sur, prefería desviarme y conducir unos cuantos kilómetros de más simplemente para tener el lujo que de los atascos de la hora pico me atraparan con la mejor vista: la del atardecer en el malecón.

De mi vida por “los madriles” puedo afirmar que el mar fue el elemento greográfico que más falta me hizo. Hasta llegué a llorar su ausencia entre aquellos arranques de nostalgia de los que una que otra vez fui víctima.

En caso de tener que elegir un lugar en el que pasar el resto de mi vida, no tendría ni que pensar qué tipo de entorno quisiera que llenara mis ojos cada mañana, pues sin duda alguna tendría el salitre como protagonista.

¡Yo soy isleña! Sólo un pequeño número de emociones me son tan propias como el amor por el mar y la playa. Pocas cosas me hacen tan feliz como escuchar los rugidos y susurros de las olas, contemplar su juego con el sol en sus extraordinarias llegadas y partidas, disfrutar el reflejo de la luna en las noches estrelladas y sentir ese olor a sal, a sol, a vida, a azul, a infinito…

Anuncios
h1

Show Aéreo del Caribe 2013

abril 7, 2013

Ayer Sábado 6 de abril me di cita al Show Aéreo del Caribe 2013. Lo hice desde el techo de la casa de una amiga e incluso pensé no llevar mi cámara, pero mi anfitriona me recordó como siempre que la dejo en casa me arrepiento. Por ello que fui armada con mi Canon y una óptica 70-300.

Las fotos no son espectaculares, pero sin dudas demuestran lo mucho que disfrutamos tanto niños como adultos de la exhibición. Acá puedes ver el resultado de que practicamente todos los presentes jugaramos a ser fotógrafos.

Hoy, justo mientras descargaba las imágenes, me enteré de la triste noticia de que una de las naves se había precipitado contra el mar y de la posterior aparición de los dos pilotos que la conducían sin vida. No pude evitar recordar las muchas veces que pensamos e incluso dijimos “parece que va a caer al mar”, “casi chocan entre sí” y “le pasó por al ladito al edifico”…

Es muy triste ver como una excelente idea para brindar ese entretenimiento gratuito y de calidad que tanta falta le hace al pueblo dominicano, pasa a ser una tragedia.

h1

El día exigí que se cumpliera la ley

enero 30, 2013

Si estabas cerca de la Zona Universitaria de Santo Domingo quizá escuchaste de una mujer joven que hizo “un tapón” en la Alma Mater casi esquina Independencia (si no, pues acabas de leerlo).

Esa mujer era yo.

mapa

Todo comenzó cuando noté a unos 10 policias parados en la calle Dorctor Piñeyro viendo como los vehículos burlaban la ley y transitaban en vía contraria. Les cuestioné ¿por qué no hacen nada? y el conductor de un camión, justo el que estaba delante mío quebrantando la ley, me contestó “linda, no hacen nada porque esto es República Dominicana”.

He de confesar que tuve un arranque de ira, de vergüenza y de dolor por mi patria. Fui bañada en impotencia y desde que vi el chance entré en el carril de la izquierda.

Un grupo de chicuelos venían en contra vía en un carro azul, eran al menos tres jóvenes de pinta universitaria y al ver como me les plantaba en frente el conductor gesticuló lo que entendí como “nos echamos acá la tarde” y yo, que ya venía con la sangre corriendo a millón por mi cabeza le respondí “perfecto”. Sus acompañantes rieron y gesticularon también a lo que apagué mi vehículo y emprendí lo que ahora considero fue una pequeña aventura.

Los próximos veintitantos minutos fueron muy activos: vehículos que me invitaban a tomar el carril derecho, conductores de autobus que me insultaban “maldita mujercita del diablo”, “muevete idiota, ¿no ves lo que haces?” y hasta un señor con un niño de unos 7 u 8 años que se tomó la molestia de bajar el cristal y decirme “no te busques ese problema que eres muy joven y no estás para eso” a lo que respondí “amigo, usted debería callarse, procurar dar un mejor ejemplo a ese niño y enseñarle que la ley se respeta”.

El seguridad de la plaza que estaba justo a mi izquierda estaba nervioso, el pobre se encontraba ante un caos y hacía las que podía para mediarlo. Los tres pisos de esa plaza estaban llenos de gente que observaba, mientras una carpa que estaba a mi derecha estaba también repleta de curiosos. Los transeúntes se detenían y en su mayoría me alentaban a no moverme “sigue ahí, no te muevas que les estás dando el ejemplo”, “gente como tu es que hace falta en este país”, “que se muevan esos estúpidos que son los que lo están haciendo mal”…

Tras un buen tiempo y una presión colectiva inimaginable el chavalito optó por moverse él, entrando en el estacionamiento de la plaza. Al pasar por mi lado me dijo con sarcasmo “dame tu nombre, que cuando te postules a presidenta votaré por ti” mientras la chica que andaba a su lado dijo “al día después de Duarte le pondremos tu nombre”… Pobres ignorantes, sus egos están tan inflados que no les permitió reconocer su error y les empujó a ser avergonzados ante todo el allí presente.

Justo detrás de el carro azul estaba una señora en un vehículo bastante nuevo. Esta, para variar, estaba también en contra vía y para colmo conversando por un teléfono celular (lo cual es ilegal en mi país). Optó por tomar la misma actitud de “no me muevo” y las masas, que ya ascendían una treintena, le gritaban todo tipo de cosas. La gente se me acercaba a felicitarme y los mismos vehículos que estaban atrapados en el atasco, que por yo estar de “rajatabla” se había formado, me congratulaban y alentaban.

Pasaron unos 10-15 minutos más hasta que la mujer se diera cuenta de que yo no me movería y puso la marcha atrás. La gente aplaudió efusiva y yo por fin pude ocupar mi carril sin obstaculos.

Estoy segura de que para muchos perdí media hora de mi vida. Yo lo veo distinto. Le regalé media hora a mi país y gracias a ello hay al menos unas 50 personas a las que les consta que a una mujer joven le interesa que las leyes se cumplan.

El problema es que soy solo una…

Y acá te lanzo una daga a la yugular ¿te atreves tu a ejercer tu derecho? ¿tienes las agallas de ver a alguien incumpliendo la ley y hacerle pasar vergüenza?

Si lo haces, te aseguro que al igual que yo saldrás con una cantidad de energía increíble y descubrirás que sentir el apoyo de toda la gente al rededor mientras haces las cosas bien ¡no tiene precio!

h1

Cambio de contexto

enero 28, 2013

A veces hay que detenerse, cambiar de contexto y despejar la cabeza… Aunque sea para luego seguir trabajando.

playita-enero

Hoy mi novio y yo hicimos eso.
En pleno medio día de domingo nos fuimos a la playa, nos dimos un chapuzón y trabajamos en proyectos pendientes con la arena entre las hojas, el sol en nuetra piel y el mar en nuestros oídos.

Fue la primera playita del año, que llegó quizá un tardía, pero justo a tiempo pues fue en enero. Nuestra segunda escapada del año… ¡Nada mal para no tener ni un mes en el 2013! Hoy nos dimos el lujo de disfrutar de un cambio de contexto, uno que creo debería hacerse al menos una vez al mes para mantener la cordura (y el bronceado).

h1

D9, crónicas de un pueblo que despierta

diciembre 10, 2012

Cuando uno va a despertarse tras un largo sueño, suele suceder que tenemos un pequeño delay o retraso entre la orden que da el cerebro y las que acepta el cuerpo. Generalmente primero abrimos los ojos y poco a poco vamos tomando consciencia de lo que sucede y vamos asimilando la realidad hasta que optamos por integrarnos -o no- a ella.

Siento que eso le pasa a parte de mi pueblo. Abre los ojos y se da cuenta de la estafa de la que ha sido víctima, asimila sus heridas pero también sus derechos y poco a poco hace más intentos por ejercerlos.

Esta es mi documentación fotográfica de la protesta de este domingo 9 de diciembre de 2012. Es lindo ser parte del despertar dominicano. Tan sólo espero que no volvamos a caer dormidos, como hacemos muchos cuando nos damos cuenta de que el cansancio nos puede.

h1

Del discurso del (ex)presidente

noviembre 13, 2012

Tras toda la parafernalia mediática sobre el discurso de Leonel Fernández me he creado una opinión muy clara de la realidad de mi país:

El pan lo pagaremos con impuestos,
¡pero el circo nos lo dan GRATIS!
(Mentira, lo hemos pagado nosotros y quieren que lo sigamos pagando)

Desestimado Señor Expresidente: su discurso no hizo más que echarle leña a mi fuego interior ¡que arde en busca de justicia!

h1

Foto reportaje: Protesta dominicana por la Justicia Fiscal

noviembre 12, 2012

Tras apenas dos o tres días de convocatoria hoy domingo 11 de noviembre de 2012 se dio en el Parque Independencia de Santo Domingo la “Protesta dominicana por la Justicia Fiscal”.

Quedó demostrado en mi anterior post de “¡Cuando RD Protesta!” que el pueblo dominicano se estaba cansando de ser pisoteado, abusado, maltratado, engañado y burlado por sus supuestos voceros y defensores, pero la cosa no se quedó ahí.

El día de hoy la voz del pueblo se hizo escuchar, sus cánticos fueron desde “Danilo ten cojones y saca a esos ladrones”, “Ese congreso, no nos representa”,”Allá adentro veo un bulto tapao’ no sé si será lo que nos han robao”, “el pueblo unido jamás será vencido” a “ladrón, ladrón, Leonel ¡ladrón!”…

Para mí la participación fue extraordinaria, sobre todo tomando en cuenta que el llamado fue vía redes sociales y en un país cuya penetración de internet no sobrepasa el 45%.

El ver como llegaban más y más personas y se integraban a la protesta fue impactante, pero confieso que el momento que más me emocionó fue cuando a toque de trompeta se entonó el himno nacional y todos unidos a una sola voz con una extraña mezcla entre orgullo, vergüenza y pena lo cantamos. Pocas veces he sentido tan mío ese himno y pocas veces lo he sentido tan del pueblo.

Hoy fuimos uno, sin protagonismo político, sin violencia, sin tragedias, sin abusos, con dolor, indignación, rabia y educación. Hoy siento que mi gente despertó y que el pueblo dominicano demostró que no sólo conoce sus derechos, sino que está dispuesto a -pacíficamente- reclamarlos.

Acá parte de lo que mis ojos vieron, un foto reportaje que -llena de orgullo- quiero compartir contigo.

A %d blogueros les gusta esto: