Posts Tagged ‘satisfaccion’

h1

Nuestra erronea felicidad

abril 11, 2011

Nosotros buscamos una felicidad que probablemente nunca encontremos porque erramos en las ideas que la definen, por eso creo que el problema es -evidentemente- conceptual.

Esta noche disfrutamos en casa de un docu sobre la comunidad Garífuna y ver como ellos son tan felices, tan plenos, tan satisfechos, como viven con su música, su respeto por Natura, su sonrisa de oreja a oreja, en la multiplicidad de los colores, la riqueza de sus costumbres y su espíritu de lucha me recordó esa hermosa sensación que experimenté cuando fui misionera con la Fraternidad de mi colegio. Recuerdo haber experimentado junto a la gente de escasos recursos -que habitaba en comunidades distantes de las grandes ciudadades- esa felicidad en estado puro, la que se encuentra en lo cotidiano, la de estar vivo, de ser amado, de gozar de salud y de recursos para tener cada día una calidad de vida un pelín mejor… Esa felicidad que -lamentablemente- nos falta a casi todos (ojo que también voy yo incluída en el paquete).

¿Qué pasaría si un día intentaramos experimentar esta forma de afrontar lo cotidiano? Quizá el truqui está en imitar a los pequeños y felices, más que a los grandes que mueren solos y deprimidos. Tal vez con hacer una simple reestructuración en lo que creemos nos satisface, desearíamos menos tener tal o cual tecnología de punta y disfrutaríamos más de todo lo que nos rodea.

Este año emprendí el “Tour Nómada” una aventura que me aterraba porque significaba ir de casa en casa sin tener un lugar fijo, pero en estos casi cuatro meses que tengo bajo esta modalidad, aprendí que realmente necesito poco para estar conforme, pues todo lo esencial viene por defecto y está ahí independientemente de dónde viva o qué haga. Y al encontrarme ante estas ideas me llega a la mente una frase bíblica que llevo toda mi existencia escuchando de boca de mi madre y abuelas: “Bástele a cada día su propio afán”.

Venga, juguemos a darnos la oportunidad (por un breve instante) de ser felices y disfrutar de lo que tenemos, en vez de sufrir por lo que nos falta. Yo hoy he decidido hacerlo, ya veremos qué me trae una semana que se inicia con este pie.

Anuncios
h1

JBL & Roxy: Estética sin calidad ni garantía

septiembre 3, 2010

Los cascos o audífonos JLB Roxy, supuestamente deben llevar el respaldo de ambas marcas, grandes marcas.
Son un producto muy atractivo, con un llamativo diseño, lo cual los hace perfectos candidatos para regalos, exceptuando el “no tan pequeño detalle” de que si no llevas el ticket de compra al momento de realizar la reclamación, no puedes acceder a la garantía. Y eso me hace preguntarme: ¿quién en el planeta tierra hace un obsequio con ticket de compra incluído?

En mi casa en enseñaron que SIEMPRE, como regla #1 debes quitar de un regalo la etiqueta que muestra la cantidad de dinero que diste por él, porque no es bien visto el regalar y mostrar el precio.

Pues parece que:
o JBL y Roxy no ven su producto como un prospecto de regalo,
o JBL y Roxy no poseen un equipo humano con el mínimo de cortesía en lo que respecta a hacer regalos,
o JBL y Roxy simplemente no se interesan por sus clientes.

Sea cual sea la realidad, los usuarios terminamos en una mala posición.

En mi caso especial, el hermoso producto fue el regalo que me hicieron mi hermano y cuñada por mis 25 años, y como era un regalo no recibí el ticket de compra con él. Guardé la caja, con todos y cada uno de los papelitos que esta contenía por si los necesitaba alguna vez con fines de garantía, pero lo lamentable es que esto no parece importar.

Como alguien que estudió y trabaja con branding y comunicación sé el valor de un cliente feliz, cosa que era hasta que mis cascos se arruinaron. Hoy he perdido media hora de mi mañana intentando que alguien de su servicio al cliente contestara el teléfono, sólo para descubrir que porqué JBL y Roxy no se imaginaron esta posible realidad en sus cabezas hoy, a menos de 5 meses de haber recibido el producto al parecer no tendré audífonos y tendré que tirarlos a la basura.

Mi recomendación personal: no compre este producto, son lindos, pero una marca que no sabe cómo ayudar a sus clientes no debería obtener su dinero. Y en mi caso, definitivamente no me tendrán ni como amante de ninguna de las dos marcas ni como prescriptora de las mismas.

Por si les interesa: el producto ha tenido un falso contacto que hace que de uno de los lados no se escuche y que del otro la música esté de forma intermitente, lo que deja en evidencia un error de producción que otras marcas -más enfocadas a la satisfacción del usuario final y no a obtener su dinero- hubieran resuelto y hasta pedido disculpas por los inconvenientes causados.

h1

Conformidades

agosto 18, 2010

La conformidad dura hasta que uno observa el estándar de otro y se da cuenta del bajo perfil que mantenía, entonces ya aquello que nos satisfacía nos queda pequeño y ya no somos tan felices con lo que tenemos ante nuestras manos.

Esto me pasa con bastante frecuencia, sobre todo cuando salgo de donde mis actuales clientes (tiendas de mobiliario y estudios de diseño). Allí veo estos maravillosos salones, cocinas, habitaciones y una serie de accesorios que me encantan y luego vengo a mi casa: vieja, con su estilo de anticuario, con su mobiliario engendrado por quien sabe cuántos que han ido dejando cosas conforme pasan por el piso, una mezcla de todo en donde resulta más que imposible encontrar pies o cabeza.

Y ya mi casita “con magia” se convierte en un caos y me detengo en un punto cualquiera, giro para un lado, para el otro, y me doy cuenta de que ese lugar que hace pocas horas dejé sintiendo “mi hogar” se ha convertido en “un espacio más”, uno que carece de mi esencia.

Lo bueno es que esta sensación suele pasar luego de unas cuantas horas y siempre queda la esperanza de que cuando viva en MI lugar, será tan yo, pero TAN YO que una vez allí nada podrá sentirse mejor.

A %d blogueros les gusta esto: